El piloto que saludaba a su madre desde un avión de guerra

02 Oct 2017
1

El comodoro (R) Juan Carlos Delgado.


Quienes allá por los años 80's éramos niños o adolescentes, en la ciudad de Concepción, recordamos claramente las pasadas acrobáticas de aviones caza de la Fuerza Aérea Argentina.

Durante la siesta o la tarde, luego de escuchar un silbido lejano y creciente, desde el cielo irrumpía el estruendo de los motores a reacción sobre los crepitantes techos de las casas y las pacíficas calles de Concepción.

Eran aviones de guerra sobrevolando la ciudad, en ajustado vuelo rasante, que captaban la atención de todos sus habitantes. Absolutamente, no importa qué cosa estuviera uno haciendo, luego del susto inicial (el sonido inicial era un trueno) era urgente salir a ver las maniobras que estos aviones realizaban en el cielo nuestro de Concepción.

Era tal el sonido de los motores que los Douglas Skyhawk A-4 producían que algunos subían a las terrazas saltando de a dos o tres escalones; otros, estudiantes de secundario, salían corriendo de las aulas a desaire de los profesores que vanamente trataban de retener al eufórico alumnado.

Recuerdo una escena donde el docente de carpintería, el maestro Villoldo, intentaba sin éxito, munido de una escoba, bloquear la estampida de sus alumnos que se escabullía rumbo al patio central de la Escuela Técnica, donde se podían ver estos aviones saludar con giros y acrobacias a los maravillados espectadores.

Aquí pueden ver la entrevista que el fotógrafo y periodista concepcionense Héctor Herrera le hizo al hombre detrás de aquellas pasadas que eran también un espectáculo y un saludo a su pueblo natal, a su madre (que vivía en el Barrio Haimes) y a sus amigos de la infancia.

El piloto responsable de aquellas pasadas es el Comodoro (R) Juan Carlos Delgado, quien nació en Concepción en 1952 y organizaba aquellos vuelos, que a un mismo tiempo eran ejercicios programados de adiestramiento y pilotaje, y que se realizaban desde el Aeropuerto de Reynolds, en la provincia de San Luis. En el plan de vuelo simulaban atacar el Aeroclub de Concepción, y abordaban la ciudad bajando desde Las Estancias por el Río Las Cañas y luego por el Gastona, hasta pasar por la Perla del Sur. 

Además, el Comodoro Juan Carlos Delgado cumplió misiones de reconocimiento ofensivo, a bordo de aviones Morane Saulnier, durante la Guerra por las Islas Malvinas, donde tuvo un encuentro con un submarino nuclear, posiblemente ruso.

Sin más, los dejo con la nota que tan amablemnete cedió Héctor Herrera. 


Comentarios