La Casa de Papel, nos dieron gato por liebre

19 Mar 2018
1

La Casa de Papel

La Casa de Papel, nos dieron gato por liebre

Advertencia: Sin spoiler, o sea que no voy a develar ningún dato que haga a la trama de serie.

¿Que nos pasó?, ¿estamos seguros que la famosa Casa del Papel es tan buena como creemos?, o es un espejismo creado por una marea de gente que nos invita a subir a un tren, del que ahora no sabemos cómo bajar.

Un poco de info

La Casa de Papel, serie que estamos viendo en Netflix, es una serie española de 15 capítulos, 9 son los que componen una primera parte y 6 la segunda. Cuando Netflix adquirió los derechos para su distribución a nivel mundial, lo que hizo fue modificar los capítulos, ya que el formato español no coincidía con el de la plataforma (originalmente cada capítulo dura más o menos entre una hora diez a una hora veinte), así los 9 originales quedaron en 13 de 45 a 50 min y la renombraron como primera temporada. Lo mismo se va a ser con la segunda parte, la cual ya tiene fecha de estreno, el 6 de abril.

Es la serie número 1 de Netflix y no solo en nuestro país, o sea que superó barreras culturales e idiomáticas. Así y todo, tengo algunas cosas para decir. El plan maestro del profesor no es solo para el robo, también estamos incluidos nosotros, la audiencia. Esta serie es un producto de laboratorio, con todos los ingredientes que necesitamos para que la sigamos hasta el final.

Sin_t_tulo_1

Buenos o malos, esa es la cuestión

Los personajes, imposible no empatizar con alguno de ellos, ya sean buenos o malos, y si, por ahí sale querer ser como los malos, más si durante toda la serie El Profesor va a tratar de justificar el robo con ideas altruistas y contra sistema. Los secuestradores son más buenos que los secuestrados, los policías muestran facetas oscuras que ni los ladrones tienen, todo está bien confuso.

El Profesor, un manipulador sin escrúpulos, que está dispuesto a hacer cualquier cosa en pos del plan, matar (a pesar de la regla número uno), involucrarse emocionalmente (otra regla rota), al final todo es “haz lo que digo, no lo que hago”.

Tokyo, la chica que es más mala que las arañas, la chica sin Dios, ni patria, ni amo, pero que después de una charla con Moscú, termina leyendo libros de autoayuda, para después volver a lo mismo. Un personaje que empezó fuerte con grandes convicciones y que al final no era más que un envase vacío del cual nos cansamos.

Denver un personaje en 2 dimensiones que no tiene más aristas, tan corto que no hizo falta hacer flashback para explicar nada.

El único personaje que gana y avanza durante la serie es Berlín, ya que se va abriendo cual caja de pandora capitulo a capitulo, uno de los más logrados, en parte gracias al excelente trabajo actoral de Pedro Alonso. Uno de los mejores personajes de la serie, según mi opinión.

No nos olvidemos de Raquel, la inspectora, que empezó con inquebrantable moral, mostrando que estaba en un mundo de hombres donde ella tenía que hacer valer su lugar, pero que capitulo a capitulo esa bandera del feminismo que había alzado se fue diluyendo, desde comentarios machistas del jefe de inteligencia que le dice “ya tomaron el mando las hormonas”, hasta ella relegando todo por un hombre, valores morales, trabajo, familia.

Todavía hay mucho más, Alison Parker, Nairobi, pero esto se haría imposible de largo.

Sin_t_tulo_2

El Plan

¿Cuál es la táctica para que nos desesperemos por ver otro capítulo?, como verán todas las cuestiones importantes pasaban al inicio desarrollando lo que dejó colgado el capítulo anterior, acompañada de una innecesaria voz en off de Tokyo adelantando lo que está por pasar, y el final dejándonos al filo de la silla, con un solo deseo, ver un capítulo más. Pero ¿qué sucede en los otros 30 minutos?, nada, relleno, transcurren haciendo tiempo de la misma manera que El Profesor para seguir imprimiendo billetes. Por eso digo que hasta nosotros éramos parte del plan.

En fin

Les confieso que estuve atrapado por esta serie durante los 13 capítulos, mirando uno tras otro. No es una mala serie, ni mucho menos, pero no es lo que parece. Después de una semana de procesarla va perdiendo el brillo, de todas maneras, es una serie que no paro de recomendar, me fue mucho mejor que cuando recomendé Dark, porque La casa de Papel abarca un rango de público mucho mayor que la excelente serie alemana. Voy a escribir después que se estrene la segunda temporada, con otro tipo de análisis ya.

comentarios