Caso Viviendas: Durán pedirá licencia y se alejará del Ipvdu durante más de un mes

1

GUSTAVO DURÁN. El interventor del Ipvdu, en su oficina. LA GACETA / FOTO DE ANALIA JARAMILLO

La novedad se conoció en medio del escándalo por la decisión del Gobierno de desvincular a uno de sus colaboradores.

05 Oct 2017

En medio del escándalo por la desvinculación de Miguel Jiménez Augier del Instituto Provincial de la Vivienda y Desarrollo Urbano (Ipvdu), se supo que el interventor, Gustavo Durán, saldrá de licencia.

A partir de la segunda mitad de octubre, Durán, interventor de la institución, pedirá licencia por motivos de salud. Así lo confirmaron fuentes de esa repartición a LA GACETA. El funcionario se alejará entre 45 y 60 días del Instituto que preside desde hace alrededor de 15 años de forma ininterrumpida.

Mientras permanece de licencia, su patrimonio seguirá siendo investigado por la Justicia provincial, a través de la fiscala Adriana Giannoni.

El Poder Ejecutivo publicó ayer en el Boletín Oficial un decreto a través del cual desvinculó del organismo a Jiménez Augier. El ahora ex funcionario es investigado por la Justicia y está denunciado por presuntas irregularidades en el organismo. Había llegado a la repartición hace más de una década, de la mano de un decreto rubricado por el ex gobernador José Alperovich. El gobernador Juan Manzur lo había ratificado en su cargo cuando asumió en el Gobierno provincial.




Tras una investigación de LA GACETA, publicada en su programa “Panorama Tucumano”, la Justicia provincial comenzó a investigar el patrimonio de Durán, de Jiménez Augier y de Lucas Barrionuevo (coordinador de Programas Federales), quienes integraban la mesa chica de toma de decisiones en el Ipvdu.

Uno de los elementos que analiza la Justicia provincial es el patrimonio de Jiménez Augier, quien está involucrado en una serie de procesos civiles en los que hay información sobre sus propiedades. En este contexto, dentro de una caja de seguridad que le pertenece se encontraron U$S 500.000.

No se presentó

Por su parte, Barrionuevo todavía no se reincorporó a su actividad. El funcionario había sido suspendido por 45 días mientras se lo investigaba por su vínculo con empresarios de la construcción. Aunque el plazo venció y debería haber acudido a trabajar la semana pasada, trabajadores de su área dijeron que “no está yendo”. Según fuentes de la repartición, Barrionuevo habría pedido una licencia por motivos de salud.


Comentarios