El Senado avaló el retorno de Aerolíneas a manos del Estado

La Cámara Alta convirtió en ley el proyecto oficial de reestatización, con 46 votos positivos. La compra de las líneas de bandera tuvo un debate encendido que duró más de 11 horas. La oposición cuestionó el acta-acuerdo.

04 Sep 2008
1

ALGARABIA. Trabajadores de Aerolíneas Argentinas se concentraron en los alrededores del Congreso para seguir el avance de la sanción del Senado. DYN

Buenos Aires.- La Cámara alta aprobó anoche y convirtió en Ley el proyecto de reestatización de Aerolíneas Argentinas y de Austral, por lo que quedó muy cerca la vuelta definitiva de las empresas a manos del Estado, luego de 18 años de haber sido privatizadas.
En las deliberaciones que duraron más de 11 horas y fueron presididas por Julio Cobos, hablaron 32 legisladores sobre un total de 67 presentes en el recinto. En la votación, el oficialismo consiguió 46 "sí", contra 21 "no"de la oposición. De esta manera, el Senado sancionó la iniciativa del Ejecutivo, luego de que en Diputados se definió que no habrá nuevas privatizaciones y que el precio final de compra de las empresas será fijado por el Tribunal de Tasación de la Nación.
Este Tribunal deberá realizar valuaciones al 1 de julio de 2008, cuyo precio final será sometido a la aprobación del Congreso nacional. Además, habilita al PEN a cubrir las necesidades financieras de ambas firmas hasta el 31 de diciembre de 2008. La iniciativa contempla que el Estado comprará las acciones de Aerolíneas, Austral y sus empresas controladas Optar SA, Jet Paq SA y Aero Handling SA.
El oficialismo promovió la sanción sin cambios del proyecto en Diputados, pero sectores de la oposición cuestionaron el acta-acuerdo, que contiene un esquema para el traspaso de las acciones de la empresa al Estado.
Los oradores coincidieron en señalar que los problemas se iniciaron con la privatización decidida en 1990, y sin embargo nadie citó en ninguna oportunidad al ex presidente Carlos Menem, quien hoy es senador, pese a que no estuvo en el debate. Sólo una legisladora aludió que el mismo bloque que promueve la reestatización, entonces fue decisivo para el traspaso a manos privadas.
El titular de la bancada oficialista, Miguel Pichetto, acusó a la oposición de tener políticas destructivas y de actuar con carencia de sustentabilidad en los aportes. "No tienen ideas serias y responsables para mantener el servicio aéreo", dijo sobre las distintas sugerencias. Agregó que el modelo capitalista español fue depredador, "diría que casi colonial, de vaciamiento de los activos de Aerolíneas". "Iberia se quedó con los mejores activos y ocupó los principales espacios aéreos", se quejó.
A su vez, el titular del bloque radical, Ernesto Sanz, resaltó que existen acuerdos fundamentales entre el oficialismo y la oposición para tratar el tema, a diferencia del proceso de privatización de los 90, cuando hubo fuertes divisiones en las dos cámaras.
Afirmó que lo peor del proyecto oficial es el método de evaluación del acta-acuerdo, junto con la forma de cálculo según "el flujo de fondos a futuro". Y apuntó: "el acta favorece groseramente a la empresa española". Luego, criticó con dureza el secretario de Transporte Ricardo Jaime.
El oficialista Fabián Ríos, presidente de la comisión de Presupuesto, dijo que el vaciamiento de los activos lo hizo Iberia antes de 2001, y criticó la propuesta de quiebra y expropiación de empresas promovida por la oposición, como sugirieron.
En tanto, los gremios aeronáuticos festejaron frente al Congreso, donde se habían congregado para apoyar la iniciativa del Gobierno. Por su parte, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, festejó el "rescate" de Aerolíneas, y agregó que el país no quedará sin conexión aérea, como habría pasado con el grupo Marsans. (DyN-NA)
Comentarios