Cuáles son las pinturas más caras del mundo

Excepto por Leonardo Da Vinci, el resto de los autores son baluartes del pop art. Qué pasa en Tucumán y en el país. Ferias y subastas

MARILYN MONROE. LA obra de Andy Warhol fue subastada a casi 200 millones de dólares este año. MARILYN MONROE. LA obra de Andy Warhol fue subastada a casi 200 millones de dólares este año.

Cuando se intenta conocer cuáles son los artistas que venden a mayor precio son obligadas algunas aclaraciones, como si el interrogante se refiere a vivos o muertos, nada menos. Curiosamente, el no existir incrementa la cotización de las obras de arte en no pocos casos. Otra distinción: si se tratan de ventas públicas o privadas, en subastas o ferias, o en galerías; en países como Argentina es bastante generalizada, además la transacción directa entre artista y comprador.

En la sala Christie’s de Nueva York el 15 de noviembre de 2017 un comprador anónimo adquirió por 450.3 millones de dólares la pintura “Salvator Mundi”, de Leonardo da Vinci realizada para el rey Luis XII de Francia entre 1506 y 1513.

Hasta el momento, que se conozca, es la obra que más cara se vendió. Un millonario ruso la había comprada por 127,5 millones de dólares, y con un precio triplicado cambió de manos, y pasó a las de un príncipe saudí.

La segunda obra de mayor valor fue de Andy Warhol, realizada en los años 60 del siglo pasado, vendida por 195 millones de dólares este año. “Shot Sage Blue Marilyn” (1964) cuenta con un tamaño de 1x1m y se ha convertido en una de las imágenes más reconocidas de la carrera de Warhol. La actriz falleció en 1962. Una pieza renacentista del Quattrocento y otra del pop art. Lejos quedó el interés por los impresionistas, que movilizó a empresas y ejecutivos japoneses, en los años 80.

Hace algunas semanas el periodista mediático Jorge Lanata fue estafado por unas pinturas que pagó por cerca de 100.000 dólares. Sus colaboradores que brindaron la información lo presentaron como coleccionista, pero es difícil comprender cómo se confunde el óleo con la tempera. Mucho menos, una galería de arte que las ofreció. Y que la estafa haya quedado evidente recién cuando Jorge Lanata quiso vender esas pinturas de Juan Melé (un artista del grupo arte concreto, vanguardia argentina de los años 40).

Aunque los datos conocidos no sean exactamente iguales se sabe que existen 17.000 galerías en el mundo (1.500 solamente en Nueva York, con la mayor concentración). A las que hay que sumar centenares de subastas y ferias. En ese circuito hay decenas de millones de dólares que circulan. A Lanata lo estafaron en 100.000 dólares, pero algunos expertos dudan de la autenticidad de la obra del mismo Da Vinci (el debate no ha terminado) que al jeque saudí le costó 450 millones.

Artistas vivos

Pintor, escenógrafo, impresor y fotógrafo inglés David Hockney (85 años) contribuyó de un modo notable al movimiento pop art. En 2018 la casa de subastas Christie’s vendió su obra “Retrato de un artista (Piscina con dos figuras)” en 90.3 millones de dólares; lo que lo consagró como el artista vivo más caro del mundo. Una visita a California, un lugar donde Hockney vivió muchos años, lo inspiró a realizar una serie de pinturas realistas de piscinas con acrílico de colores brillantes, que entonces era nueva.

Pero en mayo de 2019, una subasta celebrada en Christie’s coronó al neo-pop Jeff Koons como el artista vivo mejor pago de la historia. Su escultura de un metro de alto “Rabbit” (1986), fue una de las estrellas del lote dedicado al arte de posguerra y contemporáneo: la refulgente figura de acero inoxidable fue vendida en nada menos que 91 millones de dólares, batiendo un nuevo récord de ventas. Ya en 2013, su polémico creador había superado el techo de los 50 millones de dólares con otra de sus esculturas, “Dog Balloon Orange”. Koons se hizo famoso con sus pinturas de sexo explícito con su esposa, la famosa prostituta Cicciolina, devenida en actriz porno y diputada en Italia.

En Argentina

Eduardo Costantini pagó casi 35 millones de dólares por un autorretrato de Frida Kahlo en una subasta. La cifra marcó un récord: fue la obra de arte latinoamericano más cara. Pero en 2019 su apuesta por el mural de Jorge de la Vega no tuvo éxito. “Rompecabezas” (1967) se vendió en la feria arteBA a 1,3 millón de dólares a un comprador cuya identidad es anónima, aunque se sospecha que fue adquirida por Hugo Sigman. El récord alcanzado por De la Vega en subastas era de 432.000 dólares (en Sotheby’s, en 2007), y Christie’s vendió en 2012 por 242.500 dólares uno de los cuadrados del “Rompecabezas”. La obra original consistía en 24 paneles con imágenes de hombres y mujeres tomados de la mano, concebidos para generar múltiples combinaciones al variar de ubicación. El Malba posee 17 de esos paneles, de un metro cuadrado cada uno.

De la Vega integró el grupo Otra Figuración en 1961 y luego se inclinó a realizar obras pop, en lo que se conoce como su etapa “Pop-Psicodelia/Blanco y negro”, entre 1966-1971.

Emilio Petorutti y Antonio Berni vendieron obras a 700.000 u 800.000 dólares a comienzos de este siglo.

En cuanto los artistas vivos, el ranking sigue liderado por Guillermo Kuitca, con su tríptico “Deng Haag- Praha”, mapas pintados sobre tres colchones para la Bienal de Sao Paulo, y que subastó Christie’s New York en 2016. Fue vendida a U$S 511.000. En segundo lugar ya se ubica el tucumano Gabriel Chaile, cuya instalación “Grupo Familiar” fue adquirida por Eduardo Costantini en la Bienal de Venecia, hace un par de meses. Aunque la galería no confirmó el precio, se sabe que no fue inferior a los U$S 350.000.

Los registros son más difíciles de acceder en esta provincia: en cantidad, de los artistas muertos parece que nadie supera a Aurelio Salas pero en precio, los que venden más alto son Ezequiel Linares y Timoteo Navarro. Una pintura de este último puede oscilar entre 7.000 y 8.000 dólares. Recientemente, una galería de arte ubicada en Barrio Norte vendió 11obras del jujeño Medardo Pantoja. En cuanto a los artistas vivos Pablo Ríos supera en cantidad de pinturas, entre $30.000 y $250.000. Alejandro Contreras Moiraghi y Rubén Kempa también figuran en la lista. Pero en rigor, no puede soslayarse que otros artistas como Jeronimo Salvatierra, Rosalba Mirabella igualmente se posicionan.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios