La próxima amenaza son las heladas

Los azucareros temen que los problemas que afrontan comprometan la producción

  Foto de Archivo LA GACETA / Osvaldo Ripoll Foto de Archivo LA GACETA / Osvaldo Ripoll

Los ingenios azucareros mantenían ayer un ritmo normal de producción al regularizarse el abastecimiento de materia prima. El único ingenio que sigue sin moler es el Ñuñorco de Monteros por problemas técnicos. Tras cesar el paro de los transportistas, el movimiento de camiones se hizo intenso en las rutas del interior. De todos modos la Policía siguió desplegada a lo largo de las carreteras para garantizar la circulación. Autoridades de esa fuerza informaron que en el sur tucumano la labor de los transportistas retornó a la regularidad y sin inconvenientes en las rutas.

Aunque cesaron las protestas, la escasez de gasoil sigue siendo el principal problema que enfrentan principalmente los transportistas de larga distancia. El nuevo ajuste de precio que impuso Refinor a ese combustible se constituyó en la novedad de la jornada. El litro del gasoil normal se fijó en $199 y el Premium a $220. En las estaciones de servicio YPF el Ultra se cotiza a $147 y el Infinia a $195. “La falta de este combustible pasa por una cuestión de precio. Se lo encuentra a más de $200. Y en una actividad en la que el precio del azúcar sigue siendo bajo, aunque con tendencia en alza, el que peor sufre la situación somos los productores”, advirtió Agustín Guillén, de la Unión de Cañeros del Sur (UCS). Los cañeros están en carrera contra el tiempo frente a los pronósticos de heladas. Para colmo el sector viene golpeado por la sequía, con pérdidas superiores al 15% de la producción. El fenómeno climático podría profundizar el perjuicio y achicar el período de zafra. Los productores tendrían previsto un nuevo encuentro con el ministro de la Producción Álvaro Simón Padrós. Concurrirían con una nutrida agenda de reclamos.

Asimetría

El titular del Centro de Agricultores Cañeros de Tucumán (Cactu), Otto Gramajo, sostuvo que el problema de abastecimiento y precio que enfrenta Tucumán con el gasoil se encuadra en la “vieja asimetría que padece el interior en relación con Buenos Aires y que convierte al federalismo en una simple declamación”. “Esta situación de desigualdad se da en casi todo el interior y este año se profundizó no por la guerra de Ucrania y Rusia, sino por la falta de dólares. Ahora recién se habla de que se adquirió más combustible cuando se lo hubiera hecho antes, con previsión”, sostuvo el dirigente. “No se puede justificar además diciendo que es un inconveniente que se vincula con un crecimiento de la producción, cuando se sabe que la seca hizo estragos con varios cultivos, entre ellos la caña de azúcar”, agregó. Gramajo estimó que con una helada las pérdidas en la actividad superarían el 30% de las plantaciones, con el porcentaje que ya trae de arrastre. De ahí que consideró vital que los ingenios adquieran en lo inmediato un ritmo normal de producción y que se garantice el abastecimiento de gasoil a los productores. De esta manera se reducirían las pérdidas. El dirigente insistió en la necesidad de discutir la falta de federalismo que ahora se hace visible con el gasoil, pero que también castiga a otros factores que tienen que ver con la producción en general.

Citrícolas

Aunque la Asociación de Transportistas de Cargas de Tucumán (ATCT) dijo que se mantiene la protesta para el transporte de cereales y citrus “en razón de que los referentes del sector no acercaron propuestas de negociación”, en el sur no hubo manifestación de los choferes de ese sector. Sucedió que los empresarios acordaron con los transportistas un incremento del 11% en la tarifa del flete. “Se trata de un ajuste muy reducido y que se da en un contexto en el que cada sector arregla a su manera, sin una tarifa única. La cuestión es trabajar ajustándonos a las dificultades que se presentan”, dijo el transportista Carlos Ortiz. “La realidad es que todos los días tenemos un precio nuevo de combustible. Y así se hace muy difícil movilizar los camiones”, finalizó.

Comentarios