La Boleta Única de Papel gana terreno entre los electores

Una encuesta de Poliarquía reflejó que el 67% de la ciudadanía está a favor de implementar este nuevo sistema de votación

AHORRO. La Fundación RAP estipula que el Estado puede ahorrarse hasta 3000 millones con la BUP. AHORRO. La Fundación RAP estipula que el Estado puede ahorrarse hasta 3000 millones con la BUP.

A poco más de un año de afrontar un nuevo proceso electoral que resolverá la futura conducción del país, el sistema de votación está en debate. Por impulso de la oposición, agrupada mayoritariamente en Juntos por el Cambio, la Cámara de Diputados de la Nación otorgó media sanción al proyecto de ley que busca implementar la Boleta Única de Papel (BUP) para suplantar a las tradicionales boletas de papel de cada fuerza política. Mientras en el Senado la discusión de este proyecto parece ralentizarse y el Frente de Todos (FdT) se muestra dispuesto a truncar su aprobación, entre la ciudadanía gana terreno la idea de reformar la manera en la que votamos.

En relación a esto, un estudio de Poliarquía Consultores demostró que un 67% de la población se manifiesta a favor de reemplazar el sistema actual por la BUP, mientras que solo el 27% de los consultados se opone.

El trabajo, que recolectó 1150 casos entre 40 ciudades de todo el país, sostuvo que al 72% de los encuestados le parece importante el ahorro económico que genera este sistema. Incluso, un 55% de los consultados que dijeron sentirse identificados con el FdT también se mostraron a favor de este punto. En relación a las ventajas medioambientales que ofrece la BUP, por la reducción en el uso de papel y tinta, la encuesta precisó que al 80% de los encuestados les parece importante cuidar el ambiente.

En el marco del encuentro virtual ‘Boleta Única es mejor’, que organizó la Fundación Red de Acción Política (RAP), Alejandro Catterberg, director de Poliarquía Consultores, aseguró que ante el escenario actual que afronta el país, el Gobierno nacional tiene la oportunidad de dar respuestas a la sociedad sobre una mejora en la claridad institucional. “No vemos que haya una emergencia de polémica. Y aunque surgen barreras de sectores políticos que pueden sentirse amenazados por esto, no hay en la sociedad gente que piense en ese sentido y por el contrario cree que puede ayudar a mejorar algunos aspectos del sistema actual”, sostuvo el analista.

A su turno, Alan Clutterbuck, titular de la RAP, también se mostró a favor de la posibilidad que el Congreso avance en este aspecto y permita la implementación de una nueva manera de elegir a nuestros representantes en los comicios del próximo año. “La BUP evita maniobras fraudulentas y su implementación no representaría un cambio improvisado porque ya se implementa en algunas provincias y esas experiencias son positivas para el sistema democrático. Incluso es un formato compatible con futuras reformas”, indicó en referente de la entidad. Y sostuvo que con esta modalidad, el Estado puede ahorrar hasta 3000 millones de pesos.

¿Mayor participación?

A raíz de los números expuestos sobre la aceptación de la ciudadanía a un nuevo sistema electoral, LA GACETA consultó si estas posturas también generarían una mayor participación ciudadana en los procesos electorales. Clutterbuck sostuvo que el modelo en debate permitiría que cada ciudadano sepa que el Estado garantiza que él pueda elegir a quien quiere con un costo más económico y con menor impacto para el ambiente.

Por su parte, Catterberg fue más allá y si bien destacó que esto aún no puede medirse, la implementación de la BUP tendría un impacto “indirecto” en la participación. “En estudios nacionales de opinión pública vemos un descontento generalizado, escepticismo y mal humor, desde hace unos 10 años”, detalló el consultor y remarcó que ese aspecto se evidenció en las elecciones de 2021, donde se registró la menor participación de votantes, desde el retorno de la democracia. “Esto puede ser un pequeño aporte contra otros factores que tienen que ver con el deterioro de la economía y demás problemáticas”, exclamó.

Ventajas: transparencia y representación

Además de destacar que la Boleta Única de Papel ayudaría a transparentar las contiendas electorales, el titular de la fundación RAP hizo hincapié en las garantías que ofrece esta modalidad de votación que ya se aplica en las provincias de Santa Fe, Córdoba y Mendoza. “Esta boleta no deteriora la gobernabilidad ni tampoco incentiva la inclusión de famosos en las listas. Justamente, esto hace una interpelación a la política”, exclamó Alan Clutterbuck. En relación a la no afectación en la gobernabilidad, el referente precisó que la boleta única permite al elector votar de manera cruzada a la hora de elegir repartir el poder.

En esta misma línea, Clutterbuck también remarcó la importancia de que la BUP no discrimina por género al garantizar los derechos y la equidad de género. “Por todo esto, la BUP no es del oficialismo o la oposición, sino de la sociedad”, manifestó.

SENADORES

Contra la poca transparencia

“La boleta única sería un tremendo avance para evitar los delitos electorales que ocurren desde los inicios de la democracia”, opinó la senadora Beatriz Ávila (PJS), del interbloque Juntos por el Cambio, quien no cree que el oficialismo acepte la Boleta Única de Papel en la Cámara Alta, donde tiene mayoría. La parlamentaria opositora entiende que ese sistema electoral valora la capacidad y el trabajo de los candidatos y permite que el ciudadano conozca a quién votará, “lo que en las listas sábanas partidarias eso no se da, donde muchos que no tienen vocación o capacidad van escondidos”. Ávila sostuvo que la boleta actual es un mecanismo perimido u poco transparente y que va en contra la igualdad de oportunidades y la armonía democrática. ¿En qué vereda creen que se parará el oficialismo?, se preguntó con ironía. La iniciativa garantizará el pleno derecho de elegir de los ciudadanos -prosiguió-, ya que en una única oferta electoral están todos los candidatos y eso no ocurre cuando hay múltiples boletas y muchas veces no se encuentran algunas en el cuarto oscuro. “También hará que toda la oferta esté presente en todo el país, en el caso de elecciones nacionales, eliminado así la posible desventaja de los partidos con menos recursos económicos y humanos. Por cada voto que llega a la urna hay unos 30 que se destruyen; si lo hubiésemos utilizado en las elecciones pasadas habríamos ahorrado unos $1.054 millones, que es la mitad de lo que se gastó, o sea que es un método moderno, transparente, ecológico”, sostuvo. Por eso resulta lamentable -acotó- que pese a las ventajas sea tan difícil volverlo una realidad para los argentinos porque del oficialismo anticiparon que no lo aceptan. “Pero no bajamos los brazos, obviamente defenderemos la iniciativa y bregamos para que este sea otro cambio positivo que si no lo conquistamos ahora, lo vamos a defender en las urnas en las próximas elecciones”.

Una salida poco conveniente

El senador por el oficialismo Pablo Yedlin (Frente de Todos) adelantó que la propuesta de la Boleta Única de Papel no será respaldada por el bloque mayoritario. Mencionó que el sistema electoral demostró que no es muy conveniente ya que, dijo, en los comicios de Córdoba, muchos votos resultaron anulados porque hubo demasiados inconvenientes para aplicarlo. “Es una mala solución a un problema que en Argentina no tenemos”, supo decir el ex ministro de Salud de Tucumán. A la vez, defendió el actual mecanismo de votación, al que calificó de transparente. Por el contrario, mencionó que en la BUP sólo aparecen los primeros candidatos de los listas, por lo que el votante no tiene toda la oferta electoral en la boleta, lo que para Yedlin afecta la calidad institucional y la transparencia electoral.

Decisión de índole partidaria

Tras señalar que el proyecto no está siendo tratado, la senadora Sandra Mendoza (FdT) señaló que las decisiones en materia electoral son de índole partidaria y no individual. “No estamos tratando un tema de cuestión moral, donde vale el decidir por sí mismo”, indicó la congresista para resaltar que acatará y acompañará lo que se resuelva el bloque, “porque soy disciplinada”.

Comentarios