El caso Kulfas: para unos es ruptura, para otros unidad

Matías Kulfas dejó su cargo como Ministro de Producción un día después de que el Alberto Fernández y Cristina Kirchner se mostraran juntos

EN TECNÓPOLIS. Cristina Kirchner y Alberto Fernández compartieron el acto por los 100 años de YPF.  EN TECNÓPOLIS. Cristina Kirchner y Alberto Fernández compartieron el acto por los 100 años de YPF.

El presidente, Alberto Fernández, y la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, se mostraron juntos en el acto por el 100 años de YPF el viernes pasado, pero la interna oficialista está más presente que nunca luego de que ayer el presidente le pidiera la renuncia a Matías Kulfas, quien estaba a cargo del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación.

La destitución de Kulfas (el presidente le pidió la renuncia el sábado) se dio luego de que desde su cartera se realizaran comentarios “en off” con críticas a las palabras de la vicepresidenta en el acto de Tecnópolis del viernes y se pusiera en duda la conducta de funcionarios que le responden políticamente.

Esta situación le valió al Gobierno ganarse numerosas críticas. Los tucumanos que ocupan cargos de poder dentro del Congreso argentino se quejaron de la falta de rumbo del país. “La verdad es que lo único que siento es vergüenza porque que institucionalmente la vicepresidenta le esté diciendo qué es lo que tiene que hacer al presidente, de quién se tiene que rodear, realmente muestra que el presidente no está a la altura del cargo que ostenta”, dijo Paula Omodeo, diputada por Juntos por el Cambio (JxC).

“Demuestra de alguna manera que la que tiene poder es Cristina. Y lo más grave de todo esto es que el perverso juego del kirchnerismo, que es parte del estrepitoso fracaso del Gobierno, es que para salvarse genera la idea de que son la oposición dentro del propio Gobierno”, agregó en una conversación telefónica con LA GACETA.

Entiende, además, que lo más peligroso del contexto actual es que existe una ansia por detentar el poder eternamente: “el peronismo, como siempre, de alguna manera está ensimismado en la sucesión y continuidad en el poder. Está realmente obsesionado con mantener el poder y en el medio estamos los argentinos”.

El diputado Domingo Amaya (JxC), por su parte, se refirió a la falta de unidad dentro del peronismo y a la necesidad de generar políticas de estado a largo plazo para salir del mal momento económico y social por el que pasa el país actualmente.

“El Gobierno nacional tiene un gran problema político, que fundamentalmente se ocasiona porque hay una gran disputa de poder entre el presidente y la vicepresidenta, en donde hoy eso tampoco hace que el Gobierno tenga un plan político-económico, es decir que no hay plan de gobierno, en especial en la política monetaria”, dijo el congresista tucumano. Y agregó: “tendrían que sentarse todos los sectores de la política y llegar a una gran meta y consenso en donde establezcamos un plan económico y una política monetaria a 25 años que no se pueda tocar, gobierne el partido que gobierne”.

La unión en proceso

Los tucumanos que forman parte del Congreso le “bajaron el precio” al conflicto entre los máximos referentes del justicialismo y opinaron que, pese a la renuncia de Kulfas, ya se ve un peronismo más unido que meses atrás.

“Son dos temas que, si bien tienen relación, no son iguales. Hay una situación dentro del bloque del Frente de Todos en el que se ven las diferencias entre presidente y vice, que se han expresado en decisiones parlamentarias, como cuando se firmó el acuerdo con el FMI. Sin embargo el otro día en la reunión en conjunto por los 100 años de YPF de alguna manera lo que se ve es un diálogo restablecido”, explicó Pablo Yedlin, senador por el FdT. Y explicó que la renuncia del ministro de Producción se dio luego de un “off” y que ese tipo de acciones no se toleran en una interna. “Es una situación compleja desde lo político, pero que debe resolverse. Y me parece que la vicepresidenta y el presidente en el acto del viernes dieron señales de que buscan eso”, indicó.

Sandra Mendoza, senadora por el Frente de Todos, sostuvo que el bloque está en un proceso de unión y el reflejo de eso fue el acto en Tecnópolis. Por otro lado opinó sobre la posibilidad de que Daniel Scioli sea el nuevo ministro de Producción y señaló que espera que el cargo lo asuma alguien del riñón de Cristina, aunque aclaró que se trata sólo de una apreciación personal.

Comentarios