Caso Adhemar: investigan el hackeo a las cuentas de Bacchiani

El ataque se produjo cuando los peritos de Gendarmería verificaban si el CEO tenía fondos. Polémica por el informe de los U$S11

CERRÓ SUS PUERTAS. El frente de la sucursal que Adhemar Capital tenía en la ciudad de Yerba Buena, en Solano Vera primera cuadra.  CERRÓ SUS PUERTAS. El frente de la sucursal que Adhemar Capital tenía en la ciudad de Yerba Buena, en Solano Vera primera cuadra. LA GACETA / FOTO DE FRANCO VERA

El caso de Adhemar Capital está lleno de situaciones extrañas que por ahora no tienen respuestas. Después que se conociera que Edgar Adhemar Bacchiani sólo tiene U$S 11 en sus cuentas, el juez federal Miguel Ángel Contreras confirmó que se detectó un hackeo en los depósitos que supuestamente tenía el ejecutivo en esa firma.

“En este momento estamos investigando un hackeo mientras trabajaban los técnicos de Gendarmería Nacional. La plataforma se le bloqueó a modo de protección. Es como equivocarse en una cuenta dos o tres veces. Se bloquea”, indicó el magistrado en una entrevista publicada en el diario “El Ancasti”.

El abogado tucumano Alfredo Aydar aseguró que ya tomaron cartas en el asunto. “Hemos solicitado que se inicie una investigación para determinar qué fue lo que sucedió. Al mismo tiempo, solicitamos que se redoblen las medidas de seguridad para que no vuelva a suceder lo mismo”, explicó el profesional en una entrevista con LA GACETA.

Binance, según la justicia cordobesa, sólo le bloqueó las cuentas a Bacchiani en febrero durante dos días porque él lo había solicitado por un supuesto ataque de hackers. Pero la aparente traba -todavía no fue confirmada por la firma- se habría producido días atrás, cuando el ejecutivo pretendía demostrar que sí tenía los fondos suficientes para iniciar un plan de pago a los inversionistas.

En Catamarca circularon dos versiones sobre lo que podría haber pasado. Una de ellas es que se trató de una maniobra realizada por el propio Bacchiani para seguir ganando tiempo o que fingió un ataque de hackers cuando en realidad habría sido toda una puesta en escena que tenía un solo propósito: hacer desaparecer el capital. “Todo puede ser posible, pero no podemos decir nada hasta el momento. Se están haciendo las averiguaciones al respecto”, indicó una fuente judicial de esa provincia.

Ecos

“Se habla mucho de los U$S 11 de la cuenta del afectado, pero hay pocas precisiones. Oficialmente, en Catamarca, no existe ninguna información al respecto. Tenemos que esperar antes de actuar”, explicó Aydar. “Esta es una causa muy grande y tenemos que esperar que se realicen nuevas medidas. Quizás no tenga los fondos en esa empresa, pero sí en otras. Tampoco se puede determinar si el capital está en criptomonedas o en dinero efectivo o en títulos. Seguimos con la convicción de buscar una solución para la gente”, señaló el profesional.

Jaime Roig, que representa al ahorrista que logró que una jueza tucumana trabara embargo en las cuentas del CEO, dijo que bajo ningún aspecto este es el fin de la historia. “Es una puerta que se cierra, pero quedan varias por abrir. Estamos tranquilos porque todavía queda mucho camino por recorrer”, señaló.

El fiscal federal catamarqueño Rafael Vehils Ruiz, uno de los que lleva adelante la causa, también se refirió a los fondos que se encontraron en la cuenta de Bacchiani. “Me gustaría saber la veracidad de esa información. Si no veo los papeles, no puedo hablar, sería una irresponsabilidad de mí parte. Tampoco lo niego porque insisto, no conozco. Hasta que no vea los documentos, para mí es un dato inexistente”, explicó en una entrevista concedida al diario “El Esquiú”.

Bruno Jerez, abogado que asiste a inversionistas de la vecina provincia, se mostró sorprendido por el resultado que consiguió la fiscala Rissi. “Es una información sorprendente que generó mucha preocupación en Catamarca. Es una prueba más de que la investigación no está transitando por buen camino. Con el tiempo se sabrá si los errores fueron intencionales o si hubo desconocimiento procesal”, señaló.

Denunciados

Jerez es uno de los profesionales que mayor protagonismo tiene en esta causa. No por pelear por los derechos de sus representados, sino porque el juez Contreras lo imputó de los delitos de alteración del orden público y estafas. “Evidentemente estas son las consecuencias de haber cuestionado desde un primer momento a la investigación y denunciar irregularidades en la pesquisa. Formo parte de un estudio en el que sólo asumimos querellas y siempre en casos difíciles, como investigar a sacerdotes denunciados por abuso y causas que están involucradas personas vinculadas al poder”, comentó.

Marcelo Strada es uno de los referentes de los inversionistas catamarqueños. Su figura es conocida por llevar el altavoz en cada una de las marchas que se realizan en la vecina provincia. Fue el que lideró la protesta en la que se quemaron cubiertas al frente del domicilio particular del magistrado que, públicamente, anunció que le iniciaría una causa por incitación al desorden público y calumnias e injurias. El hombre se presentó ayer ante la justicia federal por recomendación de sus abogados y, según declaró a los medios catamarqueños, hasta el momento no había ninguna presentación en su contra.

Comentarios