Caso Adhemar: Bacchiani tiene U$S11 en sus cuentas

La fiscala cordobesa Rissi recibió un informe de la empresa Binance donde confirma que el bloqueo de los fondos duró dos días

MOMENTO COMPLICADO. Bacchiani señaló que en esas cuentas tenía los fondos para devolver. Diario El Ancasti MOMENTO COMPLICADO. Bacchiani señaló que en esas cuentas tenía los fondos para devolver. Diario El Ancasti

La información que todos esperaban llegó a Córdoba. Son datos clave que terminarán generando un importante giro en el caso Adhemar. La fiscala Valeria Rissi recibió un informe de la empresa Binance detallando que en las cuentas del CEO Edgar Adhemar Bacchiani sólo tiene depositado U$S 11, por lo que no podría llevar adelante el plan de pago que había anunciado realizar.

La funcionaria, que investiga más de 110 denuncias en contra del ejecutivo que se registraron en esa provincia y que logró que se le dicte la prisión preventiva por estafas reiteradas en el marco de esa pesquisa, solicitó informe a la empresa que se encarga de administrar los fondos de operaciones con criptomonedas.

Y en las últimas horas, los responsables de la firma le contestaron. Según fuentes judiciales, no sólo le informaron que ese era el capital que tenía, sino otras cuestiones que terminan tirando por tierra todas las especulaciones que venían tejiendo.

Una alta fuente del Ministerio Público Fiscal de Córdoba, de acuerdo a las respuestas que consiguieron por parte de Binance, Bacchini sólo tuvo bloqueada su cuenta durante dos días. Y esa medida se tomó en febrero por expreso pedido del CEO de AC quien había denunciado que habían intentado hackear sus claves. También le informaron que no existe ninguna cuenta a nombre de Adhemar Capital.

Claras diferencias

El informe que tiene en su poder la justicia cordobesa es completamente diferente a los datos que maneja el juez federal de Catamarca Miguel Ángel Contreras. “El proceso ha quedado como en stand by. Primero porque al intentar desbloquear las cuentas al único punto que se ha llegado es que este hombre tiene una cantidad X de capital. Ese capital, según el informe que tenemos de la plataforma principal, está congelado, bloquedo”, señaló en una entrevista que publicó el sitio web del diario catamarqueño “El Ancasti”.

El magistrado le dictó el arresto domiciliario a Bacchiani para que destrabara sus cuentas con el fin de comprobar el capital que tenía depositado en esas cuentas. Para ello convocó un grupo de peritos de Gendarmería Nacional cuya misión iba a ser la de verificar el procedimiento que realizaba. El plazo que le otorgó fue de 72 horas y, al no haber podido avanzar, le dio una prórroga por el mismo tiempo.

Finalmente, los especialistas de la fuerza federal dijeron que no podían conseguir esa información, por lo que le revocaron la medida y lo enviaron al penal de Miraflores.

“No sabemos”, fue la respuesta de Contreras cuando fue consultado sobre si había algún indicio sobre los montos que tenía depositado Bacchiani. “Si él dice que tiene dinero suficiente para pagar, que la deuda asciende a tantos pesos, es una situación que solamente queda en palabras de él. Los técnicos de Gendarmería de algún modo penetraron a la base de datos para analizar, pero hay que tener en cuenta que la justicia de Córdoba secuestró dispositivos donde supuestamente también existen bases de datos”, añadió.

Un problema

Voceros de la justicia cordobesa señalaron que no pueden opinar sobre la investigación que realiza el juez federal porque no conocen los detalles. “La información que tenemos es la que nos brindó Binance, que no creo que sólo haya informado sólo de una cuenta”, indicó la fuente.

Vale la pena recordar que los cordobeses denunciaron a Contreras ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación por haber presionado a la fiscala Rissi a que declinara la competencia. Entendían que el magistrado podría haber realizado maniobras para favorecer al CEO de AC.

Bacchiani, cuando amplió su declaración indagatoria, dijo que él tenía dinero en sus cuentas y que, si le permitían trabajar en su casa, podría proponer un plan de pago, pero esa posibilidad se fue esfumando con el correr de los días porque no se demostró qué montos tenía depositados el ejecutivo en sus cuentas. Y ahora con el informe que recibieron los cordobeses, el panorama es más complicado aún.

“Tenemos que determinar cabalmente cuál es la deuda. Si él dice que es una deuda de un monto determinado y en los hechos resulta multiplicada y los montos son inferiores para enfrentar esa deuda, nos vamos a ver con un problema”, reconoció ayer en la entrevista.

La novedad también complica los planes de los inversionistas tucumanos. Uno de ellos había logrado que una jueza le trabara embargo por U$S 6.500 a las cuentas que Bacchiani tenía en Binance. “Tendremos que seguir buscando otros bienes que estén a su nombre”, explicó el abogado Jaime Roig, que representa al damnificado.

En Catamarca: dos heridos en una manifestación

Dos heridos, uno de ellos de gravedad en una manifestación; un intento de incendio al frente de la casa del juez federal que investiga el caso; y centenares de personas marchando por las calles de Catamarca, son algunas de las consecuencias de la tensión social que se vive en la vecina provincia por el cierre de Adhemar Capital y al menos otras cuatro financieras que no devolvieron el dinero a las personas que confiaron en ellos.

El hecho más grave se produjo el miércoles a la noche. Un grupo de 10 inversionistas se presentó en la casa del suegro de una de las propietarias de Stratton Financiera. Hubo una discusión que siguió con una pelea y terminó con una balacera. Resultaron heridos Eduardo Ramón Vélez (pariente de los financistas, que terminó baleado en sus piernas) y Julián Frías (uno de los que protestaba y que lesionado con un disparo en la cabeza). Un adulto y un menor fueron detenidos por las autoridades.

Además, el juez federal Miguel Ángel Contreras denunció a un hombre que prendió fuego al frente de su domicilio. Cuando llegó la Policía le quitaron un bidón con nafta. El acusado es uno de los referentes de los manifestantes.
Mientras tanto, por tercera jornada consecutiva, los damnificados marcharon por las calles de la capital catamarqueña.

Comentarios