Roberto Sánchez: “Quiero gobernar la provincia de Tucumán”

El diputado nacional de Juntos por el Cambio reconoció sus intenciones de suceder a Osvaldo Jaldo en 2023 para “revertir la realidad”

CONSTRUCCIÓN. Sánchez indicó que la UCR tendrá un rol protagónico en el armado de JxC. CONSTRUCCIÓN. Sánchez indicó que la UCR tendrá un rol protagónico en el armado de JxC. LA GACETA / FOTO DE JOSÉ NUNO

Roberto Sánchez habló de sus aspiraciones políticas a futuro y dejó declaraciones que repercutirán en Juntos por el Cambio. En Panorama Tucumano, el diputado nacional hizo un recorrido por su carrera política, afirmó que la Unión Cívica Radical es la “columna vertebral” de la coalición opositora y aseguró que su mayor deseo en la política es llegar a la gobernación de la provincia.

Revertir el retroceso

En relación a sus aspiraciones electorales, el dirigente radical confesó que trabajará para alcanzar el mayor cargo del Poder Ejecutivo “para cambiar la realidad”. “Sabemos que la provincia no está bien y queremos ser una alternativa válida para los tucumanos. Yo quiero ser el candidato de todos aquellos que quieran un cambio en la provincia porque hace años que venimos en retroceso, caminando como el cangrejo”, deslizó el ex intendente de Concepción.

Teniendo en cuenta que dentro de la coalición opositora otros dirigentes, como Sebastián Murga y Germán Alfaro también adelantaron sus intenciones de ocupar el cargo de Osvaldo Jaldo, Sánchez destacó que en algún momento habrá que conversar con el resto de los partidos de la coalición opositora para dirimir candidaturas. “Todavía no está definido, pero la manera que más represente al espacio será la que permita dirimir las candidaturas”, precisó. En esta línea, aclaró que no tiene diferencias con el intendente capitalino y que en cualquier oportunidad pueden juntarse a dialogar. “Con Alfaro hablamos cuando hace falta. Hablamos en las elecciones anteriores, para conformar el espacio, por ejemplo. No tengo problemas en hablar con él”, enfatizó.

Proyección

Sánchez sustentó sus aspiraciones en su recorrido como legislador provincial, intendente y su rol en el Congreso Nacional. “Tengo la experiencia en el municipio. En su momento tenía la posibilidad de seguir siendo legislador provincial y cuando tomé la decisión de ser intendente muchos me dijeron que estaba loco porque ser intendente era una picadora de carne. Nos animamos y lo conseguimos. Comenzamos con un municipio casi incendiando y demostramos que con sacrificio y mucha austeridad podíamos darle soluciones a la gente con agua, gas natural, cloacas, la feria franca municipal. Transformamos Concepción y eso se corroboró en 2019 con el acompañamiento de la gente”, detalló el diputado nacional.

Consultado sobre las necesidades que observa en Tucumán, el dirigente radical indicó que en Juntos por el Cambio están trabajando en la conformación de equipos sobre las distintas problemáticas. “La infraestructura de la provincia es muy poca. Si la comparás con otras provincias como Santiago del Estero, Catamarca, Salta o Jujuy estamos muy atrás y por eso queremos transformar la provincia con obras de nivel en caminos, escuelas y comisarías”.

Partido en marcha

Después del proceso interno que le permitió llegar a la presidencia de la Unión Cívica Radical (UCR) tucumana, el ex jefe comunal de Concepción dijo no estar arrepentido de conducir los destinos del partido centenario. “Había que normalizar el partido después de la intervención y por eso hemos conversado con toda la dirigencia, se hizo el proceso correspondiente y hoy el partido está en funciones”, precisó.

A pesar de que la Secretaría de la Justicia Nacional Electoral haya realizado “observaciones” en 215 autoridades proclamadas de la UCR local, Sánchez dijo que esto no constituyó un papelón sino “un error”. “El radicalismo siempre está en la mira. En la provincia hay unos 500 partidos y nosotros somos uno de los pocos con democracia interna, mientras que otros están con carpetas bajo el brazo ofreciendo partidos políticos”, lanzó.

Finalmente, Sánchez evitó confrontaciones con sus correligionarios y defendió la alianza conseguida para renovar las autoridades. “Ariel García no fue el ganador de la interna porque ganó el radicalismo”, sostuvo. Y agregó: “Quedaron heridos, pero todos pueden hablar porque tenemos un partido horizontal”.

Comentarios