La invasión rusa: el recuento de atrocidades no se detiene

Acusan a los rusos de usar la violencia sexual como arma de guerra. Logran evacuar a más personas atrapadas en la acería Azovstal

EL CAÍDO. Las ruinas de un helicóptero ruso quedaron abandonadas en el campo aéreo de la ciudad de Hostomel, en la región de Hostomel, mientras los ataques dirigidos por Moscú no se detienen en el este y el sur de Ucrania.  EL CAÍDO. Las ruinas de un helicóptero ruso quedaron abandonadas en el campo aéreo de la ciudad de Hostomel, en la región de Hostomel, mientras los ataques dirigidos por Moscú no se detienen en el este y el sur de Ucrania.
05 Mayo 2022

NACIONES UNIDAS.- Una tercera operación se lleva a cabo para evacuar a los civiles de la ciudad portuaria ucraniana de Mariúpol y de la sitiada planta siderúrgica Azovstal, dijo el secretario general de la ONU, António Guterres, al Consejo de Seguridad del organismo.

Las Naciones Unidas y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) han ayudado hasta ahora a casi 500 civiles a huir del área durante dos operaciones en la última semana. Guterres se negó a dar detalles sobre la nueva “para evitar socavar el posible éxito”.

“Espero que la coordinación con Moscú y Kiev conduzca a más pausas humanitarias para permitir que los civiles pasen seguros de los combates y que la ayuda llegue a los que tienen una necesidad crítica”, dijo ante el Consejo de Seguridad de 15 miembros. “Debemos continuar haciendo todo lo posible para sacar a la gente de estos paisajes infernales”.

La jefa de derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, dijo al Consejo de Seguridad que durante unas cinco semanas desde fines de febrero en áreas alrededor de Kiev, “las fuerzas rusas atacaron a civiles varones, a quienes consideraban sospechosos”. Rusia ha negado haber atacado a civiles.

“Los hombres fueron detenidos, golpeados, ejecutados sumariamente y, en algunos casos, llevados a Bielorrusia y Rusia, sin que sus familias lo supieran, y recluidos en centros de detención preventiva”, aseguró.

También acusan a los soldados rusos de usar la violencia sexual como arma de guerra. La enviada especial de la ONU a Kiev informó que son cientos las denuncias de violaciones a mujeres y niñas ucranianas. Entre las víctimas también hay niños y hombres.

La fiscal general de Ucrania, Iryna Venediktova, dijo esta semana que su oficina había recopilado informes de violencia sexual por parte de las tropas rusas contra hombres y mujeres de todas las edades, desde niños hasta ancianos.

Pramila Patten, representante especial de la ONU sobre violencia sexual en la guerra, en una conferencia de prensa en Kiev, dio cuenta de las dificultades para conseguir condenas para este tipo de delitos.

Agregó que puede ser particularmente difícil para los hombres sobrevivientes de violación denunciar el crimen. “Es difícil para las mujeres y las niñas denunciar la violación debido al estigma, entre otras razones, pero a menudo es aún más difícil para los hombres y los niños denunciar. Tenemos que crear ese espacio seguro para que todas las víctimas denuncien los casos de violencia sexual”.

Advirtió que docenas de casos de violencia sexual que están bajo investigación hasta el momento “solo representan la punta del iceberg”, e instó a los sobrevivientes a presentarse y a la comunidad internacional a encontrar a los perpetradores y responsabilizarlos. “La documentación de hoy será el enjuiciamiento de mañana”, dijo.

El embajador de China ante la ONU, Zhang Jun, describió la crisis humanitaria causada por el conflicto como “espantosa” y dijo que el aumento de las víctimas civiles era “profundamente lamentable”. Hizo un llamado a todas las partes para que ejerzan la máxima moderación para evitar herir a los civiles.

“La entrega de armas no traerá la paz y el conflicto no tiene ganadores”, dijo Zhang. China presiona para que se entablen conversaciones para poner fin a la guerra y cuestiona que los países occidentales faciliten armamento a Ucrania.

Guterres también advirtió que la invasión rusa a Ucrania iniciada el 24 de febrero estaba ejerciendo aún más presión sobre el mundo en desarrollo.

Le dijo al Consejo de Seguridad que estaba listo para facilitar conversaciones sobre “reintegrar la producción agrícola de Ucrania y la producción de alimentos y fertilizantes de Rusia y Bielorrusia en los mercados mundiales, a pesar de la guerra”.

Rusia llama a sus acciones en Ucrania una “operación especial”, pero hay reportes que indican que el presidente ruso, Vladimir Putin, podría declarar formalmente la guerra el 9 de mayo, aniversario del “Día de la Victoria” sobre la Alemania nazi, hace 77 años, y que usualmente se celebra con un gran desfile, en Moscú. (Reuters-Especial)

Comentarios