Una dura lucha por la Copa “Club LA GACETA”

Los Tarcos (Hipoglós) es candidato como defensor del título, pero hay varios aspirantes más.

DEFINICIONES APASIONANTES. La final por la Copa de Oro “Club LA GACETA” suele definirse por diferencias mínimas. la gaceta / foto de osvaldo ripoll DEFINICIONES APASIONANTES. La final por la Copa de Oro “Club LA GACETA” suele definirse por diferencias mínimas. la gaceta / foto de osvaldo ripoll
29 Enero 2022

Uno de los motivos por los cuales el Seven de Tafí del Valle se ha sostenido a lo largo de más de 20 años con creciente éxito hasta alcanzar la jerarquía de clásico es porque ha sabido congeniar la faceta deportiva con la social. Esta última nunca ha ido en desmedro de aquella, y así cada edición se ha resuelto con definiciones apasionantes y de muy alto nivel de juego.

Pero hay más: lo que ocurre en la altura de los cerros poco tiene que ver con lo que ocurre en el llano. El Seven de Tafí del Valle es un mundo aparte. En gran parte, porque a las particularidades del seven (por muchos considerado otro deporte distinto al rugby de 15) se le suman los 2.200 metros de altitud. Cada tiempo dura solo siete minutos, pero el espacio a cubrir dentro de la cancha es mucho mayor y el oxígeno es bastante más escaso, por lo que la preparación física cobra una importancia todavía mayor a la habitual. Saber gestionar el aire en los pulmones puede marcar la diferencia entre ganar o perder un partido.

Hagan sus apuestas

Como campeón defensor de la Copa de Oro “Club LA GACETA”, a Los Tarcos (que en esta edición se llamará Hipoglós) le cabe la etiqueta de candidato. El club del ex aeropuerto le ha ido agarrando el gusto a la modalidad de siete jugadores, y en cada convocatorias al seleccionado tucumano de seven siempre hay varios “rojos” en la lista. Y de hecho, Ricardo Gravano (uno de los entrenadores de Tucumán 7) será quien esté al mando en el intento de retener el primer lugar. Con figuras de calibre como Agustín Cortés y Nicolás Alvizo, junto a otros experimentados en la materia y algunas caras nuevas, Los Tarcos saldrá a imponer condiciones en la Zona 2. Allí estará junto a Pepsi Black (Lawn Tennis), Neogen (seleccionado de Salta) y Picon (Universitario).

No obstante, a la luz de lo acontecido en las últimas ediciones, el candidato más obvio es Huirapuca: el equipo de Concepción, que este año competirá bajo el nombre de Unsta, se ha posicionado como una potencia en la disciplina reducida. A “Huira” le gusta jugar el Seven de Tafí, y así lo prueban las ocho finales consecutivas que lleva (2013-2020), de las cuales ganó cuatro. Al frente estará alguien que sabe cuánto pesa la Copa de Oro por haberla levantado en un par de ocasiones: Macario Villaluenga. “Va estar lindo el Seven, duro como todos los años. Todos se preparan bien y les gusta jugarlo. En la zona nos tocaron dos equipos salteños, que siempre son difíciles y juegan bien. Y Buenos Aires, que seguramente será un rival complicado. Igualmente confío en los chicos, podemos hacer un buen papel”, analiza el ex wing de los Naranjas. Lógicamente, avizora una posible revancha contra Los Tarcos. “Tienen un buen equipo, vienen jugando hace varios años juntos, así que seguro son candidatos”, anticipó.

Dentro del lote de aspirantes serios al oro está Universitario, el que hasta la aparición de Los Tarcos en 2020 venía siendo el principal obstáculo para Huirapuca. De hecho, entre 2016 y 2019 se había construido una especie de clásico entre “Serpientes” y concepcionenses. La “U”, bajo la identidad de Picon, intentará reconquistar el título que ganó en 2017.

Si bien todavía no pudo alcanzar el trofeo mayor de Tafí, Natación y Gimnasia viene creciendo en las últimas ediciones, y en la de 2020 se quedó con la Copa de Plata. El campeón del Apertura tucumano 2021 (aquí se llamará Gemsa) cuenta con jugadores muy veloces que pueden explotar los espacios que ofrece el seven. Y aunque pasó mucho tiempo desde la última vez que logró consagrarse (2012), Tucumán Rugby (ahora Kusto) es el club anfitrión y dispone de una base que se adapta perfectamente al vértigo de la modalidad reducida. Jockey, por su parte, intentará sorprender como representante de la Municipalidad de Yerba buena

Los equipos salteños también han mostrado pericia en la modalidad seven, siendo finalistas y campeones en varias ediciones. En esta oportunidad, habrá una doble representación: estarán Universitario de Salta (Naranja X) y los Mayuatos 7 (Neogen). Los equipos provenientes de Buenos Aires (Canterbury y Pipas-Rugby Solidario) lo tendrán difícil al igual que Curne (Leno) por no estar acostumbrados a jugar a estas alturas, pero si algo tiene el Seven de Tafí es que está abierto a sorpresas.

Comentarios