El arco de San Martín es una gran responsabilidad para Sand

El nuevo arquero del "Santo" tendrá la misión de suplir a un emblema, Ignacio Arce.

06 Ene 2022
1

POR EL PUESTO. Sand posa con el entrenador de arqueros, Fabián Velardez y Nicolás Carrizo, que también buscará su oportunidad para defender el arco “Santo”. prensa c.a.s.m.

Llega con la vara bien alta. Luego de la sorpresiva salida del arquero emblema Ignacio Arce, pese a haber recibido una buena oferta económica, San Martín buscó un referente en el tema para cubrir el puesto vacante, y logró cerrar a Darío Sand, uno de los puntos más altos en la pasada Primera Nacional. Si bien su ex equipo, Agropecuario, no llegó a zona de Reducido, el hermano menor del goleador de Lanús tuvo una gran temporada en el “Sojero”, lo que le permitió soñar hasta el final.

Sin embargo, lejos de creer que será fija en todo lo que vendrá, Sand se muestra cauto y más teniendo en cuenta que tendrá que ser el reemplazante de “Nacho” Arce, uno de los mejores arqueros de la categoría y muy querido por la afición “rojiblanca”.

“Uno viene con las mejores ideas, a tratar de jugar, ser titular y aportar lo que uno sabe al equipo. Pero, también están ‘Nico’ (Carrizo) y Juan (Jaime) en el plantel y cualquiera puede jugar”, dijo el arquero, de 33 años.

Sand no dudó en llenar de elogios a “Nacho” aunque, aseguró, él también, que tiene lo suyo para defender los tres palos. “A él lo quieren mucho en el club, la verdad es que el equipo anduvo muy bien todos los años y en los campeonatos en los que él estuvo. Creo que es una oportunidad y un desafío para mí poder jugar en este club. Me siento confiado y capacitado de poder hacerlo”, aseguró.

Su llegada a La Ciudadela hizo eco en todos lados. Esto debido a que el arquero, que se inició en Huracán de Tres Arroyos y tuvo pasos por Libertad de Sunchales y Rampla Juniors de Uruguay, desistió de jugar -pese a haber sido presentado- en Deportivo Madryn. Finalmente, tras la caída inesperada del pase, el conjunto de Madryn, contrató a Yair Bonnin, arquero proveniente de Deportes Rangers de Chile. Por su parte, Sand, lejos de polemizar, le puso paños fríos al asunto

“No pasó nada, simplemente elegí venir a San Martín y nada más. Por lo grande que es y por lo lindo que debe ser jugar en este club, así que por eso me decidí”, afirmó.

En la decisión de elegir Tucumán como nuevo destino influyeron, en gran parte, la manera de trabajar del técnico Pablo De Muner y los consejos de su hermano José, a quien considera como un referente en su vida.

“De Pablo, tengo las mejores referencias. Cómo jugaba el equipo siendo protagonista fue muy parecido a lo que nosotros hacíamos con Manuel Fernández. Por lo qué me está tocando ver ahora, es muy parecido: es un trabajador”, contó Sand.

“Con mi hermano hablamos mucho, es como un consejero para mí, como una guía. Ni bien salió la posibilidad de venir a San Martín, hablamos un poco de lo lindo que sería esta oportunidad. Me pidió que me entrene mucho, como lo hago siempre. A la hora de poder jugar, estar tranquilo y hacer lo que uno sabe”, añadió sobre la charla con su hermano “Pepe”, el histórico goleador de Lanús.

Entusiasmado por jugar un partido con la hinchada en La Ciudadela, Sand agradeció el cariño recibido desde el primer día y explicó con qué se puede encontrar el fanático.

“Viviéndolo de afuera, vi que el hincha hace lo que tiene que hacer: va a la cancha, alienta y tira para adelante. Ahora lo voy a vivir desde adentro y seguramente va a ser así. También, quiero darle las gracias porque me llegan muchos mensajes de cariño. Los hinchas se van a encontrar con un juego sobrio. Trataré de dar tranquilidad y confianza a mis compañeros al momento de jugar” cerró Sand, el nuevo dueño del arco “santo”.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios