Un ambicioso plan para el futuro de San Martín

Matías Torres, coordinador de divisiones formativas, cuenta cómo se desarrollan los talentos.

05 Ene 2022
2

EN EL COMPLEJO. Matías Torres remarca que uno de los aspectos más difíciles es tratar de que los padres de los chicos entiendan que no todo pasa por ganar.

Nadie se hace futbolista de un día para el otro. Si bien muchos ya nacen con el don de “jugar bien a la pelota”, a eso luego se lo debe desarrollar con trabajo y sacrificio. En San Martín entiendieron que la única forma de crecer y nutrir al plantel de Primera en la medida de otros clubes importantes (como Argentinos Juniors, Lanús o Rosario Central) es llevando a cabo un arduo trabajo en la formación de los futuros cracks. Por eso, no es casualidad que las inferiores del “Santo” se hayan quedado con tres de los cuatro títulos del Clausura (2004, 2005 y 2006) y uno el Apertura (2003); a lo que hay que sumarle varios primeros, segundos y hasta terceros puestos desde la categoría 2007 a la 2013.

Al respecto, LG Deportiva habló con Matías Torres, coordinador de divisiones formativas, sobre cómo vienen trabajando los “rojiblancos”: “nuestro proyecto lleva cuatro años, con un gran acompañamiento de la parte dirigencial, que es clave para poder formar a los chicos de la mejor manera. Contamos con un gran y numeroso grupo de profesionales a cargo de cada categoría”, arrancó Torres, para pasar luego a desarrollar el plan central que consiste en “armar la estructura de divisiones formativas con el formato de un equipo de Primera. Es decir, sumaremos a la escuela de fútbol el formato de inferiores, así ellos ya trabajan al nivel de equipos de la alta competencia. Esto nos permitirá estar bien parados ante una futura participación en torneos de la AFA, hará cambiar toda la estructura hacia abajo y potenciará aún más a los chicos, ya que recibirán mayores estímulos de entrenamiento. Se le sumará, por lo tanto, el trabajo interdisciplinario de diferentes áreas que venimos armando desde el departamento de preparación física, a cargo del profesor Gonzalo Cano, actual PF de Primera”, detalló.

Adaptación

En estos dos últimos años la tarea no fue sencilla. El coronavirus complicó todo lo planificado en un principio. “La pandemia nos llevó a estudiar y analizar nuevas formas de entrenamientos, manejos, procedimientos, todo lo referido al fútbol y la convivencia con este virus desconocido para todos. Trabajamos en diferentes días, turnos, burbujas y en cantidades reducidas de chicos, algo que complicaba todo, más aún sin saber si se volvería a jugar en forma oficial. Todos aprendimos a valorar que lo importante es la salud ante cualquier cosa”, subrayó Torres.

TRES. Torres hace referencia a los tres títulos conquistados con las inferiores.

“Una vez que las restricciones cedieron un poco, empezamos a trabajar en forma más normal”, continuó Matías, quien fue ayudante de campo de Floreal García ante la salida de la dupla de Favio Orsi y Sergio Gómez.

No todo es ganar

Torres comentó que todas las divisiones trabajan de forma integrada, desde los más chiquitos hasta la primera de la Liga. “Cada ‘profe’ sabe qué debe hacer a cada edad de los chicos”, agregó. Con algo que deben luchar siempre, más tratándose de los más pequeños, es con los padres. “Porque a veces no entienden que no todo es jugar al fútbol y ganar. Está todo armado para que respeten los momentos y edades de los chicos y qué se debe trabajar con ellos. En eso no vamos a renunciar”, exclamó Torres.

Por otro lado, aseguró que “los resultados se están viendo. Cuando los chicos llegan a inferiores, ya lo hacen con una base mucho más firme técnica, táctica, motriz, coordinativa. Los campeonatos conseguidos son un fiel reflejo de esa evolución”, cerró Matías, que augura seguir por el camino trazado para poner a San Martin en los primeros planos con futuras estrellas.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios