Ahora la OMS pide no entrar en pánico por la variante Ómicron

La científica jefa del organismo dijo que es demasiado pronto para determinar si las vacunas contra el covid-19 tendrán que ser modificadas para combatirlo.

ALERTA. Identifican preliminarmente en Brasil dos casos de la variante ómicron. ALERTA. Identifican preliminarmente en Brasil dos casos de la variante ómicron.
03 Diciembre 2021

La científica jefa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) instó a la gente a no entrar en pánico por la aparición de la variante ómicron del coronavirus y dijo que es demasiado pronto aún para determinar si las vacunas contra el covid-19 tendrán que ser modificadas para combatirlo.

En declaraciones efectuadas en una entrevista en el marco de la conferencia Reuters Next, Soumya Swaminathan también afirmó que es imposible predecir si ómicron se convertirá en la variante dominante.

Ómicron se ha afianzado en Asia, África, América, Oriente Medio y Europa y ha llegado a siete de las nueve provincias de Sudáfrica, donde se identificó por primera vez. Muchos gobiernos han endurecido las reglas de viaje para evitar la variante.

Aún se no se conoce mucho sobre ómicron, que se ha detectado en más de dos docenas de países mientras partes de Europa se enfrentan a una ola de infecciones de la variante delta.

Australia se convirtió en el último país en informar sobre la transmisión comunitaria de la nueva variante, un día después de que se encontró en cinco estados de Estados Unidos.

El portavoz de la OMS, Christian Lindmeier, dijo antes en una reunión informativa de Naciones Unidas en Ginebra que los fabricantes de vacunas deben prepararse para la posibilidad de tener que ajustar sus productos.

Ugur Sahin, director ejecutivo de la biotecnológica alemana BioNTech, que fabrica una vacuna contra el COVID con Pfizer, dijo a Reuters Next que deberían poder ser capaces de adaptar sus dosis con relativa rapidez. Asimismo, indicó que las vacunas actuales deberían seguir brindando protección contra una enfermedad grave pese a las mutaciones.

Takeshi Kasai, director de la OMS para el Pacífico Occidental, afirmó en una rueda de prensa que las vacunas son la solución y que los controles fronterizos solo pueden comprar tiempo.

"La gente no debe confiar solo en las medidas fronterizas. Lo más importante es prepararse para estas variantes con una potencial alta transmisibilidad. Hasta ahora, la información disponible sugiere que no tenemos que cambiar nuestro enfoque", señaló.

Kasai instó a los países a vacunar completamente a los grupos vulnerables y a ceñirse a medidas preventivas como el uso de mascarillas y el distanciamiento social.

Casi 264 millones de personas fueron infectadas por el coronavirus desde que se detectó por primera vez en China a fines de 2019, con 5,48 millones de fallecidos, según un recuento de la agencia Reuters. (Reuters)

Comentarios