Tucumanos recuerdan a Maradona - LA GACETA Tucumán

Tucumanos recuerdan a Maradona

25 Nov 2021 varios autores
2

“Egipto, años ‘70. La excursión por el río Nilo tendría un plus inesperado: en Asuán desembarcaríamos para ver pasar el auto que llevaba a Anwar el Sadat y Menahem Begin a una de las reuniones que culminarían en Camp David con el tratado de paz entre Egipto e Israel. Pasó el auto, ante la algazara general, mientras, indiferente a la historia, un grupito de adolescentes entunicados y descalzos pateaban con entusiasmo la pelota. “¿De dónde sos?”, me preguntó uno de ellos, en inglés. “¡Argentina!”, le respondí. Y a coro, todos gritaron: “¡Maradona!” Maradona, producto de exportación, pensé, si se trata de excelencia y alegría, en buena hora. Afuera se lo extraña tanto como acá”. Eugenia Flores de Molinillo. Escritora-docente

“Tengo 17 años así que no lo viví en su esplendor. Pero viendo videos y por lo que me cuenta mi familia sé que fue y será un grande para todos los argentinos. Un embajador que llevó a nuestro deporte a lo más alto. Eso sí me genera cosas. ¡Vi sus goles y son increíbles! Va a estar en la mente de todos para siempre. La 10 de Maradona siempre va a estar presente en mucha gente”. Lautaro Mambrini. Jugador de pádel

“A Diego lo extraño mucho, es difícil aceptar que se fue y por eso todo el tiempo veo fotos o videos de él. Nunca perdió lo más significativo, su humanidad y por eso todos nos veíamos reflejados y cumplíamos nuestros sueños con él. Hoy, la ausencia de su palabra es notoria en cada injusticia del fútbol actual”. León Suárez. Estudiante de psicología

“Para los que amamos el fútbol, Diego es un amor a primera vista, un amor eterno. Formó parte de mi niñez y me dio alegrías imborrables, que hasta hoy recuerdo como si las hubiese vivido ayer. Su temple de líder luchador es una inspiración para mí en muchos aspectos de mi vida. Fue como un personaje de un cuento fantástico que uno lee con pasión. Se lo extraña como se extraña a un amigo. Se extraña su presencia y todo lo que generaba. Aunque creo que sigue más vivo que nunca en la conciencia popular. Sólo mueren los olvidados”. Mario Albarracín. Artista visual-publicista

“Diego y Maradona. Dos potencias. La de hacernos pensar, decir y sentir tan intensamente como sea posible. La crudeza para poner sobre la mesa los temas, todos, sin excepción. Quien supo distinguir la pelota del fútbol, sutil genialidad de su hábil zurda verbal. Rebelde y arrebatada, artística y letal. En cada rinconcito, sea a la vista o en el silencio de la intimidad, el infinito afecto del pueblo global, colgando de un precario alambrado o en el vestuario de las grandes ligas, ese nombre que es uno y millones a la vez, que es sonrisa y pesar, dolor y esperanza, siempre”. Juan Pablo Lichtmajer. Ministro de Educación de Tucumán

“Se extraña, y mucho, su temperamento y las actitudes de grande que tenía. Sobre el final de su vida, miraba a Gimnasia de La Plata sólo por él y para ver las cosas que hacía desde el banco. Quizás con el paso del tiempo sea menos, pero nunca lo olvidaremos del todo. Gracias a Dios todavía tenemos a Messi”. Nelson Ledesma. Jugador de golf

“Su partida fue como la de un familiar, porque Diego es el pueblo argentino. En casa se sufrió bastante. Hoy me emociono cuando hay un brindis, escucho canciones que hablan de él o veo videos de partidos o jugadas. Ante la injusticia se lo extraña y por supuesto que nos faltó esa noche de julio cuando ganamos la Copa América”. Julián Beltrán. Empleado

“Como deportista me pareció impresionante y algunos de sus pensamientos también. En el fútbol y en defender la bandera era inalcanzable, era un ícono, la pasión, el fuego, el corazón. También lo fue en cuestión social. Yo me quedo con sus desafinaciones, pero con el fuego y el corazón. Con el deporte hizo disfrutar al pueblo y lo unió. Extraño lo que generaba cuando abría la boca, su parte mediática y algún pensamiento social. En general, es algo inexplicable ese magnetismo que tenía”. Noralía Villafañe. Cantante

“Para mí Maradona pasó todos los límites, para bien y para mal. En la balanza me quedo con los límites que pasó para bien. Fue un orgullo nacional, reconocido por todas las hinchadas. Su partida nos dolió mucho a la inmensa mayoría que los que lo queríamos y a aquellos que no aceptaban su manera de ser. Tuve la oportunidad de estar en su velorio. Lo he sentido muchísimo. En lo social lo identifico con el peronismo, como un chico humilde que ha podido traspasar todos los estratos”. Darío Monteros. Intendente de Banda del Río Salí

“Su figura me llega al corazón por lo que representa, más allá de sus contradicciones. No soy un fanático que no ve lo malo que hizo, era humano como cualquiera de nosotros y lo banco por eso. Se lo extraña porque él siempre estaba ahí con sus salidas brillantes”. Mauricio Mahtuk. Estudiante de abogacía

“Lo extraño y mucho. ¿Por qué? Para los que amamos el fútbol fue importantísimo por todo lo que hizo. Me fue muy difícil asimilar la partida de nuestro ídolo. Tuve la suerte de conocerlo y poder compartir charlas y momentos con él y me parece que fue un sueño. Con el aniversario siento dolor y es imposible no recordarlo. Duele no tenerlo. Hernán Rosales. Jugador de fútbol

“Fue un ídolo, un gran jugador, un prestidigitador de la pelota, en el fútbol representa lo máximo: la habilidad, el virtuosismo con los pies. Me acuerdo en la Universidad de Oxford lo que hizo con una pelota de golf, los jueguitos con el pie. En el Mundial de EE.UU. se produce un quiebre en su historia. Ahí empieza otro Maradona, que comienza a descender y empieza a parecer el Maradona con la boca, cuestionador, bocón, transgresor. ¿Si lo extraño? No, yo al que extraño es al general Perón (se ríe). No, sí se lo extraña”. Hugo Gramajo. Actor

“Recordar a Maradona es recordar a una persona con facetas tan múltiples y antagónicas que no pueden pasar inadvertidas y que generan sensaciones de las más diversas índoles. No creo ver en vida un futbolista tan espectacular y virtuoso como Diego; fue el mejor de todos los tiempos, sin dudas. Lo primero que extraño es su fútbol. Pero también me genera una tristeza enorme la decadencia física y moral con que terminaron sus días. Sin dudas, es un epítome de las contradicciones de un ser humano”. Rodolfo Ocaranza. Secretario de Gobierno de San Miguel de Tucumán

“Se lo extraña y mucho. Fue una figura mundial pero lo más importante para mí es que fue una persona muy amable y agradable. Siempre estuvo interesado en otras disciplinas deportivas y eso es un gran gesto. Nos enseñó a ponernos la celeste y blanca y dejar la vida por ella. En cuanto a lo deportivo destaco mucho el liderazgo y las ganas de ganar que tenía”. Pablo Urchevich. Jugador de voley

“Extraño a Maradona por lo que él fue capaz de generar. Fue capaz de demostrar un amor por el fútbol que no sintió otro futbolista y eso nos llena a los fanáticos y nos hace vivir de su recuerdo. Uno escucha el relato de Víctor Hugo Morales en el gol contra los ingleses y sabe que nunca habrá otro así, ni un relato igual”. Nicolás Robles. Técnico en higiene y seguridad

“Viví en Londres y cuando decía que yo era de Argentina, me decían: “¡Maradona!” Y a donde iba, a Grecia, a España o Francia… era lo mismo. Maradona, como Mercedes Sosa, eran las dos personalidades a través de las que se visualizaba la Argentina. Me gustaba verlo jugar, la fuerza, el empuje, saltaba altísimo, esas gambeteaditas eran como un bailecito, tenía un manejo corporal y espacial increíble. En mi casa, lloramos todos cuando murió. Se lo extraña en el sentido de la patria. Por ahí hay una ambigüedad, el feminismo no lo quiere porque está en desacuerdo con su vida personal en relación con la mujer. Es otro tema a tratar. Como deportista marcó a nuestra generación y a otras desde que él apareció. Fue un deportista, y un artista”. Patricia Sabbag. Bailarina-directora de ballet

“No tuve la suerte de verlo jugar en su mejor momento, pero puedo decir que lo extraño. Vi videos y como hincha de Boca siempre me generó una gran admiración. Me hubiese gustado verlo dirigir a Boca. Daniel Orresta. Jugador de básquet

“Representa la épica, en el sentido de ser el mejor del mundo y de Argentina, el autor de la victoria contra los ingleses, la canchería de hacer el gol con la mano. Lo que logró es muy fuerte, no sólo como artista de la pelota, sino por todo. ¡Cómo no se lo va a extrañar! Todos los que lo hemos visto jugar, hemos estado embelesados con lo que hacía en la cancha.Te da una tristeza infinita ver su caída. Ya a los 40 años estaba muy mal y eso te duele. La gente lo ama”. “Lucho” Hoyos. Folclorista

“Sí se lo extraña, principalmente por las alegrías que nos dio a todos. Nos dejó marcados, claramente fue el mejor futbolista de la historia. Creo que lo vamos a extrañar por siempre y más cuando veamos videos de él jugando”. Martín Anastacio. DT de fútbol

“Para los que amamos el fútbol, ninguna duda cabe de que Diego Maradona fue un jugador de condiciones extraordinarias. Fue un ídolo que, con su magia, su forma diferente y única de jugar y de vivir el fútbol. Dejó un recuerdo imborrable. Lo que no comparto son muchos aspectos de su vida privada, ni sus ideas políticas a favor de dictadores latinoamericanos que esclavizaron y empobrecieron a sus pueblos. Eso empañó su brillante carrera deportiva”. Ricardo Bussi. Legislador

“Extraño a Maradona porque me conquistó su personalidad, su manera de ser, de siempre marcar postura y dejar frases que quedaron en la historia. Hoy se extraña esa frontalidad, esa cualidad de decir las cosas sin importar el qué dirán y las represalias”. Gonzalo Aggio. Estudiante de Medicina

“En lo futbolístico es donde más se lo extraña. Extraño sus motivaciones y por eso creo que seguimos buscando a ese líder que nos falta. Y aunque físicamente no esté, él vive en el corazón de todos los hinchas del fútbol”. Federico Suárez. Vendedor

“Creo que hay que separar lo que fue el Maradona ícono del deporte, genio mundial, incomparable e irrepetible, con lo que fue la persona, que se sintió endiosada y que, desde esa mística que lo envolvió, llegó a cometer los peores errores como ser humano. Lo admiré como jugador. Se extraña al buen Maradona, el que era un ícono para los argentinos”. Jorge Garber. Empresario

“Marcó un hito para toda la sociedad que veía en él una gran síntesis de alegrías vividas cada vez que le tocó representar a nuestra Patria con la celeste y blanca, dentro y fuera del país. Nunca se olvidó de sus raíces humildes; es más, cuando la vida lo golpeó con su adicción, supo dar un mensaje al Estado, en eso en que debía dar respuestas concretas. ¡Se te extraña Maestro!” Federico Masso. Legislador

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios