Africa, la gran aventura - LA GACETA Tucumán

Africa, la gran aventura

Uno de los primeros cazadores blancos de África Oriental.

21 Nov 2021
1

NOVELA

EL DESTINO DEL CAZADOR

WILBUR SMITH

(Emecé – Buenos Aires)

El novelista de África del Sur retoma, luego de El soberano del Nilo, el mundo de las narraciones de safaris, exploraciones y de increíbles tesoros escondidos. Pero el lector que se asoma por primera vez a los relatos de Smith con este libro, deberá estar advertido o creerá que el experimentado escritor ya está viejo.

Sí, en esta historia creerá que la prodigiosa fantasía del escritor se ha desbocado cuando lea que el personaje principal, León Courtney, un joven ex soldado, acompaña como guía a un presidente norteamericano en un safari por Kenia, en 1913, durante casi un año, junto a mil porteadores nativos… Y que enfrenta a pie firme la carga de rinocerontes o de elefantes, dando muerte a cientos de animales, él mismo. O cuando se encuentra con la descripción de sus ayudantes, guerreros de la tribu masai, a quienes muestra matando, sólo armados de una lanza, en combate individual, a leones de melena negra.

La historia que describe El destino del cazador es acerca de uno de los primeros cazadores blancos de África Oriental, León Courtney, dedicado a guiar a miembros de la nobleza europea y a millonarios con ansias de aventura. Cuando uno de éstos, el conde von Meerbach, un poderoso fabricante de armamento de Alemania, lo contrata, comienza para León un nuevo trabajo: el de espía. Su tío, Penrod Ballantyne, coronel del Ejército Británico, también lo contrata. Quiere que intente descubrir si el conde tiene como propósito, antes que se desencadene la Primera Guerra Mundial, organizar una rebelión de los colonos sudafricanos de origen holandés contra los ingleses.

El conde alemán es un contrincante decidido a todo, un cazador increíble y cuenta con una mujer a su lado, Eva, capaz de enamorar a toda la colonia inglesa de Kenia, incluido al joven León Courtney. Por otro lado, el británico solo cuenta con un coraje sin par y una singular relación con la tribu masai, de quienes ha aprendido su respeto a la valentía y a la Naturaleza, sin abandonar su educación inglesa y tomando, así, parte de lo mejor de ambos mundos.

Inverosímil, pero real

Al principio se ha dicho que el lector debe ser advertido. Es verdad, ya que hechos como los que ocurrieron en África pueden parecer producto de la magnífica imaginación del autor y, a veces, poco creíbles. Sin embargo, gran parte de los hechos narrados por Smith ocurrieron realmente.

Hubo, antes de la Primera Guerra Mundial una cacería llamada El Gran Safari, donde el presidente de EEUU Theodore Roosvelt se tomó casi un año para dirigir una expedición en donde él mismo mató 512 animales, entre ellos 17 leones. Su caravana, en marcha, tenía tres kilómetros de largo y llevaba 3.000 porteadores con carga… Hubo una tribu llamada masai, que tenía como rito de hombría que un guerrero enfrentara sólo y armado con una lanza, a un león de melena negra... De hecho, actualmente, en 2009, esta costumbre sigue aún vigente.

Que nadie crea que el gran Wilbur Smith está viejo y fantasea.

No.

Que el lector confíe en él una vez más.

Que deje que, de un modo contundente y bien escrito, nos sacuda con este libro y nos lleve desde nuestro living, sentados junto al fuego, a África, una tierra donde todo es posible. ...Adonde, aunque sea en papel, pueda uno sentirse por un momento, alguien valiente y audaz, capaz de enfrentarlo todo, mientras disfruta de esa aventura que nos ocurre día a día, a veces sin que nos demos cuenta y que mucho llaman…. La Vida.

Hernán Lanvers

© LA GACETA

Comentarios