¿Qué hará el Gobierno para cambiar el chip electoral? - LA GACETA Tucumán

¿Qué hará el Gobierno para cambiar el chip electoral?

16 Nov 2021 Por Marcelo Aguaysol
1

EN ANÁLISIS. Manzur y Jaldo deberán dilucidar por qué el oficialismo no pudo alcanzar el número mágico de 500.000 votos. ARCHIVO / FOTO GENTILEZA DE COMUNICACIÓN PÚBLICA

No ha sido un "feliz domingo", más allá de las caras impostadas para celebrar una victoria pírrica. Un día después de ese triunfo ajustado en las urnas sobre Juntos por el Cambio, Juan Manzur y Osvaldo Jaldo reflexionaron -telefónicamente- acerca del resultado obtenido. "Nos salvamos de un papelón", dijo uno de ellos. Es que el resultado no estaba en los planes de ninguno de ellos. El vicegobernador en ejercicio del Poder Ejecutivo había previsto una diferencia de entre ocho y 10 puntos sobre el principal contrincante electoral. El jefe de Gabinete de la Nación, a su vez, era más optimista. Incluso durante el acto en Simoca, el propio Manzur había anticipado que le faltaban 7.000 votos al Frente de Todos para alcanzar la tercera banca de diputados. El oficialismo no pudo alcanzar el número mágico: 500.000 votos. Tampoco pudo consolidarse de cara a 2023. Le quedan 25 meses para cambiar el rumbo y el proceso de reingeniería de gestión gubernamental comenzará hoy mismo, en la cumbre que Manzur y Jaldo tendrán hoy en Buenos Aires, tras la firma de convenios por las estaciones transformadoras de energía eléctrica.

El diagnóstico oficial es muy claro: la primera pregunta que se hará el binomio gubernamental es ¿qué sucedió para que haya tantos votos menos que las PASO? La respuesta consensuada será que se alinearon una serie de cuestiones negativas que llevaron a ese inesperado resultado en las urnas. Desde los resquemores naturales de una interna que se extendió a lo largo de siete meses y un acelerado reacomodamiento de la dirigencia que no entendió a sus líderes, pasando por los efectos naturales del desgaste de imagen que ese proceso dejó hasta el malhumor social por los índices de desempleo, pobreza e indigencia que ostenta Tucumán en el concierto nacional.

¿Qué hará el Gobierno para modificar el escenario planteado el domingo último?

-Las diferencias internas dentro del Partido Justicialista son persistentes. La noche del domingo, la atmósfera del poder era irrespirable en la Casa de Gobierno. Si bien en el Salón Blanco los líderes partidarios mostraban gestos de unidad, en las oficinas del despacho gubernamental el clima no era el ideal; había una clara diferencia entre manzuristas y jaldistas. Esa misma interna conspiró contra el resultado electoral esperado y en la cumbre en la Casa Rosada el binomio gubernamental intentará buscar la manera de contener a los dirigentes.

-Las quejas de intendentes y de comisionados rurales se sucedieron a lo largo de la corta campaña entre las PASO y las elecciones del domingo pasado. Primordialmente, la principal frase escuchada fue "falta de contención". Manzur y Jaldo señalan que no quiere promover una caza de brujas culpando a tal o cual dirigente por ese reclamo. Sin embargo, hay medidas que se tomarán para abrir las puertas de par en par a esos dirigentes que son vitales para los comicios. El derecho de admisión desapareció desde el mismo momento en que el gobernador y vice sellaron la nueva unidad.

-El cambio de humor social tiene mucho que ver con las gestiones que la provincia encara ante la Nación para acceder a más programas de financiamiento de obras. Jaldo cree que hay que capitalizar ahora más que siempre la oportunidad de tener a un jefe de gabinete nacional tucumano que puede acelerar las gestiones. Pero, según admiten en su entorno, el proceso no tiene la velocidad que se requiere para lograr que los proyectos de obras públicas se conviertan en ejecutivos y, así, acceder a líneas de crédito nacionales e internacionales. Ese es otro punto del que hablarán Manzur y Jaldo. La reactivación de la obra pública es clave para bajar el 12,4% de índice de desocupación y parte del 46% de la tasa de pobreza del principal aglomerado urbano, en una franja social que, por lo general, se mueve en la informalidad y, por ende, no cuentan con ingresos suficientes para escalar en la pirámide socioeconómica.

Además de la firma de los convenios, Jaldo tiene previsto quedarse en Buenos Aires para participar mañana del acto  en Plaza de Mayo por el Día de la Militancia, que se realizará bajo el lema: "Estamos de pie y unidos".

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Elecciones Generales 2021

Todo lo que tenés que saber en estas elecciones Ver más noticias

Comentarios