Jaldo rompió el hielo, en la difícil "primavera" política tucumana - LA GACETA Tucumán

Jaldo rompió el hielo, en la difícil "primavera" política tucumana

Pese a la ratificación a los ministros, el vice espera que el jefe de Gabinete de la Nación confirme si reclutará a algunos de ellos.

22 Sep 2021 Por Marcelo Aguaysol
1

EN CASA DE GOBIERNO. Jaldo escucha a Lichmajer; a su lado, Sergio Mansilla y Marcelo Caponio. Foto de Twitter @OsvaldoJaldo

La "primavera política" tucumana tiene una cuota de frío e inestabilidad. Los nubarrones aún no se disiparon, aunque, poco a poco, el cielo oficialista comienza a mostrar algo de claridad. El meteorólogo Osvaldo Jaldo buscó hoy romper el hielo en las relaciones con los ministros que designó Juan Manzur en el Poder Ejecutivo. La reunión de gabinete no fue sencilla; ni para unos, ni para otros. Los gestos adustos fueron el común denominador de la cumbre de hoy, en la Casa de Gobierno, la primera que tiene el vicegobernador en ejercicio del PE con los más estrechos colaboradores de Manzur.

Fue un tanteo, un ida y vuelta, un round de estudio, pero con algo concreto: no hay tiempo que perder porque, detrás de ellos, hay decisiones que deben adoptarse para movilizar la obra pública, definir y profundizar medidas que tiendan a brindar más seguridad a los tucumanos y sostener el esquema sanitario en tiempos de pandemia, entre otras acciones. "Fue el inicio de algo que puede ser una buena relación. Hay predisposición de ambas partes porque aquí hay una gestión en marcha", sintetizó uno de los asistentes.

Al ver el rostro de los ministros, el presidente subrogante de la Legislatura, Sergio Mansilla, lanzó una frase para quebrar las tensiones. "Ya pasó la etapa dura", indicó el hombre al que el gobernador en licencia ha confiado su representación en nombre de Lealtad Peronista. “Todos los ministros son ratificados en este Gobierno provincial. Si el gobernador necesita a alguno de ellos para un cargo en la Jefatura de Gabinete, de mi parte, no habrá problemas”, expresó el vicegobernador al término de la reunión.

Según pudo establecer LAGACETA.com, Manzur se tomará este fin de semana para definir quiénes más lo acompañarán en la Jefatura de Gabinete. Es probable que realice un viaje relámpago a Tucumán para ordenar algunas cuestiones, y el mismo lunes se sabría si habrá vacantes en el gabinete.

Jaldo ha dicho a nuestro diario que tiene algunos referentes preparados en caso de emergencia.

En la cumbre de hoy, se observó a dos de los dirigentes más cercanos participando y tomando nota. El vicepresidente de la Legislatura, Regino Amado, se encargó de anotar todas las propuestas que fueron formulando los ministros. El monterizo actuará como nexo entre la Legislatura y el Poder Ejecutivo en una suerte de ministro coordinador sin designación, pero con poder de decisión. Ya se instaló en una oficina contigua al despacho de la ministra de Gobierno, Carolina Vargas Aignasse (está de licencia).

Otro de los dirigentes que también acompaña de forma permanente al vicegobernador es Marcelo Caponio, que dejó el cargo de la Defensoría del Pueblo, y que puede ser pieza de recambio en algunas de las áreas sensibles del Ejecutivo. El ex legislador también tiene su oficina en el primer piso del Palacio de Gobierno: justo a la par del despacho gubernamental.

Los ministros hicieron los deberes. Luego de que el vicegobernador anticipara a nuestro diario que iba a pedir un informe detallado, área por área, en el encuentro de hoy se expuso lo realizado y también se proyectó lo que está por concretarse.

Jaldo no perdió de vista el reporte de seguridad. El titular del área, Claudio Maley, profundizó las numerosas obras que están en marcha para refaccionar las comisarías, ampliar la cobertura tecnológica de prevención del delito y los resultados obtenidos hasta ahora. Jaldo, no obstante, reclama más acción, más presencia de uniformados en la calle, de tal manera que sea percibida por la sociedad (que reclama protección) y también por los delincuentes.

Juan Pablo Lichtmajer, a su vez, expuso acerca de las obras que el Ministerio de Educación tiene en ejecución y las que están pendientes. El propio titular de la Legislatura había apuntado a esa área para avanzar en la remodelación de los establecimientos que están deteriorados y que han sido parte de los cuestionamientos parlamentarios que derivaron en el rechazo al informe oficial. Aún más, el ministro acotó que la titularización docente anunciada es un proceso que recién empieza.

La relación con los intendentes y con los comisionados rurales también es un proceso en reconstrucción. La incomodidad de gran parte de los jefes municipales que se jugaron todo en las internas por la lista de Lealtad Peronista han quedado en off-side, tras la asunción de Jaldo en la conducción del Ejecutivo. Mansilla y el ministro del Interior, Miguel Acevedo, serán los encargados de hablar con los intendentes, en una cumbre prevista para antes del fin de semana, ya que Jaldo se reuniría con ellos el próximo lunes. 

"Hay demasiada incomodidad; no sabemos qué hacer frente al nuevo escenario. Sabemos que las PASO transcurrieron, pero quedaron abiertas algunas heridas", confiesa uno de los jefes municipales cercanos al gobernador Manzur. Desde el jaldismo intentan restarle dramatismo a la situación. Afirman que las internas son parte del pasado y que ahora hay que debatir qué obras públicas están próximas a ejecutarse. La cumbre no sólo será con los peronistas, sino también con los cuatro intendentes que responden a Juntos por el Cambio. Luego vendrá el turno de los 93 comisionados rurales.

Más allá de la nacionalización de la pelea interna en el PJ tucumano, Manzur y Jaldo saben que la provincia está bajo la lupa de la dirigencia política nacional. Y esto se profundizará mientras más se acerque el turno electoral del 14 de noviembre, señalan en la Casa de Gobierno. El jefe de Gabinete no pierde de vista a Tucumán, pero también pone su mirada en el principal distrito electoral de la Argentina: Buenos Aires. Hoy, por ejemplo, irá a La Matanza, el municipio gobernado por Fernando Espinoza y que tiene la misma cantidad de votantes habilitados en Tucumán (poco más de 1,2 millón de sufragantes). En ese partido, de la mano del ex intendente Alberto Balestrini que lo designó secretario de Salud, Manzur comenzó a consolidar su carrera política. No es casualidad que su primera visita como jefe de Gabinete sea en el Patio Las Heras de ese municipio.

Comentarios