Denuncia de abuso en el JIM: “El fotógrafo está destruido con todo esto” - LA GACETA Tucumán

Denuncia de abuso en el JIM: “El fotógrafo está destruido con todo esto”

José Ferrari señaló que acercarán a la Justicia varios elementos que sostendrían la inocencia de su cliente, que es investigado por un delito sexual.

16 Sep 2021 Por Santiago Re
2

A LA ESPERA DE LOS RESULTADOS. La cámara Gesell de tribunales ayudará a que la investigación avance.

“Esta persona trabaja desde hace 41 años como fotógrafo particular. Ha trabajado independientemente para distintas instituciones y en todo ese tiempo nunca tuvo ningún reclamo por parte de algún cliente o institución”, sostuvo el abogado José Ferrari, quien asesora jurídicamente al sospechoso de haber cometido un delito de índole sexual en el edificio donde funciona el nivel inicial del colegio JIM, en Marcos Paz al 800. Hasta el momento no hay una prueba contundente para imputar formalmente al señalado. Hay elementos que serán peritados y se espera que dos niños declaren en una cámara Gesell para que brinden precisiones.

“Él está totalmente consternado y angustiado por esta situación, ni siquiera termina de entender quién es la madre del niño que lo denuncia. No sólo nunca recibió un reclamo, sino que tampoco es una persona que tenga algún antecedente”, explicó el profesional en una entrevista exclusiva con LA GACETA. “Este hombre está muy angustiado porque todo esto lo afecta gravemente en su profesión, en un nivel personal y familiar. Él y su familia están destruidos, hubo un escrache social tremendo e inmediato en las redes sociales donde circuló hasta su nombre y oficio. Más allá de que consiga un sobreseimiento, le será muy difícil reinsertarse laboralmente; y eso que existe un video de seguridad que respalda su inocencia sobre el hecho denunciado”, agregó el profesional.

Ofrecen la cámara

Ferrari explicó que están a disposición de la Justicia desde el martes, cuando la Fiscalía de Delitos Contra la Integridad Sexual II, a cargo de Fernando Blanno, notificó al sospechoso que figuraba nombrado en una investigación.

El abogado indicó que ofrecieron, mediante un escrito, una serie de pruebas para la pesquisa. “En mi estudio está su cámara de fotos y las tarjetas de memoria que utiliza para trabajar. Presenté un escrito para poder poner a disposición de la Fiscalía estos equipos”, subrayó. Luego agregó que: “además de elementos de trabajo mencionados hay fotografías, que no son otras que las de actos y las del izamiento de bandera, que siempre se realizan en presencia de los maestros y de los padres. De hecho hay una cámara de seguridad en el patio del colegio, y en el video no se advierte ningún tipo de conducta sospechosa, ni algo que lleve a pensar mal. En ningún momento él tiene contacto con algún niño, ni mucho menos se baja los pantalones como figura la denuncia”.

Por otro lado, Ferrari destacó que la institución educativa tiene protocolo para evitar este tipo de situaciones y que los niños nunca quedarían desprotegidos. “El colegio JIM tiene un protocolo muy estricto. Los niños nunca están solos, bajo ningún punto de vista. Siempre los acompañan las maestras y las practicantes, inclusive al baño, donde los esperan en la puerta”, aseveró.

En ese sentido, dijo que su representado tuvo su último contacto con la institución al poco tiempo de que surgiera el reclamo de una madre. “Formalmente el colegio le pidió que dejara de concurrir a la institución y él dejó de ir. Era la primera vez que él recibía un reclamo”, argumentó, y concluyó diciendo que esperan por los pasos que tome el fiscal a partir de ahora.

Hoy la fiscalía comenzaría a tomarles declaración testimonial a las maestras que se desempeñan en la institución. En total habría 20 empleados que serían consultados por los investigadores.

Grave denuncia

El 22 de agosto, una madre observó un dibujo “con mucha connotación sexual” que su hija había realizado. Ante esa situación le explicó a la pequeña que nadie la podía tocar y que si algo así ocurría debía contárselo a ella, a su padre y a la maestra. La nena le dijo que un hombre que estaba con ella y sus compañeros en el patio de la bandera se había desprendido el cinto y bajado los pantalones delante de ellos.

La mujer fue al día siguiente al JIM para pedir explicaciones. Allí le mostraron el video de una cámara de seguridad y le aseguraron que el sospechoso nunca quedaba solo con los niños. También le habrían dicho que ningún masculino ingresaría al establecimiento salvo los padres que acompañen a sus hijos al izamiento de la bandera.

El colegio convocó una reunión de padres el lunes por la tarde en la que los directivos plantearon la postura de que el hecho no habría ocurrido en el establecimiento. En esa reunión, un padre habría dicho que su hijo, al ser consultado, había contado un hecho similar al que se denuncia.

Por su parte, se supo que los auxiliares de la Fiscalía interviniente se entrevistaron el martes con los directivos del instituto, los cuales ratificaron que tras haber visto el video, los maestros no observaban nada fuera de lo normal. También entregaron el video para que lo analizara el Ministerio Público y se pusieron a disposición de lo que necesiten los investigadores. También ese día se le tomó declaración a la madre que denunció el caso.

La pericia de cámara sería fundamental para determinar si existió un delito y cuál fue.

Opinión de un magistrado: “los niños de 5 no tienen la capacidad de mentir, Cuentan las cosas a su manera”

“En ocasiones el niño llega influenciado por un familiar que pretende perjudicar a otro: es el caso de la falsa denuncia. Pero esas cosas son advertidas por los profesionales con experiencia en el abordaje y la escucha activa de los niños. Se nota cuando hay una influencia en el discurso (del niño), pero en la mayoría de los casos los niños se expresan de una manera espontánea. Una persona de 5 años no tiene la capacidad de mentir, le es propio de su inocencia contar las cosas a su manera. A partir de eso, los profesionales interpretan esas formas que utilizan los niños para decir las cosas”, indicó el juez de Niños y Adolescentes Federico Moeykens, en entrevista con LG PLay.

Comentarios