Una lucha, cuerpo a cuerpo, entre Manzur y Jaldo - LA GACETA Tucumán

Una lucha, cuerpo a cuerpo, entre Manzur y Jaldo

24 Jul 2021 Por Marcelo Aguaysol
1

ARCHIVO

El acuerdo era imposible, desde el día uno. El distanciamiento fue creciendo en la medida que cruzaron dardos. Ni Juan Manzur ni Osvaldo Jaldo cedieron por más que la palabra unidad haya estado sobrevolando el territorio justicialista. El gobernador consideró que su compañero de fórmula se adelantó al pedir la sucesión, bajo la excusa de una disputa por la designación del ombdusman y el quiebre posterior del bloque oficialista en la Legislatura. El vicegobernador no ocultó su deseo de convertirse en gobernador en 2023. Ahora ha visto que 2021 es el trampolín que puede catapultarlo hasta la Casa de Gobierno. 

El proyecto es difícil porque Manzur goza de todas las bendiciones de la Casa Rosada. Y lo dejó en claro hoy en el complejo de ATSA al lanzar a los precandidatos a diputados y senadores que competirán en las PASO contra el jaldismo. Una vez más ha dicho que el presidente Alberto Fernández lo acompaña en todo lo que encara. Y también en esa línea inscribió al ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro. La nómina manzurista no sorprende por sus cabezas, pero sí en el resto de la conformación. 

Se sabía de antemano que, fruto de la alta exposición por la pandemia de la Covid-19, la ministra de Salud Rossana Chahla cuenta con la consideración pública para subirse al tren de la política electoral. Pablo Yedlin, amigo de décadas de Manzur, también estaba nominado como postulante al Senado, al igual que la legisladora Sandra Mendoza. La aparición de Alejandro Melo en el segundo lugar de la lista de Diputados no estaba en los planes de nadie, como tampoco se sabe con certeza por qué razón reemplazo a Marcelo Santillán entre los posibles candidatos. El camporista de Bella Vista y subsecretario de Relaciones Institucionales es la cara kirchnerista y Manzur ensayó hoy una explicación con la inclusión de la juventud dentro de su equipo. Elia Fernández de Mansilla es la tercera designada. La intendenta de Aguilares sí estaba nominada, aunque el jaldismo especuló, a primera hora, que su esposo el legislador Sergio Mansilla iba a ser cabeza de lista. Jorge Leal completa la nómina en representación de la sección Este. Es el actual intendente de Burruyacu. 

En su mensaje, y como maestro de ceremonia del mitin oficialista, Manzur reiteró hoy que él es el jefe de campaña. "Acá, todos somos candidatos", dijo mirando a ministros, secretarios, directores, intendentes, legisladores, concejales y referentes de su espacio. A todos les pidió que acompañen el proyecto político e institucional que él encabeza.

La confianza en el triunfo de Manzur también se percibe en Osvaldo Jaldo, que ha decidido jugarse como cabeza de lista en Diputados. Sabe que enfrenta a la funcionaria que mejor mide en las encuestas, pero que la pelea será, cuerpo a cuerpo, con el propio gobernador. Ya lo dejó en claro el propio presidente de la Legislatura hoy en Famaillá. "Mientras en un club están anunciando candidatos con tarjeta de invitación, aquí estamos ante 6.000 personas dando la cara a la gente", arengó Jaldo para diferenciarse del mitin manzurista en el complejo deportivo de ATSA. Jaldo redobló la apuesta. "Esos que no pueden encabezar lista, que los busquen con anteojos para encontrarlos. Siempre van en el voto, pero se ponen chiquito, como suplente, para que nadie los vea", dijo en referencia a la candidatura de Manzur a senador suplente, mientras sus militantes gritaban "el turco tiene miedo".

Al mediodía, en la Cámara, los jaldistas coincidieron en un concepto al definir la lista: "nos jugamos todo". Mientras se iban conociendo los nombres del manzurismo, Peronismo Verdadero trató de contrarrestar los efectos de los nominados con dirigentes territoriales. Así, los legisladores de capital buscarán frenar la imagen de Chahla. Jaldo será acompañado por Gladys Medina, Roque Tobías Álvarez y Patricia Lizárraga, que pugnarán voto a voto en las secciones Este y Oeste. Para el Senado, postularon a Juan Antonio Ruiz Olivares y a Graciela Gutiérrez también con la idea de emparejar la lucha territorial.

¿Qué pasará si Jaldo resulta electo e ingresa a la lista para el 14 de noviembre? Hay dos situaciones que en la Legislatura no pasaron desapercibido. La primera está relacionada con una eventual candidatura testimonial. Para eso se argumenta que no cabe como chicana porque hay intendentes que también se presentarán y que corren en la misma senda. La segunda tiene que ver con la posibilidad de que el vicegobernador sí vaya al Congreso. Según pudo conocer LAGACETA.COM, Jaldo habló con Regino Amado, presidente subrogante del cuerpo,  que está dispuesto a cuidarle el lugar. Hay un tácito acuerdo que va mucho más allá de lo institucional; un pacto de amigos. Pero eso es futurología. "No iba a quedarme en casa para ver jugar a mi equipo; soy el director técnico", apunta el vice.

Manzur y Jaldo han puesto toda la carne al asador. Por primera vez en mucho tiempo, el Partido Justicialista se enfrentará en una intestina lucha que dejará muchos heridos en las PASO. Los actos se sucederán cotidianamente. Manzur ha dicho que recorrerá cada punto de la provincia para exponer su proyecto político, que va más allá de 2023. Espera otra visita presidencial y todo el respaldo de sus colegas de la mesa chica del PJ Nacional. Está convencido de que, si su lista gana en las internas, no habrá Jaldo en 2023. No hay posibilidades de reconciliación. Jaldo, a su vez, considera que este es el momento para dar el gran salto y observa que su compañero de fórmula no tiene la fortaleza que proclama. El presidente de la Legislatura se convence de que, a partir de la disputa con el gobernador, ha ganado la consideración y el respeto en Buenos Aires. El tiempo, los votos y las estrategias dirán quién ganará en las urnas. El peronismo cree que las internas del 12 de septiembre es la madre de todas las batallas, mucho más que la compulsa electoral del 14 de noviembre.

Comentarios