Jaldo avisó que enfrentará a Manzur en la interna del PJ si no hay lista de unidad

Los dos sectores ya se preparan para la contienda de las PASO si la Nación no intercede para apaciguar los ánimos peronistas.

15 Jul 2021 Por Marcelo Aguaysol
1

EN FOTIA. Jaldo encabezó el acto en el que Peronismo Verdadero anunció que competirá en las internas si es que no hay consenso con el manzurismo. la gaceta / foto de analia jaramillo

La campaña oficialista ya empezó en los hechos, con el gobernador Juan Manzur cerrando encuentros con los delegados comunales del Departamento Leales y con el vicegobernador Osvaldo Jaldo recorriendo la zona, muy cercan, en la comuna de Esquina y Mancopa. El oficialismo vive un clima tenso. Se nota en cada convocatoria y en la cara de los dirigentes que tienen varias batallas electorales en sus espaldas. El martes, en el Hipódromo, Manzur marcó la cancha de la interna que se avecina en el oficialista Frente de Todos. “Vamos a seguir firmes, respetando la conducción con los códigos del peronismo, con los compromisos del peronismo, con las lealtades del peronismo; vamos a seguir firmes, respetando la conducción nacional del peronismo. Por eso, el peronismo tucumano es orgánico; es respetuoso”, había dicho.

Jaldo también envió sus mensajes. Fue ayer, en un acto en Fotia, cuando el vicegobernador despejó las dudas y confirmar que competirá en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) junto con el Peronismo Verdadero, su estructura política, si no hay lista de unidad hasta el sábado 24, cuando vencerá el plazo para la presentación de las candidaturas a diputados y a senadores nacionales. “Si el peronismo llega dividido y quebrado a las elecciones, esa situación tiene nombre y apellido. Y no peina canas ni tiene pelo como yo. Tampoco la militancia que tengo yo”, lanzó el presidente de la Legislatura sin mencionar a su compañero de fórmula, por más que la alusión fue muy directa.

En su discurso, Jaldo envió mensajes a la Casa de Gobierno. Por ejemplo, cuando enumeró los partidos que lo acompañaron en el mitin de Fotia, cuatro de los ochos que serán aliados al Partido Justicialista en el Frente de Todos: Peronismo Verdadero, Kolina, Partido Solidario y el Partido Renovador. El acto de ayer fue una suerte de desahogo para el vicegobernador, que venía de una semana complicada porque el manzurismo intentó colgarle el rótulo de traidor y opositor, evaluaron en Peronismo Verdadero. “Muchos hablaron equivocadamente que nos habíamos ido del partido y gastaron pinturas en paredes para vincularnos a políticos de otros espacios”, indicó el titular de la Cámara a sus seguidores.

En la interna que se avecina, no se tirarán con flores ni con bombones. Está clara la línea divisoria y, de no mediar el Gobierno nacional, la unidad será una palabra vacía de contenido. El Partido Justicialista se somete a unas PASO con falta de gimnasia en muchos de sus referentes. Para encontrarse en un escenario de confrontación hay que remitirse al desencuentro entre el ex gobernador José Alperovich y el entonces vice, Fernando Juri, que sintió el peso del aparato de la Casa de Gobierno. En esta oportunidad, el enfrentamiento es diferente con actores que siempre han estado en las marquesinas oficialistas, de un lado y del otro del poder. Si Manzur tuviera que colgar un letrero en el PJ o en la Casa de Gobierno, la leyenda que elegiría es “bienvenidos a la interna”. En su entorno hay un convencimiento de que el gobernador corre con el caballo del comisario, por su cercanía al presidente de la Nación, Alberto Fernández, y por la sintonía que ha demostrado con todos los miembros del gabinete nacional.

Hasta ahora trascendió que la Casa de Gobierno avala la postulación de la ministra de Salud, Rossana Chahla, y del gerente regional de la Anses, Marcelo Santillán, para diputados, mientras que el diputado Pablo Yedlin y la legisladora Sandra Mendoza se perfilan para la nómina de senadores. Manzur iría como candidato a senador suplente. El jaldismo, a su vez, prefiere no hablar de nombres hasta tanto se conozca si habrá lista de unidad. Sin embargo, hay nominados: Gladys Medina encabezaría la nómina de aspirantes a la Cámara Baja (iría por su reelección), mientras que el legislador y líder de Acción Regional Juan Antonio Ruiz Olivares, encabezaría la lista para el Senado. Allí se instalaría, además, el propio Jaldo que, sin consenso, está dispuesto a pelear, frente a frente y voto a voto, contra Manzur. El jaldismo entiende que si Medina, esposa del intendente de Banda del Río Salí Darío Monteros, logra entrar en la interna, será un triunfo. El manzurismo, a su vez, va por todo para consolidar la conducción de su referente: Juan Manzur.

Pelea por el territorio

La lucha en municipios y en comunas rurales

Los escenarios de la probable puja interna en el Partido Justicialista están bien marcados. El gobernador Juan Manzur cree que la fortaleza de su espacio está en los cuatro puntos cardinales, con foco en la sección oeste de la provincia. La Casa de Gobierno tiene presencia en las comunas rurales y, particularmente, en varios municipios como Tafí Viejo, Las Talitas, Aguilares, La Cocha, Lules y Simoca, entre otros. En la Capital será una pelea de circuitos. El vicegobernador Osvaldo Jaldo, a su vez, cree que su máxima expresión política está en la zona Este, como Banda del Río Salí, Alderetes y Burruyacu, además de Trancas. La disputa también se dará en Alberdi y en Graneros. Los referentes de Peronismo Verdadero son fuertes en Monteros y Concepción y Tafí del Valle, mientras que en Famaillá abrieron una interna con los mellizos Orellana. Yerba Buena y Bella Vista son más proclives a la UCR, como Concepción, admiten desde los dos sectores en pugna.


Comentarios