Enrique Romero: "la estupidez de Bussi es fascinante, digna de ser estudiada" - LA GACETA Tucumán

Enrique Romero: "la estupidez de Bussi es fascinante, digna de ser estudiada"

El funcionario de la Municipalidad de la capital le respondió al legislador, que había pedido informes sobre presuntas vacunaciones anómalas contra la covid-19 entre el personal a cargo del alfarista.

23 Abr 2021
1

RESPUESTA. El subsecretario de Tránsito de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, Enrique Romero, trató de estúpido al legislador Ricardo Bussi en su respuesta a un cuestionamiento del respublicano. LA GACETA / ARCHIVO.

El subsecretario de Tránsito de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, Enrique Romero, trató de estúpido al legislador Ricardo Bussi en el marco de su respuesta al cuestionamiento del líder de Fuerza Republicana, acerca de presuntas vacunaciones anómalas contra la covid-19, por parte del personal a cargo del alfarista.

"La estupidez de Bussi es fascinante, digna de ser estudiada porque carece de límites. Las vacunas previenen que el ser humano contraiga la enfermedad y, en caso de contraerla, disminuyen la gravedad y mortalidad. Esto es válido para la población en general, como para el personal operativo-esencial de tránsito, transporte, y de quienes trabajan en emisión de licencias de conducir", dijo el peronista.

Añadió que el personal de su repartición soportó importantes riesgos y cargas adicionales "para salvaguardar el bienestar de los demás", y enumeró las vacunas que recibieron los agentes de tránsito: "la doble bacteriana (Difteria y Tétanos) -primera, segunda y tercera dosis-; la antigripal tres cepas; la vacuna contra la neumonía y las tres dosis contra la hepatitis B".

"En silencio y desde el primer día, se trabajó en controles febriles; se evitó la circulación de vehículos y el ingreso de camiones de otras provincias; participaron en campañas de prevención y de ordenamiento de ciudadanos; se brindó información de las medidas de restricciones y protección a la población en general, exponiéndose diariamente al virus, corriendo el riesgo de trasmitir la enfermedad a su propia familia. Nuestro personal es esencial y necesario para el mantenimiento de las funciones sociales básicas, la salud, la seguridad, el bienestar de la comunidad", cerró Romero.

Comentarios