Rechazan la idea de estatizar el servicio de transporte - LA GACETA Tucumán

Rechazan la idea de estatizar el servicio de transporte

Investigadores de la Fundación Federalismo y Libertad sostuvieron que "la experiencia en empresas estatales tiene una historias de frustraciones".

14 Abr 2021 Por Marcelo Aguaysol
1

Colectivos en Tucumán ARCHIVO LA GACETA / FOTO DE INÉS QUINTEROS ORIO

El problema del transporte público de la provincia radica fundamentalmente en una pésima regulación que exige servicios sin reconocimiento de costos, sin incentivos para la inversión y sin un control técnico adecuado sobre los prestadores del servicio. Así lo entienden los investigadores de la Fundación Federalismo y Libertad, que rechazaron la posibilidad de que ese sistema sea estatizado, tal como lo promueven en distintos ámbitos del sector público. La fundación aludió al proyecto que impulsa el presidente del Concejo Deliberante de esta ciudad, Fernando Juri, con el fin de crear una Sociedad Anónima Estatal de Transporte Automotor de Tucumán (Satratuc). El directorio de la firma estatal pasará a administrar los fondos del transporte, incluyendo la recaudación por la venta de tarifa, los subsidios nacionales y provinciales, fijará la tarifa y determinará los boletos gratuitos. Los empresarios, que actualmente explotan las líneas por concesión, pasarán a desempeñarse como subconcesionarios del servicio, según la iniciativa.

"La experiencia en empresas estatales tiene una historias de frustraciones con servicios de baja calidad, ineficientes, caros y con sospechas de corrupción. Una empresa estatal tendría como consecuencia directa un incremento en el Presupuesto Provincial, o el desvío de fondos de otras partida presupuestaria, como salud, seguridad, educación para hacer frente a las nuevas responsabilidades que el mismo propone", indicó la Fundación, que considera que el Estado debe  jugar el rol de árbitro del partido y no ser uno de sus jugadores. Según el análisis de los expertos, el presupuesto de la provincia para este año prevé un déficit fiscal de casi $ 9.700 millones. Según el ejercicio vigente, la provincia destinará $3.000 millones a subsidiar el transporte público y gastará unos $ 400 millones que destina a la Dirección de transporte. ¿Se destinarán más recursos a transporte? La restricción presupuestaria siempre nos exige elegir el destino de los recursos disponible para distintos fines, consideran los referentes de la fundación. A su criterio, "la solución debe provenir de un mejor Estado, que regule eficientemente las empresas de transporte, con un marco previsible y posible, para que brinden el servicio que los tucumanos necesitan".

"La idea de estatizar el servicio agravará el problema, incrementará el gasto publico, será un foco de nueva corrupción y solo generara falsas expectativas a los usuarios del servicio. Cualquier cambio en un sistema complejo como es el actual Régimen de Transporte en Tucumán, debe traer aparejado soluciones posibles a partir de la realidad presupuestaria provincial", finalizaron.

Comentarios