Los nietos de Ástor Piazzolla reivindican su legado artístico con orgullo - LA GACETA Tucumán

Los nietos de Ástor Piazzolla reivindican su legado artístico con orgullo

Pipi Piazzolla encabeza Escalandrum y Daniel Villaflor Piazzolla organiza tributos desde su fundación.

12 Mar 2021
3

DOS GENERACIONES DE PIAZZOLLA. Pipi está en brazos de su abuelo Ástor en esta foto familiar. El baterista lanzó “100” con su grupo Escalandrum.

Orgullo, perseverancia, ejemplo, genialidad son algunas de las palabras que enuncia el baterista Daniel Pipi Piazzolla cuando habla de su relación con su abuelo Ástor y el legado que recibió de quien fue probablemente el más grande músico argentino del siglo XX, señala la agencia Télam.

Cada término está justificado en un dato, una anécdota o incluso una foto en la que se ve al artista que revolucionó el tango al fusionarlo con otros ritmos y lo convirtió en música clásica junto a un chico que sabía ser callado y obediente para que le permitiesen ir a todos sus conciertos. Ese niño lleva ya 20 años tocando en un sexteto que se llama Escalandrum, en homenaje a los tiburones que le gustaba pescar a su “Noni”, de cuyo nacimiento se cumplieron 100 años ayer.

“Grande, pibe. Sé músico, sé pobre, pero sé feliz”, cuenta Pipi que le dijo Ástor cuando les contó a él y a su padre Daniel que iba a dejar la carrera de Marketing recién empezada para dedicarse a tocar la batería. Su apoyo había llegado aún antes, para que el pibe aquél pudiese comprar su primer instrumento.

“Siempre fue muy lindo y lo sigue siendo ser el nieto de uno de los más grandes de la Argentina y del mundo. Es un gran orgullo que siento. Por suerte, lo tomé como una inspiración y no como una presión. Desde chico estoy orgulloso de ser un Piazzolla. Este apellido a mí me motivó mucho para practicar mi instrumento, a hacer el tipo de música que hago. Estoy muy agradecido y es para mí una gran felicidad”, afirma en diálogo con la periodista Eva Marabotto.

A diferencias de otras familias, el cambio de profesión no los asustó. Y el propio Pipi proyecta esa confianza hacia su descendencia: “Me encantaría que mis hijos hagan música pero nunca los voy a presionar, que ellos lo que quieran porque su felicidad me va a hacer feliz a mí. Logré mi objetivo de vivir de la música pero para eso hay que hacer de todo, tocar todas las noches, dar un montón de clases por día, hacer grabaciones, estar preparado estilísticamente para hacer cualquier tipo de trabajo”.

Su propio recorrido estilístico lo llevó por rock, los ritmos latinos, el funk y el jazz hasta hacer música propia en este último género, sin incursionar en el tango. Pero el Gardel de Oro lo ganó junto a su banda con “Piazzolla plays Piazzolla”, donde interpreta temas de su abuelo, sobre quien dice que “nos influenció a todos, nos mostró un camino y una música completamente nueva; el secreto de la vigencia de su música es que es original, que contiene elementos de nuestro tango argentino desde la raíz y después tiene influencia jazzera y de la clásica”. “Él escucharía el jazz moderno que se está haciendo en este momento y también el tango contemporáneo”, sostuvo.

Ayer, Escaladrum lanzó un nuevo disco con temas de Ástor, al que bautizaron “100”,

Plataforma global

Desde la Fundación Astor Piazzolla se lanzó este mes la web piazzolla100official.com, desde donde se despliegan actividades presenciales y virtuales en su homenaje, con músicos de todo el mundo. “El gran mensaje que queremos dar con estos tributos en diferentes latitudes es que Piazzolla es argentino pero su obra le pertenece al mundo entero, es un patrimonio de la humanidad. Su influencia no tiene límite en cuanto al tiempo y puedo dar cuenta de la admiración que genera entre sus pares”, destacó Daniel Villaflor Piazzolla a Télam.

El nieto del músico y vicepresidente de la entidad que conduce Laura Escalada de Piazzolla, fue el encargado de reunir palabras de músicos de todo el mundo (ver aparte), que expresaron lo que significó el creador marplatense en sus propias trayectorias. Además remarcó que “la Fundación tiene un rol central y activo; cumplimos 25 años difundiendo y cuidando este legado, porque sus composiciones de hace más de 50 años siguen siendo actuales; nuestra intención es bajarle el rango etario a la gente que puede verse interesada en su obra”.

La agenda de actividades virtuales y presenciales en todo el país se extienden hasta fin de año, con un cierre en noviembre en el Obelisco porteño, gratuito y con público si las condiciones sanitarias lo permiten.

Contar transmite un recital especial

La plataforma Contar transmitirá en directo esta tarde, desde lass 19 el concierto que se realizará en Tecnópolis en homenaje a Ástor Piazzolla y del que participarán la cantante Julia Zenko (foto), el pianista Horacio Lavandera, el Quinteto Centenario y el percusionista Horacio Cacoliris. En ese sitio web, además, están disponibles desde ayer dos documentales: “Tango nuevo”, en el que se repasan los hitos más significativos de su vida en grabaciones inéditas con la propia voz del bandoneonista, junto con el testimonio de su hijo Daniel y la narración de la cantante Paula Maffía; y “Calle Descartes 16”, que refiere a la dirección del departamento parisino en el Barrio Latino donde el argentino José Pons (amigo de Ástor) y su pareja francesa Jacqueline, albergaron a los artistas del país que llegaban a Francia motivados por búsquedas creativas o urgencias políticas. Recuerdos, cartas, fotos y audios cobran vida en el filme.

“Infinito Piazzolla”, por Facebook

Hilda Paz y Claudio Mangifesta reunieron más de 100 obras llegadas de todo el mundo en una convocatoria virtual para celebrar el centenario del nacimiento del creador de “Adiós, Nonino”. El resultado es “Infinito Piazzolla”, un perfil de Facebook donde publican los aportes de poesía visual, con trabajos originales en formato de 10 por 15 centímetros. La técnica es una asociación de imágenes donde generalmente se utilizan tipografías con un fin pictórico; es decir, en función de la imagen. “Es maravilloso el despliegue de obras y conceptos que bullen en cada envío -explica Paz-. Queríamos rendirle un homenaje ya que amamos su música y lo consideramos una figura consular de nuestro país. Fue lo mejor que se nos ocurrió”. “Me sumé porque me pareció interesante homenajearlo. Escucharlo me remite a cientos de imágenes, sonidos como colores”, afirma Mariana Rivero, una de las artistas plásticas que participó.

Comentarios