En el PJ buscan frenar un quiebre prematuro - LA GACETA Tucumán

En el PJ buscan frenar un quiebre prematuro

Manzur y Jaldo solicitaron bajar los decibeles ante la escalada de tensión por la elección del ombudsman. La postura de la oposición.

05 Mar 2021 Por Martín Soto
1

EN EL RECINTO. Foto: Prensa Legislatura

Los jefes de la cocina del peronismo intentan poner un poco de orden luego del conflicto interno que provocó la ebullición de la olla en la que se cocía la elección del defensor del Pueblo. Legisladores del espacio mayoritario de la Cámara afirman que el tema se venía cocinando a fuego lento desde hace un par de meses. Pero en los últimos días las tensiones subterráneas pusieron la hornalla en máximo y causaron un caos que llegó puertas afuera.

Más de una veintena de parlamentarios del bloque Justicialista de Todos se reunieron ayer luego de un nuevo -e intenso- round mediático entre Javier Morof, alineado con el vicegobernador Osvaldo Jaldo, y Gerónimo Vargas Aignasse, hombre de confianza de Juan Manzur.

Los cruces tomaron tal temperatura que “desde arriba” hubo un pedido explícito de “bajar los decibeles y evitar las agresiones públicas” hasta el día de la sesión, convocada para el lunes a las 9.

“Jaldo ha pedido que haya madurez y responsabilidad, que tratemos de bajar un poco esta confrontación. Se tiene que discutir puertas adentro”, aseguraron fuentes del encuentro. Se analizó también que se trataba de una interna a destiempo que dejará secuelas en la Cámara.

Ambos legisladores ya habían mantenido un acalorado intercambio en el recinto -y fuera de él- en mayo de 2020, durante el tratamiento de la ley contra “motochorros” (9.257).

Durante la tarde, en tanto, fuentes cercanas a Casa de Gobierno indicaron que el mandatario hizo algunos llamados para poner “paños fríos” a la situación (se informa por separado). Sin embargo, hay quienes dudan que las llamas se sofoquen rápidamente debido a las dimensiones que alcanzaron.

Desacuerdos

Las tensiones surgieron a partir de la conformación de las ternas para la designación del defensor del Pueblo para el período 2021-2025. El jaldismo logró imponer al legislador Eduardo Cobos (favorito al cargo), al ex titular de la Caja Popular Mario Koltan y a la contadora María Emilia Saab como postulantes a ombudsman. El manzurismo, sin embargo, pugnaba para que se incluyera en la terna al defensor del Pueblo saliente, Fernando Said Juri Debo. Incluso, denunció irregularidades durante la votación de la terna en comisiones y planteó formalmente que sea declarada nula. Pero Jaldo, ante una consulta de este diario, fue claro: “el lunes Tucumán va a tener un nuevo defensor del Pueblo”.

A pesar de que el río ayer estaba revuelto, nadie de la oposición se asomó a buscar una ganancia. Los referentes consultados por este diario optaron por la cautela y aseguraron que no habían fijado su postura sobre cómo votarán. Sí, en cambio, coincidieron en que el proceso dentro de la comisión para elegir la terna fue correcto, que sería grave una ruptura de bloque tan temprana y que la sucesión de la Defensoría del Pueblo quedó en el medio de una pelea interna. “Es muy simbólico todo, porque no es un cargo de vital importancia ni para el Gobierno ni para la Legislatura”, analizó un parlamentario opositor.

Legisladores afines al vicegobernador explicaron que no lograron trabajar en conjunto con Juri Debo en estos años y que por ese motivo desistieron de apoyarlo. A su vez, afirmaron que una mayoría consideró que Cobos era el hombre indicado para el cargo.

Ambas corrientes oficialistas revelaron que Manzur citó personalmente a un grupo de parlamentarios el martes para pedir por Juri Debo. Los jaldistas afirman que allí le explicaron que ya se habían comprometido con Cobos, y decidieron sostener su postulación. Al día siguiente, en comisiones, surgió una terna de Casa de Gobierno con Juri Debo, Cobos y el abogado César Ismael Toledo. Ese desacuerdo avivó las llamas de una interna subterránea.

Divididos

Los votos diferirán en el oficialismo

En la Casa de Gobierno y en la Legislatura ya tienen listo el “poroteo” de votos. La única certeza es que los 32 legisladores del bloque oficialista (de un total de 49) irán divididos. En el círculo de Juan Manzur hablan de un empate de 16 a 16. En el jaldismo, en tanto, entienden que cuentan con una mayoría favorable de 21 a 11. Incluso las autoridades de la mesa del recinto irían con votos divididos: el presidente subrogante, Regino Amado, votaría a Cobos; mientras que el vicepresidente primero, Gerónimo Vargas Aignasse, busca incluir a Juri Debo como sea. Todos los posibles votos del PJ, en esta nota de LAGACETA.com.ar 

Comentarios