Analizan brindar un marco legal a las aplicaciones como Uber - LA GACETA Tucumán

Analizan brindar un marco legal a las aplicaciones como Uber

Dos proyectos de ley proponen alternativas frente a la aplicación para solicitar viajes en la ciudad. Una propuesta se inclina por prohibir el servicio y otra, por regularizarlo.

14 Nov 2020 Por Martín Dzienczarski
1

APLICACIONES. El servicio Uber, para solicitar viajes para trasladarse o enviar mercadería, ya funciona en Tucumán aunque no está reglamentado.

La irrupción de Uber en Tucumán tendrá eco en la próxima sesión de la Legislatura. La puesta en funcionamiento de la aplicación para solicitar el traslado de personas o paquetes derivó en sendas propuestas para prohibir el funcionamiento de servicios que no estén regularizados ni tributen en la provincia y para otorgar un marco regulatorio.

Desde hace un mes, alrededor de 30 coches ya brindan servicio en la aplicación.

El oficialista Daniel Deiana presentó un proyecto que prohibe “en todo el ámbito de la provincia a cualquier servicio de transporte público prestado a través de plataformas y/o aplicaciones tecnológicas, por empresas que no se encentasen radicadas y debidamente habilitadas por la autoridad de aplicación correspondiente”. El proyecto, que también lleva las firmas de los peronistas Tulio Caponio, Eduardo Cobos, Javier Morof y Raúl Ferrazzano, incluye un listado de requisitos y pautas que deberán cumplir las aplicaciones para solicitar un servicio de transporte.

“El proyecto, por moción en la última sesión, tiene preferencia y estará incluido en el próximo temario de sesión. La finalidad es prohibir cualquier plataforma electrónica o aplicativo que brinde un servicio de taxis sin las aplicaciones correspondientes”, explicó Deiana. Y agregó: “cuando empiezan estas aplicaciones a trabajar lo hacen en una situación de mucha ventaja respecto a los taxis, porque esos vehículos no pasaron por las autorizaciones necesarias para controlar el sistema. No pagan una licencia, cánon mensual, seguro para transportar terceros y demás. Como ha bajado un 40% la recaudación durante la pandemia, no podemos permitir que se sume otra competencia desleal a una actividad de la que dependen 30.000 familias en la provincia”.

El proyecto establece, además, obligaciones de los conductores (deberán solicitar un permiso a la Provincia, contar con la licencia de conducir que se exige para taxis, y tener una jornada laboral que no supere las ocho horas corrida) y para las empresas (abonar una alícuota adicional de ingresos brutos del 2% sobre el total del viaje, constituir domicilio en Tucumán, y los vehículos no podrán tener una antigüedad mayor a 5 años).

Propuesta opositora

El radical Raúl Albarracín presentó, con el acompañamiento del alfarista Walter Berarducci, un proyecto que propone regularizar a los servicios como Uber para darle un marco normativo.

La propuesta busca “reglamentar y organizar el servicio de transporte privado a través de plataformas electrónicas”. Entre sus artículos, propone el “otorgamiento de permisos, licencias y habilitaciones para quienes acrediten el cumplimiento de los requisitos fijados”. Autoriza al Poder Ejecutivo a controlar la cantidad total de vehículos que puedan brindar servicio.

Respecto a la antigüedad, la propuesta de Albarracín y Berarducci establecen que la tarifa sólo podrá pagarse a través de billeteras digitales o tarjetas, y que los coches no podrán tener una antigüedad superior a los tres años.

“El proyecto toma como parámetro el derecho comparado, se inspira en legislaciones donde el sistema funciona de manera correcta, con normadas adaptadas al contexto y a las particularidades de cada provincia”, explicó en los fundamentos Albarracín.

Comentarios