En San Martín hablan de mucho trabajo y unas ganas enormes

El plantel avanza con su preparación mientras los DT buscan definir los últimos refuerzos.

15 Oct 2020
1

APURAN LA PUESTA A PUNTO. Ricado Somma es el encargado de que el grupo vuelva a mostrar supremacía física; Gonzalo Rodríguez, uno de los futbolistas que quieren comenzar a competir cuanto antes para poder lograr el objetivo. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI

Pasaron 20 días desde que el plantel de San Martín comenzó su preparación de cara a la todavía inexistente definición de la Primera Nacional. Casi un mes de trabajo, pese a que todavía dé la sensación de que en La Ciudadela están en veremos.

En el medio recibieron el golpe de la negativa a su pedido por parte del TAS, pero Favio Orsi y Sergio Gómez no levantaron el pie del acelerador ni un solo segundo. “Estamos muy bien”, le confirma el “Negro” a LG Deportiva, enviando un mensaje optimista para los hinchas.

Los entrenadores descansan muy pocas horas al día. Por la mañana dirigen las prácticas herméticas para tratar de eludir las esquirlas de la pandemia, y el resto del día intentan terminar de darle forma a un plantel al que le faltan algunas piezas.

Con Joaquín Varela y Santiago Gallucci Otero confirmados, los DT esperan el sí de un central y de un extremo por izquierda para quedarse un poco más tranquilos. “No es sencillo el mercado. Aún no se sabe cómo se jugarán los torneos y, por ahí, eso también retrasa las negociaciones. Hay que esperar”, aseguran. Pero hay algo que por estas horas deja muy conforme al cuerpo técnico: la predisposición al trabajo de un grupo que está herido y con ganas de revancha.

“Los chicos están mostrando en los entrenamientos las mismas ganas que tenían de retomar las prácticas. Estamos avanzando muy bien con los trabajos y de a poco vamos acelerando y sumando nuevas tareas”, explicó Gómez, advirtiendo que el extenso parate es algo que debieron tomar muy en cuenta. “Fuimos estudiando cómo comenzaron a trabajar los equipos de Primera y qué dificultades tuvieron. En base a ello, pudimos armar nuestros trabajos intentando achicar el margen de error y de lesiones”, agregó.

Desde el lunes, luego de una semana de preparación y otra de iniciación en trabajos físicos, el grupo comenzó con tareas tácticas. La dupla se muestra conforme porque los futbolistas que estuvieron en el inicio del proceso conocen el libreto a la perfección y ayudaron a que los nuevos puedan acoplarse de la mejor manera posible.

Esperan el formato

Los trabajos tácticos y el fútbol reducido seguirán siendo el principal punto a tratar hasta el sábado. Claro, el cuerpo técnico quiere comenzar a realizar fútbol formal a partir de la próxima semana. “La idea es llegar a fines de la semana que viene con esas tareas”, adelantó el entrenador, esperando conocer cómo será el torneo que deberán disputar y en qué fecha el “Santo” deberá presentarse de manera oficial. “Eso también nos dará una perspectiva más clara para trabajar. Pero creo que vamos a llegar en buenas condiciones”, sentenció.

El esquema utilizado es casi el de una pretemporada normal, aunque los seis meses de inactividad son el principal foco de conflicto. Sin embargo, el amor propio y las ganas de lograr el objetivo, aparecen como el combustible ideal para seguir adelante.

“Queremos cerrar lo antes posible los refuerzos que nos están faltando; y acelerar en la preparación para poder llegar bien al torneo. Hay muchas ganas y eso simplifica todo”, concluyó el entrenador.


Se cayó uno, pero van por más

Manuel Capasso, uno de los defensores que figuraba en la potencial lista de refuerzos, firmó ayer el contrato con Newell’s. Sin embargo, los dirigentes están tratando de avanzar con otras negociaciones para tener el plantel completo lo antes posible. “Creemos que en las próximas horas podría haber novedades”, afirmaron los directivos.

Comentarios