Tafí del Valle: abrir las puertas, una decisión difícil pero necesaria

Si bien la preocupación por el coronavirus es alta, los tafinistos están afligidos por el impacto que tendrá la nula actividad turística.

10 Oct 2020 Por Federico Espósito

En el caso de una ciudad como Tafí del Valle, que vive en gran parte del turismo interno, la encrucijada entre cerrar las puertas para reducir la probabilidad de contagios o abrirlas para favorecer una economía bastante castigada después de tantos meses de cuarentena no genera tantas opiniones divididas: aunque algunos tafinistos se confiesan preocupados por el creciente número de casos positivos confirmados, la mayoría entiende que en este caso la necesidad es mayor que el riesgo.

"Esto es una villa turística, depende mucho de eso. Pero la gente que está viniendo en general sí se cuida", rescata Juan Manuel Caliva, quien trabaja en información turística de Tafí. "Desde acá, nos enfocamos en una campaña de prevención. Tenemos chicas que recorren la villa, pidiendo que se respete el distanciamiento, que se coloque alcohol en las mesas de los locales gastronómicos, o que usen bien los barbijos", cuenta. "La mayoría usa barbijo, pero lo hace mal. Tienen que cubrirse la nariz y la boca", subraya una de las chicas.

Habitualmente, septiembre y octubre son los meses que sirven de puente entre las épocas de menor afluencia, y en los que suele concentrarse el turismo proveniente de otros países. Algo que, debido al cierre de las fronteras internacionales por la pandemia, no ocurrirá este año.

PASEO DE ARTESANÍAS. En Tafí del Valle. Foto: LA GACETA / Osvaldo Ripoll

"En cuanto al turismo interno, los que suelen venir por esta época son los que prefieren un Tafí con buen clima pero más tranquilo, sin tanto movimiento, como sucede en el verano. Por eso, a pesar de que subió mucha gente entre ayer y hoy, no se ven muchas personas caminando por las calles. Es porque están en sus casas", describe Caliva.

Además, las actividades grupales en general, como caminatas, visitas guiadas y excursiones, están suspendidas. Sin embargo, Caliva advierte que sí se pueden hacer de manera "autogestionada", siempre respetando el distanciamiento y demás medidas de seguridad. "Por ejemplo, caminatas al cerro El Pelao, la cascada de Los Alisos, la Vuelta al Valle, al Cristo o a cerros cercanos. En ee caso, se deja asentados los datos en los Bomberos Voluntarios o en el Centro de Salud, con la hora a la que se piensa salir y a la que se planea regresar, para el caso en que tengan alguna dificultad", informó Caliva.

Sobre la nueva medida dispuesta por el Comité Operativo de Emergencia, en virtud de la cual quienes sean propietarios de casas de veraneo en los Valles puedan subir sólo para realizar tareas de mantenimiento y deban regresar durante la misma jornada con el límite de las 15, en la oficina de Turismo se manifestaron escépticos ante la observancia de esa norma.

TAFÍ DEL VALLE. Foto LA GACETA / Osvaldo Ripoll

Comentarios