Covid-19 en Tucumán: “hubo sanatorios que adecuaron áreas para dar más coberturas”

La Asociación de Clínicas reconoce que hay centros que ya derivan pacientes por falta de camas. Merma de recursos humano.

26 Sep 2020 Por Juan Manuel Montero
1

CAMAS PREPARADAS. Los dueños de clínicas no creen que se desborde el sistema privado de salud. la gaceta / foto de Inés Quinteros Orio (archivo)

El aumento de casos de coronavirus en Tucumán mantiene en alerta a las autoridades sanitarias. Es que el principal temor, cuando se está llegando a los 1.000 contagios por día en la provincia, es que el sistema de salud se sature y ya no haya dónde internar a los pacientes. La situación en el ámbito público está controlada hasta el momento, aunque casi el 65% de las camas disponibles, para el caso de los críticos, ya estén ocupadas. El dato se eleva en el caso de las clínicas y sanatorios ya que, a pesar de que se estuvieron adecuando espacios, hay entidades que ya están rebasadas y tienen que derivar pacientes. Ya lo había advertido hace dos semanas el terapista Carlos Vizcarra: “damos de alta a un paciente y entran dos”.

Los números hasta ayer eran elocuentes: desde la asociación de Clínicas y Sanatorios informaron que tienen internados a 255 pacientes, de los cuales 148 estaban en habitación común y 107 en terapia intensiva, de los cuáles hay 27 utilizando respirador artificial.

Eduardo Vega Olguín, titular de la cámara de este sector del sistema de salud provincial, sin embargo, se mostró esperanzado. “Los pacientes que se están internado, al menos esta semana, no presentan condiciones tan críticas. Sobre todo aquellos que son de edad avanzada vemos que al menos han seguido recomendaciones y parecen estar cuidándose un poco más”, afirmó el titular del Sanatorio Rivadavia.

En el caso del sector público, según el parte informado ayer, 101 pacientes se encuentran internados en sala, 149 en terapia Intermedia, 53 en terapia Intensiva sin asistencia respiratoria mecánica y 46 en terapia Intensiva con asistencia respiratoria mecánica.

El problema que más preocupa a los privados es que actualmente hay tantos pacientes con otro tipo de patologías internados como con casos de covid. “Hubo sanatorios que adecuaron distintas áreas para poder dar más coberturas. En algunos casos por ejemplo se suspendió neonatología, y entonces estamos al doble la capacidad intensiva. Pero siguen ingresando muchos pacientes por causas que no tienen nada que ver con la Covid. Hay enfermedades que siguen progresando, más de lo habitual”, advirtió Vega Olguín.

Otro problema serio es el de la falta de recursos humanos. “Creemos necesario que las personas no tuvieran pluriempleo, pero los salarios son muy bajos, y eso lleva que la mayoría de la gente trabaje en dos lugares. Cuando uno se contagia, termina llevando la enfermedad los dos trabajos. Nosotros debimos dividir en tres equipos al personal que antes estaba en una sola área”, afirmó. “Esto conlleva riesgos, tuvimos personal contagiado, pero por suerte ninguno está grave. El problema es que no sólo están expuestos adentro, al estar en contacto permanente con los enfermos, sino que además tienen exposición afuera”, alertó. Y se mostró principalmente preocupado por el caso de los médicos de terapia intensiva que son muy pocos. “Son los que están en contacto con los pacientes que están en la peor condición, los que tienen más contagios, nos ha pasado a nosotros mismos”, reveló.

Vega Olguín afirmó que se de replantear todo el sistema de salud. “Nosotros no podemos reemplazar al personal de esta capacidad, como los terapistas. Pero los sueldos son muy bajos, así se los obliga a tener hasta dos o tres trabajos. ¿Sabe usted cuánto sale una consulta con un especialista? Lo mismo que una docena de empanadas, y eso no debería ser así. No hay médicos para guardias en general, ni terapistas, ni neonatólogos. Deben tener un incentivo económico”, agregó. “En 10 años no vamos a tener personal de salud suficiente, no tengo dudas”, dijo.

Sin embargo, se mostró esperanzado: “no creo que lleguemos al desborde del sistema de salud por esta pandemia. Se deben hacer más testeos, más diagnósticos. Albergo esperanzas de que los pacientes que lleguen no estén tan complicados, como pasó esta semana”. Y finalmente recordó: “es muy importante mantener las medidas que ya todos saben. Lavarse las manos, usar el barbijo o tapaboca y mantener la distancia social. De esta manera habría muchísimos menos contagios”.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Temas

Coronavirus
Comentarios