Piden a la fiscala premura para revisar el celular y cámaras

Pedicone y sus apoderados elevaron ante Rivadeneira su preocupación por la demora en analizar pruebas en el planteo contra Leiva.

23 Sep 2020 varios autores
1

ESQUINA. Solicitaron que se revisen todas las cámaras de alrededor.

Los apoderados del camarista Enrique Pedicone están convencidos de que está demorada la causa en la que ha sido denunciado el vocal de la Corte Suprema de la provincia Daniel Leiva.

Pedicone, junto con los abogados María Fernanda Battig y Arnaldo Ahumada presentaron un escrito ante la fiscala Mariana Rivadeneira, donde denuncian “morosidad y solicitan medidas” en la causa contra Leiva por tráfico de influencias, abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

“A nuestro entender desde el primer momento y hasta ahora vuestra señoría (la fiscala Rivadeneira) viene incumpliendo con los deberes y obligaciones que le impone el Código Procesal”, señaló el trío querellante. Pedicone, Battig y Ahumada se refirieron específicamente a “la comprobación del hecho denunciado contra Leiva y a la obtención de las pruebas que acreditan el hecho y la responsabilidad del imputado Leiva”.

Cabe recordar que Pedicone hizo su denuncia contra el vocal de la Corte el primero de septiembre y luego la ratificó el 9 de este mes. Desde entonces -según los abogados- no se avanzó en la investigación.

A escuchar llamadas

“Por ello -indicaron- venimos a informar que nos encontramos abocados a complementar la prueba” que se encuentra a disposición de la fiscala desde el momento en que fue ratificada la denuncia. “Hasta el momento ella no ha sido incorporada al legajo”, advirtieron los tres abogados.

Ellos solicitaron a Rivadeneira que requiera a la empresa telefónica Personal la ubicación y el detalle de las llamadas entrantes y salientes que se hayan efectuado desde y hacia el teléfono utilizado por Pedicone (381-6098991).

A mirar imágenes

No fue lo único que le pidieron a la fiscala. También solicitaron que en forma urgente le pida a la municipalidad de la Capital y a la Policía de la provincia los registros de las cámaras de seguridad que hubiesen grabado imágenes de la esquina noroeste de la intersección de las calles Junín y Corrientes. En ese lugar se encuentra el bar Ohana que es donde -según la denuncia del camarista- se produjo la reunión con Leiva y donde se grabó el audio donde el vocal de la Corte le pide a Pedicone que interceda en una causa conforme una intencionalidad política.

Oportunamente en declaraciones escritas a la prensa Leiva afirmó que desconocía todo eso. Para comprobarlo es que los abogados plantean que los registros de las cámaras corresponden a lo ocurrido entre las 8 y las 9.40 del 28 de julio de este año. También requirieron que ordene “la individualización, localización y posterior secuestro de todas las cámaras de seguridad particulares que hubiesen grabado ese día y entre esas horas en el lugar señalado y en sus adyacencias”.

Por último, Pedicone, Battig y Ahumada manifestaron que tales requerimientos efectuados a Rivadeneira “encuentran suficiente necesidad y justificación no sólo en la obligación y en los deberes” de la fiscala sino también “en la necesidad imperiosa de obtener y preservar adecuadamente las pruebas que complementen la acreditación del hecho denunciado” oportunamente por Pedicone en contra de Leiva.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios