Exhortación a Claudia Sbdar

Carta de un ex legislador radical.

23 Sep 2020
1

MISIVA. Robles pide a la jueza que “dirija” el Poder Judicial. LA GACETA / FOTO DE ARCHIVO

“La denuncia formulada por el doctor Enrique Pedicone, una vez más evidencia que algunos jueces han sido designados para defender -con total obediencia- los intereses políticos del Poder Ejecutivo. Empero, no se trata de un hecho aislado, sino que existen otros funestos precedentes, publicitados hasta el hartazgo por la prensa independiente y por numerosas denuncias de ciudadanos, habiéndose guardado un ignominioso silencio que afecta los cimientos mismos del sistema republicano, a la vez que mina la credibilidad ciudadana en el recto funcionamiento de las instituciones y de su necesaria división de poderes”. En estos términos comienza la carta que el abogado Juan Roberto Robles envió a la presidenta de la Corte Suprema de Justicia provincial, Claudia Sbdar.

“Asistimos azorados a una omisión deliberada de vuestra excelencia de ceñir su cometido al normal, recto e imprescindible deber de garantizar el derecho humano fundamental de Acceso a la Justicia”, reprocha el ex legislador radical. Y afirma que “tal derecho humano, exige jueces independientes, imparciales, probos, de acreditada y pública honradez, con apego únicamente al Estado Constitucional de Derecho y con el imprescindible coraje civil, voluntad y decisión de hacer Justicia”. Por ello, afirma Robles, la corte debe impedir “cualquier tipo de intromisión de los restantes poderes ejecutivo y legislativo, tal como se encuentra acreditado en numerosos casos y que ha provocado una deslegitimación cada vez mayor del Poder Judicial. Verbigracia: los casos Lebbos, Teves y los rechazos de todas las denuncias de corrupción contra funcionarios públicos”.

El ex parlamentario cuestiona en su misiva al Ministerio Público Fiscal, “que en los hechos detenta un poder mucho más amplio que el de la Corte” y que “ejerce facultades extra constitucionales”. “Entonces, la primera tarea de vuestra excelencia es asumir en plenitud la dirección y organización del Poder Judicial, recuperando facultades exclusivas conferidas por la Ley Fundamental”, concuyó.

Comentarios