Según Aetat, es “demagógico” recortar los subsidios si hay paro - LA GACETA Tucumán

Según Aetat, es “demagógico” recortar los subsidios si hay paro

Una propuesta legislativa de opositores prevé castigos para empresas.

17 Jul 2020 Por Martín Dzienczarski
1

RECLAMO. Berretta pide políticas para salvar al sistema de transporte.

Tres legisladores de la oposición presentaron un proyecto que promueve un recorte en los subsidios provinciales a las empresas de transporte público de pasajeros por los días de paro del sector en el marco de la crisis salarial.

“Surge del hartazgo de la sociedad producto de una prestación del servicio de transporte público que hace agua por todos lados y no tiene en cuenta el contexto de una crisis epidemiológica”, se desprende en los fundamentos de la propuesta de resolución, que lleva la firma de Raúl Albarracín, Federico Masso y de José Ricardo Ascárate.

Los empresarios del transporte público tucumano, representados por la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat), tildaron la propuesta de “demagógica”: “es ilógico, inaplicable, injusto e irrazonable. Esto es claramente el producto de no entender la problemática del transporte del interior del país, ni siquiera de Tucumán. Reclamamos en conjunto por todas las inequidades existentes en pos del sistema, del usuario, de los empresarios y de la conectividad”, dijo Jorge Berretta, vicepresidente de la cámara empresaria, sobre la propuesta. “Humildemente les sugiero a los legisladores que nos convoquen a explicar los costos del transporte, que ignoran con estos proyectos de alto contenido demagógico”, agregó.

Dos veces durante la pandemia, los choferes de colectivos realizaron huelgas que paralizaron el transporte público durante una cantidad de jornadas que practicamente equivalen a un mes: 18 días en mayo, mas una semana entre junio y julio. Los dueños de las firmas sostienen que la caída en la recaudación por la pandemia hace imposible sostener el servicio, pese a los subsidios nacionales ($ 152 millones al mes) y provinciales ($ 60 millones). Además, cuestionan que el 85% de los subsidios nacionales al transporte público de colectivos se destina a las firmas porteñas.

“Les recuerdo con mucho respeto a estos legisladores que el mayor responsable de esta asimetría existente y del caos del servicio público en el interior fue la administración central anterior, de la cual eran parte ellos. Lamentablemente, ante las promesas del Gobierno de Alberto Fernández no cumplidas, es que nos agarra esta pandemia en una situación endeble. Una crónica anunciada”, consideró Berretta.

Las críticas de los empresarios respecto a los subsidios nacionales apuntan a la inequidad en la distribución que favorece a las firmas del Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) en detrimento de las provincias. Ello lleva a que el boleto mínimo en la ciudad de Buenos Aires sea $ 18, mientras que en San Miguel de Tucumán es $ 30.

“En la provincia logramos calzar los sueldos y el aguinaldo, y están asegurados durante tres meses, gracias a que el gobernador (Juan Manzur) nos refinanció una deuda de fines de 2019, y a la voluntad de empresarios y trabajadores, que seguimos adelante, endeudándonos. Necesitamos repensar el sistema del transporte, como los de Salta o Mendoza”, finalizó Berretta.

Comentarios