El “Santo”, entre el deseo y la dura realidad

A medida que pasan los días, la situación se complica en el club de La Ciudadela.

15 Jul 2020
1

LOS SENTIMIENTOS NO CAMBIAN. La dupla técnica permanece en Buenos Aires a la espera de novedades. “Nuestro deseo es quedarnos en el club”, admitió Orsi. foto de matias nápoli escaler

Los clubes argentinos piden claridad donde las respuestas prácticamente no existen. Si algo caracterizó a la actual gestión de la AFA es que impone su poder interno, pero su peso a nivel internacional es casi nulo. Mientras sus máximas autoridades siguen castigando a San Martín al negarles lugar a los pedidos realizados desde La Ciudadela, los equipos que compiten en la Copa Libertadores suplican para que la Conmebol atienda sus necesidades. Sin embargo, hasta el momento no consiguen nada y desde Asunción sacan la “chapa” para hacerle entender a Claudio Tapia que las decisiones no siempre pasan por sus manos.

El silencio de la Conmebol es la misma moneda que utilizó la AFA con San Martín. Nunca se expidió sobre el pedido para que se reconsidere la decisión de no concederle el ascenso y hasta el momento nadie sabe dónde anda el dictamen del tribunal de disciplina que no hizo lugar al pedido realizado por Pablo Toviggino para que se castigue al presidente “santo” Roberto Sagra. Debido a eso se analizó la posibilidad de enviar un nuevo pedido de pronto despacho, pero por el momento esa alternativa quedó descartada. La única esperanza la brinda el TAS, cuyo fallo se estima se conocerá a fines de julio o comienzos de agosto.

A medida que pasan los días la inquietud crece porque cuando la AFA autorice a comenzar los entrenamientos, muchos equipos -especialmente Tigre- comenzaron a rearmarse y sumaron refuerzos, mientras que San Martín tiene un plantel diezmado y su situación económica no es alentadora, por lo que será complicado contratar jugadores para suplir a sus principales figuras que quedaron libres en junio y en algunos casos ya definieron un futuro lejos de La Ciudadela.

Mientras tanto, la dupla técnica conformada por Favio Orsi-Sergio Gómez permanece en Buenos Aires a la espera de novedades sobre el futuro. Ambos están abiertos a escuchar una propuesta. “Si bien nuestro contrato se venció y ya no somos técnicos de San Martín, nuestro deseo es quedarnos”, admitió Orsi. Otro punto que juega en contra del “Santo” es que cualquier jugador o entrenador que llegue tendrá que contar con un permiso especial y esperar varios días antes de comenzar la actividad debido a los protocolos exigidos por las autoridades sanitarias.

Comentarios