Adiós al cheque: la Justicia ordenará pagos electrónicos

La medida procura acelerar el cobro en la crisis.

09 Abr 2020 Por Irene Benito
1

EL HALL CENTRAL DEL PALACIO DE JUSTICIA. Escena de un día hábil antes de la declaración del asueto judicial extraordinario.

La pandemia apuró un paso histórico en los Tribunales de Tucumán: los cheques de papel confeccionados manualmente serán sustituidos por órdenes de pago electrónicas. Esta modificación permitirá acelerar los movimientos en las cuentas judiciales, y en lo inmediato beneficiará a los ciudadanos y profesionales que disponen de fondos depositados. La innovación tiende a eliminar la gestión presencial en un momento en el que ella está vedada como consecuencia del confinamiento a la vez que alivia los bolsillos de los litigantes. La habilitación de la emisión de instrucciones de pago virtuales se complementa con la recomendación de “darles urgente trámite” dirigida a los jueces.

“Resulta imperioso adoptar medidas rápidas y eficaces mientras duren la situación de emergencia sanitaria y el aislamiento”, dijo Claudia Sbdar, presidenta de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, en la resolución que comunicó ayer. La jefa del alto tribunal instó a los magistrados a prestar atención especialmente a los fondos depositados y a depositarse en las cuentas judiciales relacionadas con créditos de carácter alimentario, como pagos de gastos para el sostenimiento de los hijos; indemnizaciones por despidos; accidentes de trabajo y de tránsito, y honorarios profesionales. “La postergación (de estos pagos) impacta en el sustento diario de los destinatarios -partes y profesionales-, y en el de sus grupos familiares”, manifestó Sbdar. Si bien sólo la vocal firmó este aconsejamiento, aquella consignó que la resolución de presidencia tenía el visto bueno de sus pares Antonio Daniel Estofán, Daniel Posse, Daniel Leiva y Eleonora Rodríguez Campos.

La recomendación remitida a los jueces de la provincia recuerda que el lunes fue notificada la puesta en marcha del sistema desarrollado por el Banco Macro para realizar una serie de operaciones en línea vinculadas a los juicios. “Esta nueva herramienta se inscribe en el expediente digital -será implementado progresivamente a partir del 27 de abril- y permite dar, mediante pasos sencillos y en forma segura, una respuesta veloz sin necesidad de remitir oficios”, indica una circular de la Secretaría de Superintendencia. En concreto, los jueces, funcionarios y empleados deberán darse de alta en una plataforma específica para comenzar a usar el homebanking.

La activación de los libramientos de pago electrónico se suma a la reglamentación de la presentación de los escritos digitales y a la exhortación a aprovechar el asueto extraordinario vigente desde el 17 de marzo para escribir las sentencias pendientes. Esta última medida había sido solicitada por el Colegio de Abogados de la Capital tras advertir que la prolongación de la parálisis tribunalicia agravaba la crisis económica para los letrados. El presidente Marcelo Billone y el vicepresidente Carlos Casal incluso escribieron al presidente de la Nación, Alberto Fernández, para solicitarle que incluya a la abogacía entre las actividades esenciales exceptuadas de la cuarentena. “La orden de pago electrónica demuestra que la Corte nos escuchó: es un adelanto enorme, además de un mensaje necesario. Había una sensación muy negativa de que el coronavirus obligaba a los jueces y a los profesionales a quedarse en su casa, pero que, al final del mes, sólo los primeros iban a cobrar”, opinó ayer Casal.

En la actualidad, los fueros civiles funcionan con una guardia mínima mientras que la Corte afectó al conjunto del personal del ámbito penal. Los plazos de la mayoría de los procesos están suspendidos y la administración de justicia se circunscribe a las cuestiones que no admitan demora. El trámite de estas urgencias tiene lugar por medio de los dispositivos tecnológicos disponibles, en particular, las videollamadas y el WhatsApp.

Comentarios