Indie Rock y Pop: Él Mató pasa de “La síntesis O’Konor” a otra dimensión

Con sus fantasías y sombrías letras, la banda ha logrado posicionarse y conquistar a un público de diferentes generaciones. La melancolía y la libertad.

30 Nov 2019 Por Jorge Figueroa
1

DESDE LA PLATA. El grupo regresa con temas no conocidos que integrarán un nuevo disco y que fueron grabados hace un par de años.


Cuando el tesoro se está hundiendo y no se sabe qué pasa en ese lugar donde todo el mundo (extraño) es más joven que uno, se esparce la depresión sin épica. El párrafo podría interpretar (armar) uno de los conceptos ejes de esta música, en el que reaparece una “pelea salvaje” y “extrañas cosas” que imagina un personaje en el bosque. Una lucha.

Lejos parece haber quedado “Algún día Jenny” (2012) y la promesa de “todo lo que ves será nuestro”. La soledad regresa una y otra vez, incluso con “El perro”, el tema que acaba de difundirse.

Él Mató a un Policía Motorizado regresa a esta ciudad pero ahora como una de las grandes bandas; tal vez sea su mejor momento con ese álbum “La síntesis O’ Konor” que no ha dejado de escucharse y valorarse como una de las producciones indie rock y pop más interesantes de 2017, 2018 e incluso 2019, y disfrutarse por un público de distintas edades.

Las guitarras no están distorsionadas como en “El Fuego Que Hemos Construido”, y son más claras y limpias; reconocen un sonido menos crudo y salvaje. “No me gustó mucho cuando escuché el corte final, tan melancólico y por momentos oscuro, y yo tan expuesto”, le respondió Santiago Barrionuevo a LA GACETA ante una pregunta sobre lo sombrío de algunas letras.

Santiago está orgulloso porque Fito Páez hizo una versión de su tema y lo invitó a subir al escenario del Teatro Xirgú a cantarla con él, aunque admite que se puso muy nervioso.

Gira

“La Síntesis O’Konor” los llevó de gira por países de Europa y Latinoamérica a Santiago y a Manuel Sánchez Viamonte (guitarrista), Gustavo Monsalvo (guitarrista), Guillermo Ruiz Díaz (baterista) y Agustín Spasoff (tecladista), una banda que comenzó a tocar a principios del milenio y continúa instalada en La Plata y no quiere mudarse. Muchos tucumanos la escucharon en pequeños locales desde hace más de una década, cuando era poco conocida, y en la escena under.

El grupo de La Plata cerrará el año a mitad de mes en un estadio con mayor capacidad en Buenos Aires; “comenzar a hacer shows más grandes lo vivimos como otra etapa, hay que ver cómo redimensionar varias cosas”, cuenta el artista.

- Veo una foto de ustedes con la espada, y me pregunto si habrán estado pensando quién tiene el poder....Creo que hay mucho de eso, hasta hermético (?) en ‘La síntesis O’ konor’, ¿te parece? ¿Es un viaje, una aventura?

- Cuando definí que la estética iba a tener que ver con algo medio medioeval de fantasía. decidimos correr el eje de lo que ya estaba planteado en las letras y la música. Me gusta cuando le doy el plano visual a todo eso, que es como poner la cara, la tapa del disco, correrme un poco, que genere incertidumbre, no complacer ese universo creado, sino generar una especie de volumen que genere combinaciones en el receptor, inventadas las interpretaciones, que lo corra. Hay un espacio libre donde hay una espada, una fantasía hasta donde se cuenta una historia de amor, convencional. Las interpretaciones me divierten.

- Hay letras que remiten profundamente a la soledad. Han puesto una vara muy alta con ‘La síntesis O’ konor’.

- Sí, hay mucho de soledad, de melancolía, de cosas introspectivas. No me gustó mucho esa parte cuando escuché el corte final del disco, tan melancólico y por momentos oscuro, sentí que estaba muy expuesto yo con mis sentimientos, me generó una crisis de vértigo, pero después comprendí que estaba bien así, que sea sincero y espontáneo y nada planeado... Pero sí, sin dudas es el mejor el disco, estoy muy feliz, y está bueno que se eleve la vara, y no porque lo digan los demás sino que nosotros la ponemos arriba; que nos autoexigamos y que lo nuevo sea igual de intenso. La idea es escribir libremente lo que sienta. Y no siento tener algo con lo que haya que tener cuidado.

- Hay temas nuevos.

Las canciones que vamos a publicar el 6 de diciembre con el disco “La otra dimensión” son parte del universo de ‘La síntesis O’ konor’, canciones que no quedaron en el corte final. Son como la otra cara de ese disco. Esas canciones que nos gustan mucho y hay reversiones además. Cuando fuimos a Estados Unidos grabamos como 15, íbamos a sacarlas todas juntas, pero después dijimos ‘bueno no, que el corte sea la medida de un vinilo: dos caras de 18 minutos’. Es un límite arbitrario, pero hizo más sencillo el recorte.

- Salieron del under...pero, ¿y la autogestión?

- La autogestión sigue ahí, como todos los discos, son editados por nosotros. Nos gusta así, somos dueños de nuestros temas, dueños de nuestra agenda y tenemos la libertad total con nuestro arte. La autogestión es decir dónde, cómo y qué tocar: eso es innegociable. En Argentina somos nuestro propio sello, pero en el exterior hay otros a los que enviamos nuestra música y nos editan y esto no es autogestivo. Nosotros mandamos los audios y el arte que hacemos, pero ellos tienen como licencia de ver cómo lo hacen. Queremos estar en el centro de todo nuestro arte, de lo que hacemos, poder controlarlo y bueno, ser felices.

- ¿No te cansás de cantar?

La verdad que no me aburre cantar canciones en vivo, más allá de escuchar la música grabada, porque a pesar de que las canto desde hace mucho, cada noche, cada experiencia es distinta, ver la gente bailando, abrazándose y saltando, me emociona. Fijate que las canciones que más cantás son las que deberían aburrir, pero son las que más pide la gente y más celebra. Y ver esos rostros emocionándose, es muy intenso. Son muchos años de tocar las mismas canciones, llevamos más de 15 años.

- Estás trabajando con el cine y además produciendo.

- El director de cine Fernando Salem me invitó a componer toda la música de su próxima película, ‘La muerte no existe y el amor tampoco’, que se estrenó en el Festival de Cine de Mar de Plata. El álbum y la música están on line y fue una experiencia nueva que me gustó mucho hacerla. En las salas estará en enero o febrero. Además tengo un ciclo de “Siete películas que deberías ver antes de morir”, que también lo disfruto: elijo las películas que quiero ver en pantalla grande y un montón de gente se copa. Y en cuanto a la producción me hice cargo del primer álbum de Amaia, una cantante pop europea salida del programa de televisión ‘La Academia’ (la edición española de ‘Operación Triunfo’). Tocaba nuestras canciones en el programa, y me divertía que viniera de un circuito algo distinto del nuestro. hubo buena onda de entrada. Estuve en Barcelona y en Chile, y hubo buena onda de entrada la cantante. Son cosas que me corren de mi eje porque me saca de la música, me aísla un poco y eso me ayuda para volver. A mí me gusta mucho lo audiovisual.

ACTÚA HOY

• A las 22, en Usina del Centenario, en avenida Sarmiento 1.125.

Invitados: tres grupos locales y Dj’s

El Mató a un Policía Motorizado no tocará solo esta noche. También participarán las bandas Santos Sin Remera, Alem, Estación Experimental y luego habrá una fiesta con DJ Cazzu y Caro Zamora. Estación Experimental y Alem son grupos consolidados desde hace mucho en la escena de esta provincia. Santos Sin Remera, por el contrario, comenzó a conocerse en 2016.

Comentarios