San Martín tendrá una importante tarea para la semana

Pensando en Quilmes, mejorar la puntería es la misión del equipo de la dupla Orsi-Gómez.

08 Oct 2019
1

LAMENTOS. Esta imagen fue de las más repetidas en el partido contra el “Dragón”. la gaceta / foto de ANTONIO FERRONI

“La falencia fue la falta de contundencia porque tuvimos un montón de chances para redondear el partido y no lo pudimos cerrar y cuando pasa eso en el fútbol a veces se paga caro”. Con esa frase Favio Orsi había resumido la gran victoria de San Martín en Victoria la semana pasada. El entrenador, visiblemente feliz, advertía sobre la poca efectividad que en ese juego había mantenido en vilo a los hinchas “santos”.

“Eso a veces en el fútbol se paga caro”, decía uno de los entrenadores de San Martín. Y el domingo lo pagó. Empató de local no porque haya jugado un partido malo o porque no haya generado situaciones de gol a lo largo de los 90 minutos. Todo lo contrario.

San Martín fue superior a Defensores de Belgrano, que llegó a plantear el partido que se esperaba: firme atrás, supo soportar cada uno de los embates “santos” y apostó a ganar las segundas pelotas, intentando encontrar una contra que les permitiera llevarse todo. Esta vez San Martín falló. No estuvo fino para darle la estocada final y, en cierta manera, dejó una imagen similar a la del segundo tiempo contra el “Matador” de Victoria. Quizás los yerros en los metros finales no fueron tan alevosos como en esa ocasión porque Tigre, el pasado lunes, estaba bien adelantado y dejaba espacios claros para el “Santo”, justo lo que el domingo no encontró.

Las malas decisiones en ofensiva estuvieron a la orden del día; o en la definición ante el arquero rival, o en el último pase para dejar de cara al gol a un compañero o en la indecisión de asistir o buscar el arco. Siempre hubo una falencia que le impidió encontrar el gol que le hubiese permitido a San Martín sumar la cuarta victoria en fila jugando en casa y la tercera de manera consecutiva en esta Primera Nacional.

“Me deja tranquilo que el equipo tuvo ambición y no renunció nunca a buscar el gol”, aseguró Sergio Gómez, dejando en claro que en el génesis de su cuerpo técnico ese es el único camino. “Siempre, en todos los clubes que dirigimos, fuimos a buscar todos los partidos. Queremos ser protagonistas y de esa manera afrontaremos el duelo contra Quilmes. Vamos a ir a ganar”, aseguró.

Para conseguirlo, la dupla deberá redoblar las tareas de definición. San Martín crea situaciones pero en los últimos juegos demostró un poco de fragilidad en el toque final. Si logra mejorar ese aspecto se consolidará como un equipo, definitivamente, protagonista.

Comentarios