El calor no frena la marcha de San Martín

El plantel le hace frente a las altas temperaturas de la primavera.

10 Oct 2019
2

A TODO RITMO. El plantel “santo” trabaja pensando en seguir creciendo en su juego; y en vencer a Quilmes el lunes, claro. PRENSA CASM

Secuelas de esfuerzo máximo, semblantes agotados, caras enrojecidas por el sol; así, uno a uno, los jugadores “santos” iban dejando ayer, el complejo “Natalio Mirkin” luego de la práctica matutina en laque Favio Orsi y Sergio Gómez comenzaron a apuntarle a Quilmes, el rival del próximo lunes desde las 21.10 en el estadio Centenario.

“¡Qué calorcito! Más que primavera, esto parece pleno verano”, rió con ganas Abel Luciatti, con un look casi playero. “Me habían hablado del calor, pero sentirlo es mucho más bravo. Yo esperaba que pase un poco más de tiempo antes de comprobarlo, pero no. Hay que comenzar la temporada de pileta cuanto antes”, agregó el central.

“Está complicado el tema. Pero bueno, hay que acostumbrarse”, se resignó su compañero de zaga, Emiliano Amor.

Otro que también mostraba signos de cansancio y de sofocación era Pier Barrios, aunque mucho menos evidentes que los “nuevos”. “Pasa que yo estoy desde hace bastante tiempo en la ciudad y ya me acostumbré. Hay que ponerle el pecho y trabajar”, explicó el lateral derecho.

Lo cierto es que ayer a las 10.40, cuando el plantel dio por concluida la sesión de entrenamiento, el termómetro ya había pasado los 30 grados. El fuerte sol y el intenso calor casi obligaron al cuerpo técnico a cambiar el horario de inicio de las prácticas.

Hasta la semana pasada, el horario de comienzo de los entrenamientos rondaba entre las 9.30 y las 10. Pero el clima de nuestra provincia no es muy amigo de realizar trabajos físicos cerca del mediodía. Por ese motivo, el plantel comenzó a trabajar a las 9 y así lo hará, por lo menos, durante esta semana (hasta el domingo, día en el que el grupo viajará a Buenos Aires para jugar en la jornada siguiente ante el “Cervecero”).

“Me parece que habrá que adelantar nuevamente ese horario. No sé hasta cuándo se aguantará comenzar a las 9”, explicaron desde las entrañas del predio ubicado en Cebil Redondo.

A pesar del intenso calor, los entrenadores pusieron la mira en el nuevo objetivo que tienen en Bolívar y Pellegrini por estas horas. “Hay que ir a ganar de visitante”, aseguró Gómez. Y pensando en ese objetivo, los entrenadores recibieron una buena noticia: la ecografía realizada a Matías Fissore determinó que el volante sólo padeció una contractura en su isquiotibial derecho. Por ese motivo, el capitán podría ser de la partida el lunes contra Quilmes.

En ese sentido, Orsi y Gómez tienen a todo el plantel a su disposición. Así, sin lesionados, y teniendo en cuenta que los DT están conformes con el nivel del equipo, podría repetirse la formación del pasado domingo.

Comentarios