Macri espera que el Congreso defina qué hacer con la deuda

Según Berensztein, si las medidas prosperan, aliviará la gestión actual y también la futura.

29 Ago 2019
1

Hernán Lacunza ARCHIVO

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, se reunió anoche con el candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto, y senadores y diputados de esa coalición para evaluar la estrategia del oficialismo en el Congreso para aprobar las nuevas medidas relacionadas con la deuda. La reunión, después del anuncio, se realizó en el Palacio de Hacienda y estuvieron, entre otros, los senadores Federico Pinedo, Luis Naidenoff, Ángel Rozas y Esteban Bullrich y los diputados Mario Negri, Juan Manuel López y Alvaro González, informaron fuentes políticas.

Trascendió de esos portavoces que Lacunza también mantendría contactos y reuniones con la oposición para comprometerla a aprobar el nuevo paquete financiero con el que el gobierno, como con las medidas anteriores, pretende morigerar la crisis económica.

El gobierno, a través del ministro de Hacienda, anunció varias medidas para diferir el pago de la deuda emitida -tanto en manos de inversores privados como con el FMI- para, se explicó, “aliviar la carga financiera en el corto y el mediano plazo”, aunque garantizando los intereses y el capital. Desde la oposición, a su vez, cuestionaron el rumbo económico del gobierno nacional y prefirieron mantenerse cautos en relación al alcance las medidas anunciadas

En un mensaje de audio publicado en sus redes sociales, la diputada Elisa Carrió le pidió a los argentinos que “se queden tranquilos” porque “la templanza es lo más importante para pasar esta tormenta”, en referencia a la situación económica. “El objetivo hoy del Gobierno es que no nos vuelvan a saquear con el dólar, como fue el objetivo de la devaluación asimétrica del golpe de 2001, y como fue también intentar anticipar el poder en el ‘89, que fueron al FMI para que no le den un peso a la Argentina”, expresó la legisladora en alusión al peronismo.

El diputado de Consenso Federal Marco Lavagna dijo que “hay claramente un cambio de lógica en el funcionamiento económico y queda muy claro que el equipo tomó un camino distinto”, aunque señaló que “igualmente hay que ver el detalle fino de lo que siempre significa, porque en lo que son títulos falta mucha información”. Para el kirchnerista Leopoldo Moreau el anuncio marcó “el trágico y anunciado final de un modelo neoliberal y autoritario”, a la vez que consideró que “hay una esperanza y nuevamente los sectores nacionales y populares estarán a cargo de la reconstrucción”.

Problema de liquidez

Según el analista político Sergio Berensztein la gestión del presidente Mauricio Macri reaccionó luego de varias jornadas compleja, en las que la fuga de dólares fue significativa, con la consecuente caída de las reservas internacionales del Banco Central. “Esto debilitó mucho al Gobierno en un contexto político complejo en el que se había roto ese tenue mecanismo de cooperación y coordinación que se había dado el miércoles 14, con aquel diálogo entre Macri y Alberto Fernández y, luego, en la reunión de Lacunza con la oposición”, dijo anoche a LA GACETA.

A su entender, las medidas se inscriben en lo que se denominan políticas de “market friendly” (mercado amigable), “que no implica reconocer un default (cesación de pagos), sino un problema de liquidez, no de insolvencia, frente a la cual se propone una salida amigable”.

Berensztein aclaró, sin embargo, que si las medidas se aplican de una forma no traumática y de forma correcta, puede llegar a aliviar la situación de la actual y de la próxima administración de Gobierno. “De hecho -recordó-, la misma oposición había insistido en un reperfilamiento de la deuda, alargando los plazos de vencimientos de los compromisos asumidos con el FMI”.

Guillermo Nielsen, una de las caras más visibles del equipo económico de Fernández, había reconocido una amplia renegociación con el Fondo durante un entrevista con el diario brasileño Valor. “Como la Argentina tiene un acuerdo con el FMI, hay ciertas cosas que necesariamente tendremos que hablar con el Fondo. No es que haremos lo que queramos. Pero que debe haber una negociación. Macri entregará un país pobre por un lado, y por otro, un país en una situación incómoda con un bajo grado de libertad bajo el acuerdo con el Fondo”, manifestó.

Berensztein, en tanto, indicó que otro elemento positivo fue la convocatoria al Congreso. “De todas maneras, de lo malo, puede destacarse que no se sabe si estas medidas serán suficientes para recuperar la confianza”, acotó. El analista consideró que esas acciones están más orientadas al mercado que a la sociedad. “Si funcionan, esa sociedad estará más aliviada, pero la pregunta que subyace es si el Gobierno debía anunciar medidas complementarias aprovechando el momento”, finalizó.

EL SILENCIO DE FERNÁNDEZ

Espera la reacción del mercado

Alberto Fernández cree que la gestión del presidente Mauricio Macri cumplió con una de las propuestas que el Frente de Todos había anticipado: la renegociación de la deuda con el FMI. De todas maneras, el candidato a presidente más votado en las PASO decidió mantenerse ayer en silencio y esperar las reacciones que tendrá el mercado a las medidas anunciadas por el ministro de Hacienda Hernán Lacunza.

Opiniones en las redes

- “El camino para evitar un nuevo 2002 requería una extensión de plazos con el FMI y con acreedores. Lo natural habría sido que lo iniciara el nuevo gobierno, pero los tiempos hicieron que el gobierno saliente se anticipara. Mejor esto que atajar una fuga a la puerta 12 desde atrás”. (Eduardo Levy Yeyati, economista)

- “Si una deuda que vence en el año 1 y el deudor unilateralmente decide pagarte en el año 5, aún cuando te respete el valor presente, ello implica un default ya que no se cobra en tiempo y forma. Es más, si la tasa a la que se hace el canje no es la de mercado es DEFAULT SELECTIVO”. (Javier Milei, economista)

- “Pongo en castellano básico lo que dijo Lacunza: los dólares que teníamos que usar para pagar los vencimientos de deuda los vamos a usar para intervenir en el mercado y la deuda la pagamos más adelante. Fin del comunicado”. (Roberto Cachanovsky, economista)

ELÍAS DE PÉREZ

“Buscando consensos”

“Las medidas anunciadas  requieren de la hidalguía de toda la dirigencia política. La prioridad debe ser llevar tranquilidad al bolsillo de los argentinos, abandonando toda mezquindad por la campaña electoral”, dijo ayer la senadora radical Silvia Elías de Pérez. “Vamos a encarar el debate en el Congreso para reperfilar los plazos de la deuda. En el Senado vamos a tratar el tema con la seriedad que requiere, escuchando a todas las voces y buscando consensos”, acotó.

PABLO KOSINER

“Fue irresponsable”

Desde el Justicialismo, el diputado salteño Pablo Kosiner señaló: “hace tiempo venimos planteando que deben renegociarse los plazos de vencimiento de la deuda; y también pedimos explicaciones respecto del crédito en la Bicameral de Seguimiento de la Deuda Externa y no obtuvimos respuesta”.

“El gobierno fue irresponsable en esperar hasta llegar a este punto para convocar al Congreso. Respecto a lo anunciado hoy, cuando llegue el proyecto podremos analizar su contenido con mayor claridad”, agregó.

Comentarios