Si Boca y River ganan hoy sus compromisos, el superclásico vendrá con yapa

El domingo podrían pelear por llegar a la cima de la tabla de posiciones.

25 Ago 2019
1

ANTECEDENTE. El 14 de marzo del año pasado River derrotó de visitante a Boca, 2 a 0. Tévez se le escapaba a Zuculini. reuters

Las vidas de Boca y de River siempre trascienden la coyuntura. Dirigentes, cuerpos técnicos, jugadores y, muy especialmente, los hinchas de ambos no sólo disfrutan o padecen la agenda diaria de cada club, sino que también están atentos a lo que les depara el futuro a corto y a mediano plazo.

Un buen ejemplo de esto se dará dentro de una semana. A las 17 del domingo 1 del mes que viene, el “Millonario” recibirá al “Xeneize”. En ese cruce, por supuesto, estará en juego todo lo que siempre rodea a un River-Boca; pero, además, bien podría darse el caso de que allí resuelvan cuál se queda con la punta de la Superliga.

Para que esta posibilidad se concrete, ambos deben ganar los partidos que jugarán esta tarde: desde las 17.45 River será anfitrión de Talleres; a partir de las 20, Boca visitará a Banfield. Si los dos triunfan, habrán alcanzado los 10 puntos, y se acomodarán en la cima junto a San Lorenzo, que venció 2 a 0 a Arsenal.

Este escenario para riverplatenses y para boquenses lo posibilitó, precisamente, el triunfo del “Ciclón”. Con goles del debutante Juan Edgardo Ramírez -a los 32’ del primer tiempo- y de Nicolás Blandi -a un minuto para el cierre del partido- bajó nada menos que al sorpresivo equipo del Viaducto, que tras haber regresado a Primera división no sólo marchaba invicto, sino que había ganado los tres partidos disputados antes.

Con su victoria, el equipo “Azulgrana” pasó a ser la sorpresa del campeonato. En la temporada anterior, San Lorenzo había terminado en los últimos puestos. Pero con la llegada de Juan Antonio Pizzi, la cosa cambió; y en el actual torneo aún no conoce la derrota -además de Arsenal, venció a Godoy Cruz (3-2) y a Gimnasia de La Plata (1-0), e igualó con Rosario Central (2-2)-.

El Superclásico de la próxima semana servirá, también, de adelanto al eventual choque entre ambos equipos, por una de las semifinales de la Copa Libertadores. Tanto Boca como River ganaron los partidos de ida de los cuartos de final, y de acuerdo a la llave, si superan ese compromiso se verán las caras nuevamente.

El antecedente inmediato de un Superclásico en el marco de la máxima competencia continental se dio en diciembre de 2018. En Madrid, luego de idas y vueltas motivadas por la violencia, el “Millonario” le había ganado 3 a 1 al “Xeneize”, para consagrarse campeón. Todos los sentimientos que generó esa final, las alegrías y las tristezas, volverán a mostrarse a flor de piel en los hinchas de uno y de otro equipo.

Pero esa posible semifinal no se jugaría antes de los primeros días de octubre; es decir, un mes después del partido que podría valer la cima de la Superliga. Vale decir que el director técnico de River, Marcelo Gallardo, tiene entre sus pocas cuentas pendientes lograr el título del campeonato local.

Ayer, Defensa le ganó 1 a 0 a Gimnasia en La Plata; Vélez 3 a 1 a Newell´s, empataron Central y Patronato 1 a 1 e Independiente 2-Colón 0.

Además de River-Talleres, y Banfield-Boca, la fecha 4 tendrá estos partidos: Godoy Cruz recibirá desde las 11 en el “Malvinas Argentinas” de Mendoza a Estudiantes de La Plata; Unión de Santa Fe será anfitrión de Lanús (13.15) y el último campeón, Racing, visitará a los santiagueños de Central Córdoba (15.30). La fecha se cerrará mañana: a partir de las 19, Atlético se medirá ante Aldosivi en Mar del Plata, y desde las 21.10, Huracán recibirá a Argentinos Juniors en el estadio “Tomás Adolfo Ducó”, en Parque Patricios.

Comentarios