Analizan pruebas para dar con la camioneta de la Legislatura

Investigan si un ex chofer del legislador Gassenbauer tuvo vinculación con el caso. Peritan el celular del chofer detenido. El parlamentario dice que hace tres meses dejó de usar ese vehículo.

31 Jul 2019 Por Gustavo Rodríguez
1

LA ESQUINA DEL ROBO. La camoneta fue robada por desconocidos cuando estaba estacionada en Italia casi Rivadavia hace una semana. la gaceta / Foto de José Nuno FOTO ARCHIVO LA GACETA

“La Justicia no me pidió nada, pero estoy a disposición de ella para lo que considere necesario”, aseguró el legislador Guillermo Gassenbauer luego de que trascendiera que un empleado suyo podría estar vinculado al robo de la camioneta asignada a la Legislatura. Mientras el parlamentario rompía el silencio, los peritos analizaban los indicios que se reunieron hasta el momento para dar con los autores del hecho.

Hace ya ocho días que desconocidos sustrajeron una Toyota Hilux que había sido estacionada en Italia casi Rivadavia. Con el correr de los días se comprobó que los ladrones debían haber contado con una llave original o una copia para poder concretar el delito.

El chofer Ernesto Galván, que fue el último que la utilizó y que se encuentra detenido por estar sospechado de haber entregado el vehículo, negó la acusación en su contra y dijo que antes de que él la usara, el vehículo estaba en poder de los empleados de Gassenbauer.

“Hace más de tres meses dejé de contar con esa camioneta. Me la habían asignado por mi rol como vicepresidente de la Legislatura. Pero el vicegobernador (Osvaldo) Jaldo me solicitó que la entregara y así lo hice”, aclaró el parlamentario.

El legislador reconoció que la camioneta no era conducida por un chofer del Poder Legislativo, como Galván, que trabajaba a las órdenes de la funcionaria legislativa Cristina Robles Ávalos. “Era un empleado de la Dirección Provincial de Vialidad que estaba adscripto a mi oficina. Lo conozco desde que comencé en la función pública porque era chofer de la Gobernación. Trabajó unos 15 años allí con distintos funcionarios de la Casa de Gobierno y después me acompañó en mi gestión en la Legislatura”, detalló.

“Tengo la certeza de que es una persona de bien. En este tiempo jamás tuvo incidentes de algún tipo. Era un empleado muy correcto en el trato. Tengo entendido que después de que prestó servicios (en mi equipo) volvió a trabajar a Vialidad”, concluyó.

Ayer se inició una pericia clave en el caso. Con autorización judicial, y con la presencia de todas las partes, se comenzó a analizar el teléfono que se le secuestró a Galván el viernes por la noche. Los investigadores van a revisar las conversaciones que mantuvo y los mensajes que envió antes de que se cometiera el delito.

Mientras tanto, un equipo de investigadores continúa analizando las imágenes tomadas por cámaras de seguridad (públicas y privadas) para observar si pueden identificar a las personas que sustrajeron la Hilux. También quieren saber si hubo algún movimiento extraño en el recorrido que realizó Galván cuando trasladaba a la funcionaria.

Comentarios