San Jorge: crónica de una tarde inolvidable

El estadio “Ángel Pascual Sáez” fue escenario de una verdadera fiesta deportiva por la clasificación del “Expreso Verde” para las finales de la Reválida.

04 Jun 2019 Por Miguel Eduardo Décima

Ni la derrota del domingo ante Defensores de Belgrano de Villa Ramallo pudo atenuar la satisfacción que invadió a los aficionados tucumanos que estuvieron en el estadio “Ángel Pascual Sáez” por la histórica clasificación de San Jorge para las finales de la Reválida del Federal A. En dos cruces, a partir del domingo 16, el “Expreso Verde” empezará a definir cuál será el equipo que acompañará a Estudiantes de Río Cuarto a la Primera B Nacional.

No descubrimos nada si afirmamos que gran parte de quienes estuvieron el domingo en el estadio de San Andrés, no tenían su corazoncito con los colores de la camiseta de San Jorge, pero es indudable que, con el correr de la competencia del Federal A, el “Expreso” fue ganando adhesiones al punto de que los tendidos del predio se vieron colmados como nunca había ocurrido desde su inauguración hace dos temporadas.

La familia es lo primero

Como era de esperar, gran parte de la familia del cuerpo técnico y los jugadores dijeron presente, dándole un colorido muy especial a la tarde. Una de las presentes fue Patricia Castro, la esposa de Alejandro Batalla -ayudante de campo del técnico Víctor Nazareno Godoy-, quien vive en Las Palmas, una localidad chaqueña ubicada a 80 kilómetros al norte de Resistencia. “Por nada del mundo me iba a perder este partido que significaba tanto para Alejandro. En cada encuentro que San Jorge jugó de local o que lo hacía cerca de mi casa en Las Palmas, me tomaba el micro y estaba junto a mi esposo”, dijo quien prometió regresar el 16 de este mes para vivir la primera final con Alvarado. Patricia vivió la derrota del “Expreso” junto a Giselle e Inés, esposas del volante Alejandro Pérez y del técnico Godoy, respectivamente.

Ramón Palavecino, que sigue al “Expreso” desde sus comienzos futbolísticos, vive con una enorme satisfacción este momento. “Esto es histórico para un grupo de muchachos a quienes nadie les creía que podían estar en estas instancias. Hasta los más desconfiados están convencidos ahora. Y por más que hayamos perdido, nada puede empañar la alegría por haber alcanzado la final”, agregó.

Sobre el cruce con los marplatenses, Palavecino señaló: “tenemos que ser conscientes de que nos vamos a enfrentar con un equipo poderoso, no sólo en lo deportivo, sino también con mucho peso en el Consejo Federal. Pero tengo mucha confianza en que la humildad que el grupo expuso para llegar hasta acá nos haga concretar lo que hasta hace un año parecía un sueño de unos cuantos locos: el ascenso a la B Nacional. Esto es fútbol y cualquier cosa puede pasar”, manifestó.

Agradecimiento

Gastón Sáez, titular de la entidad de San Andrés, quiso agradecer el apoyo que está recibiendo de la afición tucumana.

“Este paso que dio el equipo es algo que no olvidaré jamás. Cuando empezamos la temporada, la idea prioritaria era mantener la categoría, pero en la medida que fueron transcurriendo las fechas, fuimos subiendo la vara y poniéndonos un objetivo más alto. Nos propusimos pasar de ronda y ahora vamos por el ascenso. Es algo histórico, que nos llena de satisfacción por haber apostado a un grupo compuesto en su mayoría por jugadores tucumanos, que demostraron que cuando hay esfuerzo y humildad, cualquier proyecto puede llevarse adelante”, señaló el máximo directivo del “Expreso”.

Los 12 días de espera hasta que comience la serie que definirá el segundo ascenso servirán para que el “Expreso Verde” recargue baterías. Las necesitará para afrontar la final más importante su historia.

Comentarios