Macri y Bolsonaro ratificaron su relación comercial y geopolítica

Los presidentes se comprometieron a modernizar el Mercosur.

17 Ene 2019
1

SINTONÍA. Macri y Bolsonaro no disimularon su satisfacción por los buenos resultados de la primera reunión bilateral. REUTERS

Mauricio Macri y Jair Bolsonaro se reunieron en Brasilia para relanzar la relación comercial de la Argentina y Brasil. Ayer los presidentes de las dos economías más grandes de América del Sur dieron una declaración conjunta ante la prensa. Allí coincidieron en la necesidad de modernizar y abrir al mundo el Mercosur.

Al comienzo de su discurso, Macri destacó la necesidad de una relación estratégica. “La interdependencia de nuestras economías hace que cuando a uno le va bien al otro también le vaya bien”, explicó. “Brasil es el primer socio comercial de Argentina; Argentina, el tercero de Brasil y uno de los destinos más importantes de sus productos manufacturados”, apuntó.

Sin embargo, Paulo Guedes, el superministro de Economía del nuevo Gabinete, había advertido en octubre que ni la Argentina ni el Mercosur iban a ser una prioridad en su gestión. En cambio, ayer Bolsonaro opinó que es importante y urgente perfeccionar el bloque y proponer una nueva agenda de trabajo hacia adentro y hacia afuera. “En el plano interno, el Mercosur precisa valorizar su tradición original: apertura comercial, reducción de barreras y eliminación de burocracias. En el frente externo, tenemos que crear nuevas oportunidades de comercio e inversión para generar prosperidad y bienestar en nuestros países”, detalló.

Hacia afuera del bloque, Macri anunció que él y Bolsonaro habían acordado agilizar y terminar la negociación con la Unión Europea. “Conversamos también sobre la necesidad de modernizar el Mercosur y avanzar hacia una integración adaptada a los desafíos del siglo XXI y aproveche las oportunidades que el mundo ofrece”.

De esta manera, Macri vuelve a la Argentina con el compromiso brasileño de fortalecer y abrir el bloque económico. “Encontramos en el presidente Bolsonaro muchísimas coincidencias para desarrollar las economías de nuestros países, impulsar el Mercosur y abrirnos al mundo en serio”, destacó Macri, en declaraciones al diario La Nación, al dejar el Palacio de Itamaraty, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

En la declaración conjunta que publicaron ese ministerio y la Cancillería argentina, se anuncia la revisión del arancel externo común del Mercosur, el impuesto de entre 0 y 20 % que paga cada mercancía al ingresar al bloque por las fronteras de cualquiera de sus Estados partes. El carácter común del arancel impone restricciones a la capacidad de un país para fijar su política comercial.

Entretanto, el ministro de Hacienda argentino, Nicolás Dujovne, se reunió con Guedes, su par brasileño. Una fuente de la cartera de Hacienda le comentó a Télam que los funcionarios acordaron trabajar en busca de la solidez de ambos países en materia macroeconómica, con mejores resultados fiscales. “Ambos lados están interesados en fortalecerse. La Argentina depende del crecimiento de Brasil para exportar más y Brasil tiene en la Argentina uno de los destinos más importantes de sus productos manufacturados”, le explicó al diario El País José Augusto Castro, presidente de la Asociación de Comercio Exterior de Brasil.

Además de los del área económica, las cancillerías de los dos países destacaron otros temas prioritarios de la agenda bilateral: por ejemplo, el perfeccionamiento de los instrumentos de cooperación jurídica transnacional (se firmó un tratado de extradición), la seguridad interna y regional, la colaboración tecnológica y la preparación conjunta de las Fuerzas Armadas. Una de las reuniones de alto nivel fue la del ministro argentino de Defensa, Oscar Aguad, con el general Fernando Azevedo, su par brasileño. “Hablamos de la frontera norte, ciberdefensa, industria y operaciones de paz”, narró Aguad. El papel de las Fuerzas Armadas en el Gobierno de Bolsonaro es protagónico.

Un cambio de verdad

La cumbre bilateral no se redujo a las negociaciones comerciales. En un tono más político, Macri sostuvo que él y Bolsonaro fueron electos porque los argentinos y los brasileños quieren un cambio de verdad.

“Nuestros pueblos nos han elegido porque quieren Gobiernos que lleven a nuestras sociedades hacia adelante y respeten los valores centrales de la democracia, la libertad y la cultura del trabajo”, argumentó.

En la misma línea, Bolsonaro consideró que la reunión fue una prueba de la convergencia de posiciones y la identidad de valores de los dos Gobiernos. “Las conversaciones de hoy con el presidente Macri refuerzan mi convicción de que la relación entre Brasil y la Argentina seguirá avanzando en el rumbo cierto: el de la democracia, la libertad, la seguridad y el desarrollo”, pronosticó. (Télam/Infobae/iProfesional/Clarin/La Nación)

Comentarios