Manzur ordena la compra de armas y chalecos y quiere convertir vigías en policías municipales

A través de un DNU, la Provincia decidió comprar equipamiento de origen israelí por U$S8,5 millones. Se enviaron a la Legislatura dos proyectos para combatir la inseguridad: la creación de la Policía Municipal de Prevención Local y una flexibilización del protocolo de procedimiento de fuerza provincial.

19 Dic 2018 Por Martín Soto
1

CONTRA LA INSEGURIDAD. El gobernador anunció que dotará de equipamiento y de herramientas legales a la Policía para combatir el delito en la provincia. twitter @OsvaldoJaldo

Una inversión de U$S 8,5 millones; 4.000 chalecos antibalas; 4.000 pistolas 9 milímetros; 100 escopetas; 50 fusiles de asalto; 20 lanzagranadas; y 700 vigías que se capacitarán para convertirse en policías municipales. Esas son algunas de las medidas anunciadas por el Poder Ejecutivo (PE) para intentar cambiar la dura situación de inseguridad que se vive en la provincia. “Son ellos o nosotros. Son nuestras familias, tenemos que cuidarlas, no las podemos dejar indefensas ante el delito”, expresó el gobernador Juan Manzur, en un encendido discurso.

El Teatro Mercedes Sosa se transformó ayer en un enorme destacamento policial: dos docenas de patrulleros se apostaron en las puertas de acceso y cerca de un millar de efectivos policiales ocuparon las cientos butacas del anfiteatro. En el escenario, la plana mayor de la Policía y las autoridades del Ministerio de Seguridad acompañaron al mandatario a su vice, Osvaldo Jaldo, mientras descargaban los anuncios para tratar de extirpar el quiste que alarma a los tucumanos: la inseguridad.

Con el Gabinete completo y algunos intendentes en la primera fila, Manzur comunicó que adquirió, mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), armamento de origen israelí, de última tecnología, para dotar a la Policía y a los cuerpos especiales (se informa aparte). En total son U$S 8,5 millones invertidos en equipos que serán entregados en mayo, de acuerdo al anexo del DNU 2/7 (MS) que cuenta con las firmas de los ministros Eduardo Garvich (Economía); Juan Luis Fernández (Producción); Claudio Maley (Seguridad); Juan Pablo Lichtmajer (Educación); Regino Amado (Gobierno y Justicia); Gabriel Yedlin (Desarrollo Social); Miguel Acevedo (Interior) y Rossana Chahla (Salud).

“Queremos darle todas las herramientas a la Policía para que pueda cumplir. A veces los delincuentes tienen mejores armas que la Policía; esto cambió. La Policía va a estar equipada como las mejores del mundo, con equipamiento de ultimísima tecnología para el cuidado de las familias tucumanas. Los tucumanos queremos vivir más tranquilos, más seguros”, expresó el mandatario.

Maley detalló que algunos de los equipos que se comprarán son pistolas Jericho 9 mm, chalecos blindados RB3 y detectores de calor, que pueden ser usados en derrumbes, durante un secuestro o en el acceso a una vivienda. “Es armamento de alta competitividad en el mercado y de uso en las fuerzas de primer mundo; es una decisión de Manzur de actuar contra las organizaciones delictivas, el narcotráfico y el robo de vehículos. Buscamos mayor intervención en respuesta al ciudadano”, dijo el ministro ante la prensa.

Policía municipal

Conforme a la Ley de Emergencia de Seguridad Pública que rige en la Provincia (Ley N° 9.057), las autoridades del PE también informaron que enviaron un proyecto a la Legislatura para crear la Policía Municipal de Prevención Local. A través de la norma, que lleva las firmas de Manzur y de Maley, y que será debatida el viernes, se busca reglamentar y transformar a unos 700 vigías en policías municipales, a través formación en seguridad. “Si es necesario, estos vigías, una vez formados y capacitados, no sólo van a trabajar en la persuasión, sino también en la defensa. Y, si es necesario, van a ser habilitados por ley para usar armas de fuego para cuidar a su gente”, aseguró Manzur en su discurso con un gesto adusto, y lo subrayó en rueda de prensa.

De igual manera se expresó el vicegobernador. “Vamos a reglamentar los vigías que hoy muchos intendentes han ido implementado en los municipios. Prepararlos y, luego de la capacitación, también -si es necesario- dotarlos de armas de fuego para que puedan tomar acciones preventivas, pero también defender de los delincuentes y de los narcos la vida de los tucumanos”, dijo el tranqueño.

Reglamento flexible

En la presentación también se anunció que el gobernador firmó un proyecto de ley que brinda mayores atribuciones a los policías para desactivar y neutralizar situaciones delictivas.

El ministro Maley celebró el respaldo a la iniciativa, que será tratada en la Cámara, junto a un paquete de medidas de seguridad. “Es más severo, directo y la intervención es inmediata. Es no dejarle al delincuente pensar o reaccionar en tiempo que a veces esperamos”, indicó. Y agregó: “debemos preservar la vida, aun del delincuente, para presentarlo a la Justicia. Además de armas, vamos a incorporar elementos no letales que permitan a la neutralización del delincuente, como postas de goma y elementos eléctricos, cosa de neutralizar la acción sin dañar a las personas”.

“Una policía en la calle”

Al respecto, Jaldo diferenció el proyecto con el reglamento elaborado por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, para la flexibilización del uso de armas de fuego por fuerzas federales. “Nada que ver. No lo conozco (al proyecto) en profundidad. Le queremos dar mayor protección a nuestra Policía, flexibilizar el reglamento; la decisión es tener una Policía preparada para realizar todas las acciones preventivas que sean necesarias, pero también una Policía que tenga normas legales para poder defenderse. Queremos una Policía en la calle, en cada una de las ciudades, cuidando a cada uno de los tucumanos”, dijo el vicegobernador después del acto.

Según los datos publicados por LA GACETA, en lo que va del año se produjeron más de 120 homicidios en la provincia.

Comentarios