Caso Snopek-Marti Coll: intentarán mediar entre el abogado tucumano y la futura primera dama jujeña

Los camaristas Rojas y Valderrábano de Casas citaron a una audiencia a la ex pareja. El tribunal mantiene bloqueada la inscripción del divorcio dispuesto por los Tribunales de Jujuy. El objetivo: que haya arreglo.

22 Nov 2018 Por Irene Benito
1

BODA PROGRAMADA. El gobernador, Gerardo Morales, y Tulia Snopek quieren casarse el 15 de diciembre. TWITTER @MoralesGerardo1

La Cámara de Familia y Sucesiones de San Miguel de Tucumán intentará pacificar un conflicto privado con altísimas repercusiones institucionales y políticas en la región. En aras de que los abogados Tulia Snopek, pareja del gobernador Gerardo Morales (UCR-Cambiemos), y Carlos Marti Coll puedan arreglar sus diferencias “cara a cara”, los camaristas Hugo Rojas y Ester Valderrábano de Casas fijaron una audiencia para el 7 de diciembre próximo a las 10 de la mañana. Las partes aún están casadas en los papeles puesto que, en forma previa, los vocales habían bloqueado la inscripción del divorcio dictado en Jujuy en atención a los planteos de incompetencia del tucumano Marti Coll.

“Convocamos la audiencia en virtud del artículo 38 del Código Procesal Civil y Comercial de Tucumán que autoriza a los jueces a procurar que los litigantes pongan término a sus diferencias por medio de avenimientos amigables, a cuyos efectos podrán citarlos en cualquier estado de la causa y proponerles bases de arreglo”, dispusieron Rojas, que firmó el llamado antes de salir de licencia compensatoria hasta el 5 de diciembre, y Valderrábano de Casas. Los magistrados recordaron que el artículo 706 del Código Civil y Comercial de la Nación había establecido que el proceso de familia debía ajustarse a los principios de buena fe, oficiosidad, tutela judicial efectiva, inmediación, lealtad procesal, oralidad, etcétera.

Rojas y Valderrábano de Casas expresaron que estas disposiciones debían ser aplicadas para garantizar el acceso a la justicia y la resolución pacífica de los conflictos.

El diálogo propiciado por la Cámara de Familia de esta ciudad podría destrabar la serie de litigios que mantienen las partes, que incluye una causa penal por la supuesta retención indebida de una camioneta Audi Q3 que Tulia Snopek atribuyó a su aún marido. Ese expediente trascendió en agosto, cuando el senador justicialista y hermano de la futura primera dama, Guillermo Snopek (h), lo citó en el Senado como ejemplo de cómo Morales usaba la Justicia para sus fines particulares. En octubre, Facundo Maggio, juez de Instrucción en lo Penal Nº2 de San Miguel de Tucumán, se declaró competente en el caso y solicitó la remisión de las actuaciones a su par jujeño Isidoro Cruz, pero este ratificó que el proceso debe seguir en su órbita. Acto seguido, el fiscal Aldo Lozano solicitó el juzgamiento de Marti Coll, a quien acusó de haberse quedado con el vehículo de la pareja de Morales, pese a que el imputado alegó que la denunciante se lo había vendido a una empresa de su familia. El abogado tucumano, que llegó a estar prófugo, sostiene que el mandatario orquestó la causa “para apretarlo” y obligarlo a abandonar sus reclamos económicos. “Cruz ya tiene escrita mi condena, que será certificada por la sobrina de Morales (la funcionaria judicial Lucía Fabiana Morales). No abrigo esperanzas de encontrar justicia en Jujuy”, dijo la semana pasada.

Las desavenencias en cuanto a los bienes y a las reivindicaciones “extrapatrimoniales” fueron determinantes para que el 7 de noviembre los camaristas Rojas y Valderrábano de Casas impidieran en forma cautelar la anotación del divorcio en el Registro Civil de Tucumán, luego de que la jueza Claudia López la autorizara. En esa medida precautoria singular, los jueces recordaron que estaba controvertida la competencia de la Justicia jujeña (también en la faz civil) y que consentir la registración pretendida implicaría consolidar la capacidad de esa jurisdicción para resolver las disputas vinculadas a la disolución del matrimonio Snopek-Marti Coll.

Desvíos y virulencia

Los cónyuges iniciaron tres juicios de divorcio distintos, dos en Tucumán y uno en Jujuy. El primero comenzó en marzo a instancias de la futura primera dama, quien luego se arrepintió y se fue a pleitear en su provincia, donde logró una sentencia favorable 38 días después de presentar la demanda: la inscripción de esta resolución, que incluso tiene la confirmación del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy, fue detenida por los camaristas Rojas y Valderrábano de Casas. En abril, Marti Coll solicitó el divorcio en Tucumán. El proceso con mayor contenido patrimonial es este último: en ese litigio, el abogado tucumano reclama su parte sobre U$S 600.000 atesorados en una caja de seguridad a nombre de Snopek. El letrado también declaró la existencia de la sociedad Migrema y de una camioneta BMW X4. En el juicio radicado en Jujuy, Tulia Snopek informó que sólo tenían en común ese vehículo, pero añadió que, como Marti Coll le debía dinero, el rodado debía serle adjudicado. “No había nada más: no tienen otros bienes”, afirmó en agosto Nivea del Valle Adera, abogada de la pareja de Morales.

La emisión de la medida cautelar que en los hechos impide el casamiento civil del gobernador con Tulia Snopek agravó el enfrentamiento. Gabriela Saade, abogada de la futura primera dama jujeña, solicitó a los camaristas Rojas y Valderrábano de Casas que den marcha atrás con el argumento de que la cautelar es empleada con fines extorsivos y busca el reconocimiento de eventuales ventajas patrimoniales que, de otro modo, serían inalcanzables. “Dicen que en Jujuy ‘se hacen cosas’, pero, ¿qué pasa en Tucumán?”, interrogó luego Luis Conde, otro abogado de Tulia Snopek. Conde apuntó contra René Goane (h), socio de Marti Coll, y dijo que este hacía valer su condición de hijo del vocal decano homónimo de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán para beneficiar al todavía marido de su clienta con “una cautelar express”.

La audiencia en la Cámara de Familia y Sucesiones podría ser la última oportunidad para que las partes encarrilen un caso de interés público en el Norte por la virulencia de las acusaciones cruzadas sobre delitos y desviaciones institucionales. Si bien los jueces citaron a Tulia Snopek y a Marti Coll en forma personal, junto a sus respectivos letrados, es posible que ambos o alguno de ellos se niegue a asistir, o que el encuentro finalice sin avances. Un eventual arreglo, que luce difícil a esta altura, podría permitir que el gobernador Morales y su pareja otorguen efectos jurídicos plenos a la boda programada para el 15 de diciembre próximo en Huacalera, con el presidente Mauricio Macri como invitado especial.

Esta nota fue anteriormente contenido premium, sólo accesible por usuarios registrados.

Comentarios