El juez Maggio reclamó la remisión del caso Snopek-Marti Coll apoyado en dos dictámenes

“Las partes no pueden elegir al tribunal competente”, aseguró.

15 Nov 2018
1

El juez Facundo Maggio. LA GACETA / JORGE OLMOS SGROSSO

Para el juez de Instrucción en lo Penal Nº2 de esta ciudad, Facundo Maggio, no caben dudas de que el presunto hecho ilícito denunciado en la Justicia de Jujuy por Tulia Snopek, pareja del gobernador Gerardo Morales (UCR-Cambiemos), debe ser investigado y esclarecido en los Tribunales tucumanos. Con la finalidad de tomar el control sobre ese proceso contra el abogado Carlos Marti Coll, el 5 de octubre Maggio emitió un exhorto al juez jujeño Isidoro Cruz, que, lejos de remitir el expediente a Tucumán, ratificó su competencia el 22 de octubre (se informa por separado). La disputa por este caso -conectado a pleitos civiles- con altísimas repercusiones públicas desató una tensión institucional sin precedentes entre los poderes judiciales de las provincias norteñas (se informa por separado).

“Las partes no pueden elegir al tribunal competente así como un juez no puede arrogarse la competencia (en una causa penal) por decisión de una de las partes”, manifestó Maggio. En esa resolución consta que los fiscales Adriana Giannoni y Pedro Gallo (h) dictaminaron que la Justicia de Tucumán debía investigar el caso. Maggio recordó que la cuestión de la competencia estaba ligada a la garantía constitucional del juez natural al igual que Hugo Rojas y Ester Valderrábano, los camaristas locales de Familia que bloquearon la inscripción de la sentencia de divorcio dictada en Jujuy, que en los hechos impide el enlace de Morales y Snopek programado para el 15 de diciembre. “Este principio persigue la posibilidad de favorecer la defensa en juicio, la economía procesal, la tutela judicial efectiva y el debido proceso”, añadió.

Maggio manifestó que los elementos recopilados lo llevaban a considerar que el supuesto hecho ilícito que su todavía cónyuge había atribuido a Marti Coll, la retención indebida de una camioneta Audi Q3, habría ocurrido en Tucumán. “Aquí se encontraba el vehículo en circulación; aquí transcurría la vida común del matrimonio Snopek-Marti Coll, según dijo el apoderado de la abogada en la primera presentación del juicio de divorcio (luego desistió y se fue a pleitear en su provincia natal), y aquí también debía ser secuestrado el rodado, según la orden del Poder Judicial de Jujuy”, razonó. Como su par Cruz sostuvo lo contrario, el conflicto de competencia podría ser resuelto en la Corte de la Nación.

Comentarios