El ajuste económico que llevan al FMI busca achicar el déficit

El Gobierno de Macri anunciará hoy el cambio de rumbo y del gabinete, por la coyuntura.

03 Sep 2018
1

REUTERS

En plena crisis económica y de gobernabilidad, la gestión del presidente, Mauricio Macri, anunciará hoy el programa económico que le presentará al Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener una adelanto de dinero que frene la inestabilidad financiera.

La eliminación de más de una decena de ministerios del organigrama del Estado y el restablecimiento del cobro por derechos de exportación a diferentes productos agrícolas son las principales medidas que incluirá el plan que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, llevará el martes a Washington cuando se reúna con las autoridades del Fondo.

Macri mantuvo un sábado colmado de reuniones con referentes políticos y económicos del círculo de sus principales colaboradores. En el encuentro, además de definir las medidas económicas que presentará al FMI, el mandatario evaluó la posibilidad de hacer cambios en su gabinete.

Los funcionarios de Cambiemos difundieron el corrillo el fin de semana que el secretario de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, y el secretario de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui, dejarán el Gobierno. Una decisión que, de concretarse, es leída por los analistas políticos como un recorte en el poder del jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Las salidas de Quintana y Lopetegui le abrirían un lugar en el gabinete de Macri al economista Alfonso Prat-Gay, que entre diciembre de 2015 y de 2016 se desempeñó como ministro de Hacienda y Finanzas, hasta que Macri lo despidió.

Prat Gay, para un sector de la dirigencia oficial, retornaría al Gobierno como ministro de Relaciones Exteriores, hasta ahora ocupado por Jorge Faurie. Las medidas diseñadas durante el fin de semana serán oficializadas, dijeron fuentes de Gobierno, para poner fin a la incertidumbre sobre la marcha del Gobierno tras una semana en la que el dólar subió casi $ 10 su cotización.

El peor mes de Macri

El nuevo plan dispuesto por Macri y sus colaboradores tiene como objetivo lograr un nuevo adelanto de dinero, del crédito de U$S 50.000 millones que la Argentina acordó hace dos meses con el FMI, que le permita frenar la crisis financiera de los últimos días.

Agosto fue acaso el peor mes vivido por el Gobierno del centroderechista Macri desde que llegó al poder en diciembre de 2015. En 31 días el peso argentino se depreció un 33,4% y acumula una devaluación del 99,7% desde inicios de año.

Recién el viernes pasado la administración de Macri consiguió frenar el derrumbe del peso con una multimillonaria intervención en el mercado de divisas. Así, el dólar cerró una semana difícil para la economía argentina a $ 37,40, según la cotización del Banco Nación estatal, aunque en entidades privadas la cotización fue más alta.

Esa cotización representó un descenso del 2% frente al récord de $ 38,40 alcanzado el jueves, pese a que ese día el Banco Central de la República Argentina (BCRA) elevó los tipos de interés de un 45% a un 60% en un intento por sostener la divisa argentina.

En medio de la fuerte situación de inestabilidad la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, dio su respaldo y el del organismo a Macri, aunque estableció como condición revisar los alcances del programa que el Gobierno argentino había presentado en junio.

Esto implica, dijo Lagarde en un comunicado, que el Gobierno de Macri plantee nuevas medidas monetarias y fiscales para obtener un nuevo adelanto del crédito de 50.000 millones de dólares acordado hace poco más de dos meses.

El gabinete de Macri evaluó restablecer el cobro de derechos de exportación para el sector agrícola, que anunció su rechazo a la posible medida. “Ya se probó con las retenciones (impositivas) y lo que se logró fue un achicamiento del bolsillo de los productores, menos cosechas, menos hacienda y un incremento de la pobreza”, dijo el presidente de la poderosa Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina.

Argentina afronta un nuevo capítulo en su historial de crisis económica justo en el año que preside el Grupo de los Veinte (G20), el foro que agrupa a las principales naciones industrializadas, a otras emergentes y a la Unión Europea (UE).

Buenos Aires será sede el 30 de noviembre y el 1 de diciembre próximo de la Cumbre de Jefes de Estado del G20. Macri mismo busca dar señales de normalidad en el encuentro de mandatarios. Esta semana viajará a Mendoza para participar el jueves 6 en la reunión de ministros de Educación y de Empleo del Grupo de los Veinte (G20). Estos abordarán las oportunidades y desafíos del futuro del trabajo, una de las prioridades definidas para 2018 por la presidencia argentina del organismo. Y será el punto principal de una agenda de reuniones de los ministros y grupos de trabajo, y de actividades de los grupos Labour 20 (L20) y Business 20 (B20). (DPA)

Comentarios