Lo que dejó un domingo traumático para el macrismo

El oficialismo tuvo una reunión que se extendió durante casi todo el día.

03 Sep 2018
1

Nicolás Dujovne.

Las idas y vueltas de Dujovne

Ni ganador ni perdedor. Nicolás Dujovne fue el hombre del fin de semana porque, en estos días, se fue y retornó a la conducción del Ministerio de Hacienda. Según trascendió, el actual ministro puso su dimisión dos veces a disposición del presidente Mauricio Macri, incluso antes de que surgiera la posibilidad de que Carlos Melconian lo sucediera.

Melconian, a medio camino

El ex presidente del Banco Nación fue el elegido para esta etapa traumática de la gestión. Para mostrar gestos al economista, el entorno presidencial “sacrificó” a los dos vicejefes de gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui. Pero Macri no quiso desprenderse de su jefe de Gabinete, Marcos Peña. Melconian redobló la apuesta y solicitó que su socio en Macroview Rodolfo Santangelo lo acompañe como presidente del Banco Central. Macri tampoco estuvo dispuesto a dejar ese espacio que hoy está en manos de su otra espada: Luis Caputo.

Prat-gay, siempre listo

El ex ministro de Finanzas Alfonso Prat-Gay está a un paso de retornar al gabinete macrista. Pero no como superministro de Economía, sino como Canciller, en reemplazo de Jorge Faurie. El Presidente necesita en ese puesto otro perfil, particularmente pensando en su relación con los mercados y la imagen del economista contribuiría en ese aspecto, ya que tiene aceitados contactos con la banca internacional. Además, es un hombre con buena reputación en varios países del G-20.

Frigerio, el dialoguista

Rogelio Frigerio fue otro de los hombres que salió fortalecido en las nerviosas reuniones del fin de semana. El ministro del Interior viene preparando el terreno para alcanzar apoyo de los gobernadores para el presupuesto 2019, que contendrá el ajuste en el gasto público. Fue mencionado, además, como posible jefe de Gabinete.

Pilotos de tormenta

Carolina Stanley (Desarrollo Social), Alejandro Finocchiaro (Educación) y Dante Sica (Producción) fueron los ministros que pudieron resistir a la tormenta de rumores que azotó el país este fin de semana. Hasta ayer, Germán Garavano seguía al frente del Ministerio de Justicia, pero anoche trascendió que esa área sería absorbida por la cartera de Seguridad, hoy en manos de Patricia Bullrich, otra de las funcionarias fortalecidas tras el terremoto en Olivos.

Los que quedaron debilitados

La degradación de funciones no le gusta a ninguno de los miembros del gabinete de Macri que quedaron en la picota. Particularmente, Lino Barañao (Ciencia y Técnica) y Luis Miguel Etchevehere (Agroindustria) no estarían dispuestos a continuar en esas condiciones dentro del organigrama del Poder Ejecutivo.

Comentarios