La incertidumbre se apoderó de los ahorristas y el dólar se disparó hasta alcanzar los $ 30

En la semana, el billete minorista escaló 6,4% y culminó ayer en $29,85 impulsado por un contexto desfavorable interno y externo. El efecto contagio del derrumbe de los mercados internacionales se sumó al escándalo de los cuadernos.

11 Ago 2018
1

SIN TECHO. La moneda norteamericana tuvo ayer una jornada frenética, en la que la volatilidad y la incertidumbre prevalecieron entre los ahorristas. archivo

La tregua cambiaria llegó a su fin. Al término de una semana con subas moderadas, el dólar volvió a despertarse fuertemente ayer y llegó a los $ 30 en algunos bancos, como consecuencia de la desconfianza económica y un combo de noticias propias y ajenas. Finalmente, el dólar minorista cerró la jornada en $ 29,85.

Es que la convulsión tanto del mercado interno por la causa de los cuadernos que relatan sobornos en el que están involucrados políticos y empresarios, como también del externo, donde se registra una elevada volatilidad por el conflicto comercial entre Estados Unidos y China, genera que los inversores refugien sus capitales en la moneda norteamericana y salgan de las plazas emergentes, según detalló iProfesional.

A nivel doméstico, la volatilidad e incertidumbre de los ahorristas y empresas se reflejó nuevamente este viernes por fuertes órdenes de compra que no encontraron un equilibrio y respaldo en la punta vendedora, por la escasa oferta.

Igualmente, el volumen total operado durante la rueda fue muy bajo ya que, más allá de que aumentó un 18% respecto del jueves, alcanzó los US$ 559 millones. Una cifra que representa prácticamente la mitad del monto negociado la vez anterior que el billete estadounidense tocó su nivel más elevado, a fines de junio.

A ello se le sumó las noticias desalentadoras de las plazas emergentes, y el dato negativo para la City que el riesgo país argentino superó los 700 puntos por primera vez en tres años. En este contexto, en el mercado mayorista el billete cerró a $ 29,25, un aumento de más de 4% ($ 1,1) respecto a la rueda previa, y así tocó un nuevo máximo histórico.

Este incremento de la jornada se suma a los 46 centavos que escaló la divisa el jueves, y en toda la semana el billete estadounidense trepó más de dos pesos, es decir, alrededor del 7%.

El récord anterior lo había registrado el pasado 29 de junio, cuando cotizó a $ 28,85. Y ayer se ubicó 1,4% (40 centavos) por encima de ese nivel.

En la subasta diaria del Banco Central, como ocurrió en el resto de la semana, ayer se adjudicaron U$S 50 millones a un precio promedio de corte de $ 29.

Cabe recordar que durante julio el monto colocado por el Gobierno por rueda fue de U$S 100 millones, y a mitad de semana pasada bajó a U$S 75 millones. Es decir, desde el segmento oficial hay una menor oferta de divisas, aspecto que sumado a la falta de inyección genuina de dólares repercutió en un mayor salto en el precio del tipo de cambio cuando la demanda es mayor. “A las incertidumbres locales se está sumando un desfavorable clima sobre los emergentes, que están enfrentando una ola de salida de capitales y fuertes depreciaciones de sus monedas”, señaló a LA GACETA Gustavo Ber del Estudio Ber.

Por otro lado, Sebastián Centurión de ABC Cambios acotó: “los niveles máximos a los que llegó el tipo de cambio generó sorpresa y que muchos importadores se decidan a esperar unos días para comprar billetes, a la espera de una mayor estabilización y que el precio refleje un valor más sincero. Lo positivo es que no estamos a fin de mes cuando hay mucha necesidad, por lo que ahora la demanda genuina es muy baja”.

En cuanto a los precios por cada entidad, la cotización al público en el Banco Nación, una de las más bajas, registró un alza de más de un peso para posicionarse a $ 28,70 para la compra.

Comentarios